publicidad

"Mamá, perdóneme por haberle fallado": el emotivo reencuentro entre un hondureño y su madre 10 años después

“Yo extrañaba mucho a Carlos, y luego con tantas cosas que uno oye, de que los matan, una se pone mal. Cuando él se fue era puro llorar y llorar", recuerda Doris. | Karlo Reyes

Carlos Roberto Mejía López tenía 16 años cuando salió de Río Chiquito en busca de una vida mejor. Su madre, Doris López, no sabía nada de él desde un año después de su partida. Ahora se volvieron a ver.
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
publicidad