publicidad

Atentado contra una marcha por la paz en Ankara deja decenas de muertos

Atentado contra una marcha por la paz en Ankara deja decenas de muertos

Al menos 30 personas han muerto y 126 han resultado heridos en el atentado perpetrado contra una marcha por la paz.

Momento de la explosión en Ankara Univision

Dos explosiones casi simultáneas, a todas luces causadas por terroristas suicidas, convirtieron este sábado una marcha por la paz en Turquía en un escenario de guerra en el centro de Ankara, con al menos 95 muertos y más de 240 heridos.

Un comunicado difundido por el Ministerio de Interior turco confirma que la masacre fue causada a las 07:04 GMT por dos explosiones.

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, ha suspendido durante tres días toda actividad de campaña electoral para las elecciones generales del próximo 1 de noviembre.

Ataque suicida

Davutoglu declaró que este acto probablemente fue obra de dos atacantes suicidas. "Existen pruebas claras que demuestran que este ataque fue perpetrado por dos kamikazes", afirmó ante la prensa Davutoglu.

Davutoglu no quiso atribuir la responsabilidad del suceso a una organización, en declaraciones a los medios.

"En la investigación se consideran todos los grupos terroristas", aseguró, y enumeró el Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), el grupo yihadista Estado Islámico (EI), la red terrorista Al Qaeda y los grupúsculos de la ultraizquierda turca.

"Este ataque no se dirige contra ningún grupo determinado ni contra ningún colectivo político. Es un ataque contra toda la nación", aseveró el primer ministro.

Además, anunció tres días de luto oficial tanto por las víctimas del atentado de Ankara como por los soldados y policías muertos en los ataques de la guerrilla kurda en los últimos días.

publicidad

"Después de entrevistarnos con el presidente (Recep Tayyip Erdogan), hemos decidido observar tres días de luto nacional por todos los ciudadanos y caídos por la patria que hayan perdido la vida en los atentados terroristas", dijo.

El primer ministro en funciones anunció esta medida al subrayar que las víctimas de Ankara de este sábado, cuando acudían a una marcha por la paz y la democracia, no son distintas a los uniformados caídos en los ataques de la guerrilla kurda.

Miles de personas se estaban congregando ante la estación de trenes de la capital turca, el lugar habitual para iniciar manifestaciones en esta ciudad.

En medio de cánticos, bailes y bromas en una soleada mañana de sábado dos potentes explosiones sucesivas desataron el pánico entre los congregados, incluidos numerosos periodistas.

La marcha había sido convocada por el Colegio de Ingenieros, el Colegio de Arquitectos, el sindicato de funcionarios KESK y el sindicato izquierdista DISK.

Sin embargo, la marcha contaba también con el apoyo de otros grupos, entre ellos las mayores asociaciones de prensa, que la respaldaban en protesta por recientes detenciones de periodistas.

Escenario de terror

Las detonaciones fueron tan fuertes que hicieron estallar las gruesas ventanas del edificio ferroviario y, en segundos, cientos de personas quedaban salpicadas por una lluvia de restos de cuerpos humanos.

De las dos bombas, una fue detonada en medio de un grupo de ciudadanos sin identificación política, y la otra, cercana a un punto donde ondeaban banderas y pancartas del HDP, el partido de la izquierda kurda, y de varias agrupaciones marxistas.

Las ambulancias empezaron a evacuar a los heridos, aunque ante la enorme cantidad de víctimas, muchas personas intentaron alejarse del lugar y acudir a un hospital por su propio pie, cubiertos de sangre o con el brazo roto.

Otros, mientras tanto, usaban las pancartas como camillas improvisadas o colocaban a los cadáveres en el césped y los rodeaban para vigilarlos hasta su traslado al hospital, ante la ausencia de las fuerzas de seguridad.

El horror se había apoderado de una multitud compuesta por estudiantes, jubilados, profesores, médicos, ingenieros, periodistas e incluso muchos pasajeros que al salir de la estación del tren se habían sumado a lo que entonces era una alegre marcha por la paz.

Momento de la explosión en Ankara Univision

La manifestación fue cancelada tras el atentado y han empezado las labores de identificación de las víctimas, cuyo número, se teme, puede seguir aumentando en las próximas horas.

Nadie se ha reivindicado hasta ahora la autoría del atentado, el más sangriento sucedido este año en el país eurasiático.

El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, condenó el atentado y lo ha comparado a los ataques de la guerrilla kurda contra soldados y policías turcos.

Calificó el atentado como un "abominable ataque contra la unidad y convivencia", pero agregó que "no se distingue en nada de los actos de terror contra ciudadanos inocentes, funcionarios, policías y soldados", en referencia a los ataques del ilegal Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK).

publicidad

"Estamos en contra de todo tipo de terror y de organización terrorista; debemos estar en contra todos unidos", declaró el presidente turco.

En cambio, el partido de la izquierda prokurda HDP ha subrayado la similitud de este atentado con la bomba colocada en un mitin de este partido en Diyarbakir, dos días antes de las elecciones del 7 de junio, y con la masacre de Suruç el 20 de julio.

En este atentado, un joven yihadista turco probablemente entrenado por el Estado Islámico (EI), se inmoló en una asamblea de activistas de la izquierda prokurda, provocando la muerte de 34 personas.

Después de este atentado, el PKK rompió su alto el fuego que mantenía desde hacía más de dos años.

Alto al fuego

Pero este sábado, poco tras el atentado de Ankara, la cúpula del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda, anunció que respetará un alto el fuego unilateral hasta la fecha de las elecciones en Turquía, el próximo 1 de noviembre.

El comunicado, difundido por la agencia kurda Firat, señala que sus militantes "suspenderán las acciones previstas" y " evitarán todo movimiento, salvo en defensa propia".

EEUU condena ataque y ofrece ayuda a Turquía

Estados Unidos condenó el "horrible" atentado y reafirmó su determinación de combatir el terrorismo junto a Turquía. También instó a todos los ciudadanos turcos a "comprometerse con la paz" y unirse contra el terror.

publicidad

"Estados Unidos condena en los términos más rotundos el horrible ataque terrorista de hoy en Ankara, Turquía", dijo el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ned Price, en un comunicado.

"El hecho de que este ataque ocurriera antes de una manifestación por la paz subraya la depravación de los que están detrás de él y es otro recordatorio de la necesidad de afrontar los retos de seguridad compartidos en la región", añadió Price.

El Gobierno estadounidense "ofrece sus más profundas condolencias a los familiares y seres queridos de las víctimas" y los heridos "de esta violencia sin sentido".

" Estados Unidos seguirá estando del lado del Gobierno turco y su pueblo a medida que luchamos juntos contra el flagelo del terrorismo. Lejos de disuadirnos en nuestros esfuerzos, estos horribles actos de violencia solo fortalecerán nuestra determinación", sostuvo Price.

Horas más tarde, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama telefoneó a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, para ofrecer sus condolencias por los "atroces ataques". 

Obama "expresó sus profundas condolencias personales por los muertos y heridos en estos atroces ataques", indicó la Casa Blanca en un comunicado.

También "afirmó que el pueblo estadounidense permanece en solidaridad con el pueblo de Turquía en la lucha contra el terrorismo y los retos de seguridad compartidos en la región", según el breve comunicado.

publicidad

El portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, condenó también el ataque y coincidió en subrayar la "determinación" estadounidense de trabajar con Turquía contra el terrorismo.

"A la luz de la continua violencia en Turquía y la región, es particularmente importante en este momento que todos los ciudadanos turcos se vuelvan a comprometer con la paz y se mantengan unidos contra el terror", aseguró Kirby.

En el mismo sentido se pronunció el Gobierno de México. " México reitera su rechazo al terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, al tiempo que transmite sus condolencias y solidaridad al pueblo y al Gobierno de la República de Turquía, así como a los familiares de las víctimas", dijo la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en un comunicado.

La Embajada de México, en contacto con el Ministerio de Asuntos Exteriores turco y con la Policía de Ankara, informó que hasta el momento no hay ningún mexicano afectado.

Por su parte, las autoridades brasileñas también manifestaron su "profunda consternación" a través de un comunicado.

Condenas internacionales

Las condenas internacionales por el atentado en Ankara se han sucedido.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, condenó el ataque y reiteró la unidad de los aliados de la Alianza Atlántica frente al terrorismo.

publicidad

"No puede haber ninguna justificación para un atentado tan horrendo contra personas que marchan por la paz", agregó el máximo responsable de la OTAN. "Todos los aliados de la OTAN permanecen unidos en la lucha contra el flagelo del terrorismo".

" Los turcos y todas las fuerzas políticas deben permanecer unidos contra los terroristas y contra todos aquellos que intentan desestabilizar al país, que enfrenta muchas amenazas", señalaron la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, y el comisario europeo de Política de Vecindad y Negociaciones de Ampliación, Johannes Hahn, en una declaración conjunta.

Rusia condenó enérgicamente el atentado e hizo un llamamiento a dejar de lado los intereses coyunturales para aunar esfuerzos en la lucha contra el terrorismo.

"La tragedia de Ankara ha vuelto a confirmar la prioridad superior de la lucha contra el terrorismo y sus numerosas estructuras en la región, y la necesidad de unir los esfuerzos de todos los socios, tanto de la región como de fuera de ella", recalcó la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Maria Zajárova.

A su vez, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, afirmó que el atentado es un "intento de desestabilizar la situación" en Turquía.

"Lo que ha ocurrido en Turquía, y aprovecho la ocasión para expresar mis condolencia al pueblo turco y al presidente de Turquía, es desde luego una insolente incursión terrorista (...) y un intento de desestabilizar la situación en un país amigo", dijo el jefe del Kremlin.

publicidad

Putin destacó que el ataque terrorista, que calificó de "clara provocación", se produjo en plena campaña electoral en Turquía.

El presidente francés, François Hollande, también condenó "el atentado terrorista abyecto" de Ankara y dio su pésame al pueblo turco.

En Berlín, el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, denunció un "ataque terrorista brutal contra manifestantes pacíficos".

La canciller alemana, Angela Merkel lamentó también los atentados "especialmente cobardes" de Ankara.

"Con gran tristeza y consternación he recibido la noticia de los presuntos atentados terroristas que han costado esta mañana en Ankara la vida a muchas personas. Quiero expresarle mis más profunda condolencia", reza la misiva.

"La mayoría de las víctimas sólo quería reunirse en una manifestación a favor de la mediación y en contra de la violencia. Atacarlos es un ataque directo contra la cohesión de la sociedad. Es un intento de intimidación, un intento de propagar el miedo", agrega.

El Gobierno griego se sumó y expresó su solidaridad con el pueblo turco.

"Profundas condolencias a las familias de las víctimas en Turquía", dijo el primer ministro, Alexis Tsipras, a través de Twitter.

 

publicidad

"Somos solidarios con nuestros vecinos, por la paz y la democracia", añadió.

En términos similares se expresó el ministro de Exteriores, Nikos Kotziás, quien, en un comunicado, afirmó que el Gobierno condena "inequívocamente los ataques terroristas mortales llevados a cabo esta mañana en Ankara".

"Expresamos nuestras profundas condolencias a las familias de las víctimas inocentes", agregó.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, condenó el "vil" atentado y expresó el afecto y solidaridad de España con el pueblo turco.

"Mi firme condena por el vil atentado en Ankara. El pueblo turco cuenta con el afecto y solidaridad de España. Juntos contra el terror", afirma Rajoy.

El tuit de Rajoy sigue al comunicado de condena del Ministerio español de Asuntos Exteriores, en el que también espera que los autores del atentado sean llevados ante la justicia a la mayor brevedad.

El Gobierno de Colombia condenó "la violencia terrorista" y expresó su "solidaridad con el pueblo y el Gobierno de Turquía". La Cancillería colombiana señaló a través de un comunicado que "en nombre del Gobierno de Colombia, manifiesta su solidaridad con el pueblo y el Gobierno de Turquía por el doble atentado terrorista" ocurrido en  Ankara.

publicidad

Por su parte, el gobierno de Venezuela  expresó "profundo repudio" ante el "crimen terrorista". 

"La República Bolivariana de Venezuela expresa su más profundo repudio ante este terrible crimen terrorista en la ciudad de  Ankara y hace un llamado a la comunidad internacional para prevenir y controlar el terrorismo sin dobles estándares", según un comunicado de la Cancillería.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad