publicidad
De acuerdo con los testimonios, el capitán sacó de su camarote un ordenador y otros objetos personales antes de abandonar el crucero.

Nuevos testimonios revelan que el capitán del Costa Concordia no estaba lúcido

Nuevos testimonios revelan que el capitán del Costa Concordia no estaba lúcido

Gianluca Marino, 'número dos' del equipo médico del Costa Concordia, hizo nuevas revelaciones sobre el naufragio.

De acuerdo con los testimonios, el capitán sacó de su camarote un ordena...
De acuerdo con los testimonios, el capitán sacó de su camarote un ordenador y otros objetos personales antes de abandonar el crucero.

Nunca coordinó el rescate

ROMA- Gianluca Marino Cosentino, 'número dos' del equipo médico del 'Costa Concordia', el crucero que naufragó en aguas italianas el pasado 13 de enero, realizó nuevas declaraciones en torno al actuar del capitán Francesco Schettino.

"Estamos vivos de milagro. Fue la Virgen quien nos salvó. Si el barco se hubiera hundido 10 metros más allá, ahora estaríamos todos muertos", aseguró.

El teniente de navío y segundo médico de a bordo indicó, en una entrevista al diario 'Il Mattino' y retomada por El Mundo en su portal electrónico, que el capitán del barco no estuvo a la altura de las circunstancias.

"El comandante no coordinó el rescate... Y lo peor es que le dio tiempo de sacar de su camarote un ordenador y otros objetos personales antes de abandonar el crucero", comentó Cosentino.

publicidad

"Como médico puedo decir que Schettino no me pareció estar lúcido", relata el médico. "Cuando estábamos evacuando a los supervivientes, todo el mundo le estaba buscando. El comandante de la policía municipal, el jefe de los Carabinieri, el alcalde... Todos buscaban a Schettino".

Suspenden búsqueda de cadáveres

El mismo día en que se conoce este nuevo testimonio sobre la tragedia del 'Concordia', las autoridades italianas anunciaron la suspensión de la búsqueda de cadáveres en la parte sumergida del barco.

De acuerdo con el cuerpo de bomberos y autoridades de la protección civil italiana, las amenazas para la seguridad de los buzos es lo que obligó a suspender las labores de búsqueda.

Pese a que se encuentra varado, el crucero continúa moviéndose lentamente, lo que podría afectar a la seguridad del personal implicado en los trabajos de rescate.

Cabe recordar que la cifra de víctimas mortales del naufragio hasta el momento es de 17, luego de que el pasado sábado los buzos encontraran el cadáver de la peruana Erika Soria Molina, de 26 años, quien trabajaba como camarera en el crucero. 

Aún no está claro cuánto durarán las labores para retirar el barco naufragado de la costa. Según el director de la operación, Franco Gabrielli, el 'Concordia' podría quedarse un año ante la costa de la Isla de Giglio.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad