Narcotráfico

Un estudiante de 18 años, el líder de un grupo que traficaba droga por la frontera California-México

Las autoridades federales detectaron que un grupo de estudiantes de San Diego contrabandeó varios cargamentos de metanfetamina y fentanilo, algunos logrando burlar los filtros de seguridad varias veces. Su jefe era otro adolescente, quien era enlace de un cartel del narco.
9 May 2018 – 9:22 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Se llama Phillip Junior Webb, tiene 18 años y estudiaba en una preparatoria de San Diego, California. Según las autoridades, este joven reclutó a varios compañeros de clase para traficar droga de México hacia Estados Unidos, pagándoles cientos de dólares por cada cargamento.

Webb, quien residía en Tijuana y tiene la ciudadanía estadounidense, fue arrestado el pasado 4 de mayo en la garita de San Ysidro, cuando llevaba en la cajuela de su auto a dos indocumentados, uno mexicano y otro chino. “Hay personas atrás”, le dijo en español a un agente de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) que le preguntó en dos ocasiones si tenía algo que declarar.

La acusación federal señala que Web era el líder de una célula que formó reclutando a varios alumnos de las escuelas Castle Park, Chula Vista y MAAC de San Diego, a dos de las cuales asistió. Él se encargaba de llevar a las ‘mulitas’ a una casa en Tijuana para que les ocultaran bajo la ropa paquetes con fentanilo y metanfetamina, los acompañaba hasta las garitas de San Ysidro y Otay Mesa (ambas en San Diego), recibía la mercancía del otro lado de la frontera y les pagaba hasta 500 dólares por viaje.

No está claro para qué cartel colaboró Webb. La Fiscalía federal alega que el joven se inició en esta actividad criminal en julio de 2017 y continuó hasta su arresto la semana pasada.


Tan efectivo era su grupo que un adolescente, quien fue detenido en Otay Mesa el 1 de julio de 2017 con paquetes atados a sus piernas ocultando cerca de tres libras (1.32 kilos) de metanfetamina, declaró a los investigadores federales que traficó narcóticos en más de 20 ocasiones en solo dos meses, incluso dos veces al día, logrando burlar los estrictos filtros de seguridad de la CBP.

Este adolescente declaró que dos meses antes de su captura uno de sus compañeros de escuela le ofreció transportar droga hacia EEUU por una paga de 400 dólares. Indicó que aceptó porque “varios amigos” se dedicaban a eso y ninguno -hasta entonces- había sido descubierto por las autoridades.

“El joven aseguró que él entregaba la droga en San Diego, pero que la traficó a San Bernardino (a 120 millas de la frontera) unas cinco veces”, cita la acusación federal, señalando que el líder del grupo lo siguió de cerca en varios de sus cruces con narcóticos.

De alumnos a 'mulitas'

Durante los siguientes meses, agentes del CBP descubrieron que otros cuatro estudiantes de San Diego llevaban ocultos paquetes con droga. El 19 de septiembre de 2017, dos alumnos llevaban cerca de 6.5 libras (3 kilos) de metanfetamina sujetos a sus muslos cuando intentaban pasar por la garita de Otay Mesa. Ocho días después, un menor intentó cruzar con más de 4 libras (1.9 kilos) de dicha droga por San Ysidro. Y el 23 de octubre un muchacho llevaba un paquete con 2.6 libras (1.2 kilos) de fentanilo atado a su espalda baja.

Casi todos aseguraron que Webb les ofreció dinero a cambio de traer la droga y reconocieron que lo hicieron en varias ocasiones sin que los detectaran las autoridades.

“El menor aseguró que fue reclutado por su amigo (Webb) de la preparatoria Castle Park, quien le dijo que fuera a la plaza de Las Américas (cerca del cruce peatonal PedWest en San Ysidro) después de que cruzara con la droga. Dijo que fueron a un lugar desconocido en Tijuana y que él no quería continuar, pero que Webb le insistió”, señala la Fiscalía sobre el arresto ocurrido a finales de septiembre.

Este muchacho también contó que Webb le pagó en efectivo en el baño de la escuela. Registros de la CBP indican que este joven cruzó la frontera en múltiples ocasiones en agosto y septiembre de 2017.


Sobre el decomiso de fentanilo en octubre, el adolescente detenido afirmó que una amiga de la preparatoria Chula Vista le pidió que le hiciera un favor a un amigo, quien lo contactó en Facebook identificándose como ‘Anthony’. Pero alega que cuando no aceptó traficar droga este “lo amenazó y le dijo que sabía dónde vivía”. Las autoridades creen que se trataba de Webb.

Al menos 10 jóvenes de entre 15 y 19 años que intentaban cruzar la frontera con cargamentos de fentanilo, cocaína y metanfetamina han sido arrestados por agentes de la CBP en California desde enero. A las autoridades federales les preocupa dicha práctica por los riesgos mortales que existen manipulando el opioide. En ese período, nueve adolescentes más que llevaban droga debajo de su ropa fueron detenidos en garitas de Arizona y Texas.

Se han encendido las alertas porque solo 2 miligramos de fentanilo puro, equivalente a 32 granos de sal, representan una dosis letal.

“Estamos viendo una tendencia muy preocupante y queremos advertir a los padres y estudiantes de preparatoria”, dijo sobre estos casos el fiscal federal Adam L. Braverman. “Los carteles de la droga están reclutando a nuestros jóvenes para contrabandear drogas peligrosas por la frontera. Estamos yendo detrás de los reclutadores que explotan a estos niños”, agregó el funcionario.

El proyecto Justice in Mexico de la Universidad de San Diego elaboró un reporte en el cual alerta que el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que se ha apropiado de la mayor parte del contrabando de narcóticos en Tijuana y California, está usando a muchachas para que crucen la frontera varias veces por semana con cargamentos de droga ocultos en vehículos. Les llaman 'mulitas'.

El fentanilo: la potente droga que se propaga en EEUU

Loading
Cargando galería
Publicidad