null: nullpx
Donald Trump

Trump dice que despidió a su asesor de Seguridad Nacional, pero Bolton asegura que dimitió

El presidente anunció vía Twitter que los servicios de Bolton ya no son necesarios en la Casa Blanca y que estaba en desacuerdo con muchas de sus sugerencias. Inmediatamente después, el exasesor dio declaraciones en las que asegura que él le había presentado su renuncia al mandatario el día antes.
10 Sep 2019 – 12:14 PM EDT

El presidente Donald Trump anunció este martes el despido de su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, argumentando fuertes discrepancias. Se trata del tercer funcionario en dicho cargo que el mandatario decide sacar de su gabinete.

Bolton es considerado un conservador de línea dura y conocido por sus polémicas posiciones en política exterior, las que comparte como analista político.

"Anoche le informé a John Bolton que sus servicios ya no son necesarios en la Casa Blanca. Estoy muy en desacuerdo con muchas de sus sugerencias, al igual que otros en el gobierno, por lo que le pedí su renuncia, que me fue entregada esta mañana. Le agradezco mucho a John por su servicio. Designaré a un nuevo asesor de Seguridad Nacional la próxima semana", se lee en dos tuits del presidente.

El contexto de su salida está signado por los más recientes esfuerzos de Trump de suavizar su política exterior frente a enemigos tradicionales como Corea del Norte e incluso Irán, tras saberse que el presidente ha expresado interés de reunirse con su colega Hassan Rouhani.

El papel más destacado de Bolton en los últimos meses fue su gestión para intentar un cambio político en Venezuela, que comenzó con la cancelación de compras de petróleo de ese país sudamericano y el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino, desconociendo la autoridad de Nicolás Maduro.

Quizás la discrepancia más importante entre Trump y Bolton fue la decisión del primero de suspender un ataque aéreo a Irán en represalia por el derribo de un dron estadounidense. El otro punto de desacuerdo fue la decisión del presidente de reunirse con el líder norcoreano Kim John Un en la franja desmilitarizada entre las dos Coreas e incluso caminar a territorio norcoreano.

Bolton asegura que dimitió

El ahora exasesor indicó vía Twitter que fue él quien le presentó la renuncia al presidente la noche anterior. Según fuentes consultadas por la cadena CNN, ambos tuvieron un duro intercambio de palabras tras saberse que Trump estaba organizando un encuentro secreto con el Talibán esta semana en Camp David, iniciativa que luego fue cancelada.

"Le ofrecí mi renuncia anoche y el presidente dijo: 'Hablemos de eso mañana'", indica el tuit de Bolton. El diario The New York Times le consultó a Bolton su versión y este respondió: "Se la ofrecí (la renuncia) anoche sin que él me la pidiera", escribió. "Lo analicé y se la entregué esta mañana", añadió.

Medios estadounidenses también han reseñado durante las últimas semanas las crecientes diferencias entre Bolton y el secretario de Estado, Mike Pompeo, entre otras cosas por las críticas de este último a su inflexibilidad y línea dura, especialmente en las conversaciones con el Talibán para concretar un acuerdo de paz y un subsecuente retiro de tropas estadounidenses de Afganistán. El ahora exasesor de Seguridad Nacional siempre señaló que ese grupo afgano no ha sido confiable nunca.

Reacciones

"Eso no deja muchos neoconservadores en la administración [de Trump]", dijo a Univision Noticias Adam Isacson, experto en América Latina de la Oficina de Washington para América Latina (WOLA). "Las cosas se pondrán un poco más suaves, pesimistas en Venezuela", agregó, sugiriendo que la partida de Bolton, un notorio 'halcón' de política exterior, fortalecería la mano del más pragmático representante especial de Trump para Venezuela, Elliott Abrams.

Fue Bolton quien inventó el término 'troika del terror' para describir los regímenes izquierdistas de Venezuela, Cuba y Nicaragua durante un discurso en Miami en 2017. "'La 'troika del terror' probablemente pueda dar un suspiro de alivio hoy", dijo Isacson.

Los expertos en política exterior señalaron que el tono más beligerante de Bolton generaba a menudo discordia con un ala contraria al intervencionismo del Partido Republicano, que se opone al uso del ejército de EEUU en conflictos donde los intereses nacionales no están claramente en juego. Eso incluye al presidente Trump, que hasta ahora ha evitado ir a la guerra, excepto en términos comerciales con China.

Durante una reunión de la Sala de Situación de la Casa Blanca el año pasado, Trump dijo a su jefe de seguridad nacional: "Ok, John, déjame adivinar, ¿quieres bombardearlos a todos?".

Según el informe del sitio web de Axios, Trump recurrió a Bolton en una reunión de la Oficina Oval con el primer ministro irlandés Leo Varadkar y le preguntó: "John, ¿Irlanda es uno de esos países que quieres invadir?".

Citando a altos funcionarios no identificados de la administración, Axios afirmó que el presidente bromeó diciendo que "John nunca ha visto una guerra que no le guste".

Para algunos expertos, Bolton era el último funcionario clave de política exterior en cruzar una línea roja para Trump: tener una agenda distinta a la del presidente.

Este miércoles, el presidente de Irán, Hasan Rohani, y el jefe de su diplomacia, Mohamad Yavad Zarif, instaron a Estados Unidos a abandonar sus políticas hostiles y de "máxima presión" contra el país.

"La sed de guerra -la presión máxima- debería irse con el jefe belicista (Bolton), declaró Zarif, quien afirmó que "el mundo respiró aliviado" con el despido del asesor de seguridad.

Mira también:

Las renuncias y despidos más sonados del gobierno de Donald Trump (fotos)

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:Donald TrumpCasa BlancaSeguridadIránChina

Más contenido de tu interés