null: nullpx

La DEA anuncia récord de muertes por sobredosis al tiempo que el cartel de 'El Chapo' mantiene su dominio

Las 63,632 muertes en Estados Unidos causadas por el abuso de sustancias ilícitas en 2016 superaron los decesos por armas de fuego, accidentes automovilísticos, suicidios y asesinatos. A la vez han subido los decomisos de narcóticos en la frontera y, en México, se ha incrementado la producción de heroína y metanfetamina.
2 Nov 2018 – 5:55 PM EDT

La Administración para el Control de las Drogas (DEA) ha elegido la fecha en que los mexicanos conmemoran el Día de Muertos para revelar una nueva cifra aterradora: en promedio 174 personas fallecieron cada día por sobredosis de narcóticos en Estados Unidos durante 2016. La agencia conecta ese récord fatal a la devastadora epidemia de opioides y la ambición de seis carteles mexicanos.

Para comparar el tremendo impacto de esta crisis de salud, el más reciente reporte de la DEA sobre narcotráfico y consumo de droga en EEUU expone que las 63,632 muertes causadas por el abuso de sustancias ilícitas ese año superaron los decesos por armas de fuego, accidentes automovilísticos, suicidios y asesinatos. Este panorama se ha observado desde 2011. Cada año el nuevo dato supera al anterior.

Solo los fallecimientos por consumo excesivo de heroína casi se duplicaron entre 2013 y 2016 debido a que cada vez más se mezcla con fentanilo y otros opioides sintéticos. En tanto, la elaboración de esa droga en México subió un 37% en 2017 comparado con un año anterior, advierte la DEA.

"La heroína disponible en EEUU se obtiene principalmente de México, donde el cultivo de amapola y la producción de heroína han aumentado significativamente en los últimos años", alerta el informe.

También los narcos mexicanos están detrás de la producción de grandes cantidades de metanfetamina que sus operadores y pandilleros venden a bajo costo en las calles de este país. Como resultado se han incrementado los decomisos de droga en la frontera con México, pasando de 8,900 libras incautadas en 2010 a casi 82,000 libras confiscadas en lo que va de 2018.

"El tráfico y el abuso de drogas ilícitas representan un grave peligro para nuestros ciudadanos y un desafío importante para nuestros sistemas policiales y de atención médica", advirtió Uttam Dhillon, administrador interino de la DEA, al revelar este reciente análisis.

La amenaza de los narcos mexicanos

Apoyados por células de distribución que almacenan y reparten droga desde las ciudades más grandes de EEUU, seis carteles mexicanos tienen presencia en este país.

De estos, sobresalen el de Sinaloa, cuyo jefe, Joaquín 'El Chapo' Guzmán, está a punto de enfrentar un mediático juicio en Nueva York, y el de Jalisco Nueva Generación (CJNG), designado hace unos días como una de las cinco amenazas más grandes que enfrenta Estados Unidos.

A pesar de que 'El Chapo' Guzmán se mantiene incomunicado en una prisión de Manhattan desde enero de 2016 y las batallas que le ha ido ganando el CJNG, su organización mantiene el control territorial mayoritario en EEUU, traficando grandes cantidades de metanfetamina, marihuana, cocaína, heroína y fentanilo desde sus centros de operación en Phoenix, Los Ángeles, Denver y Chicago.

Los puntos de acceso que domina este cartel van desde el mar californiano al oeste de Texas.

"El cartel de Sinaloa mantiene la huella más expansiva en Estados Unidos, mientras que la presencia nacional del Cartel Jalisco Nueva Generación se ha extendido significativamente en los últimos años", menciona la DEA.

La dependencia advierte que ninguna otra organización criminal del mundo "está actualmente posicionada" para desafiarlos en este país. Su poder está cimentado en pactos añejos con pandillas callejeras, carcelarias, de motociclistas y hasta con organizaciones supremacistas. Además, les ha servido el bajo perfil de sus operadores, que evitan los conflictos con sus competidores.

"Aunque los asesinatos relacionados con las drogas en México en 2017 superaron los niveles anteriores de violencia, los miembros de las organizaciones mexicanas de contrabando con sede en EEUU generalmente se abstienen de extender los conflictos entre los carteles", cita la DEA.

Los otros carteles traficantes mencionados en el reporte son el de Juárez, Los Zetas, el de los hermanos Beltrán Leyva y el del Golfo. La agencia antinarcóticos sacó de su lista negra a Los Caballeros Templarios, una escisión de la Familia Michoacana que ha sido debilitada por los embates del CJNG.

Este análisis se publica dos semanas después de que el Departamento de Justicia (DOJ) puso la mira sobre el Cartel Jalisco Nueva Generación, clasificándolo como "una de las cinco organizaciones criminales más peligrosas del mundo". Para combatirlo elevó la recompensa a 10 millones de dólares para lograr la captura de su líder, Nemesio Oseguera Cervantes, alias 'El Mencho'.

La DEA lo describe como uno de los carteles "de mayor crecimiento en México y EEUU". Ahora tiene presencia en el 75% del territorio mexicano, está en las ciudades fronterizas de Tijuana, Ciudad Juárez y Nuevo Laredo, y tiene centros de distribución de droga en Los Ángeles, Nueva York, Chicago y Atlanta.

"La rápida expansión de las actividades del narcotráfico por parte del CJNG se caracteriza por la disposición de la organización a participar en violentos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad del gobierno mexicano y los carteles rivales", señalan las autoridades.

San Diego, la frontera más activa

De acuerdo con la DEA, el creciente dominio del CJNG en EEUU está relacionado con su presencia en Tijuana, lo cual ha desatado una guerra con el cartel de 'El Chapo', dejando más de 1,600 muertos en esa ciudad en lo que va del año.

Por ese corredor fronterizo, ambas organizaciones han logrado meter los cargamentos que distribuyen en California y el resto de EEUU. La presencia de dos carteles tan poderosos se refleja en los decomisos que reporta la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) en ese sector.

No es coincidencia que las garitas de San Diego, California, sean las que más detectan heroína y fentanilo. En meses recientes, los contrabandistas han usado estudiantes, adolescentes, mujeres y hasta agentes del gobierno mexicano para cruzar narcóticos a través de los puertos de entrada.

En 2017, en esa zona incautaron unos 1,073 kilos de heroína, un aumento del 59% respecto a un año anterior. Mientras que el salto más grande se observó en el decomiso de fentanilo, subiendo un 135% en ese lapso, al pasar de 223 a 524 kilos confiscados.

"Alrededor del 85% del fentanilo incautado (447 kilos) que ingresó a Estados Unidos a través de la frontera sur pasaron a través de las garitas de San Diego en el año fiscal 2017", indica el reporte.

La DEA duda que ese panorama cambie en el corto plazo. "Ninguna otra organización criminal posee actualmente una infraestructura logística que pueda ser rival de los carteles mexicanos", advierte.


En fotos: ¿Cómo se llegó a una crisis de salud pública tan grande por los opioides en EEUU?

Loading
Cargando galería


Este es el arsenal decomisado en Oxnard al cártel de 'El Mencho'

Loading
Cargando galería
Publicidad