null: nullpx
Casa Blanca

Quién es John Bolton, el nuevo 'halcón' en la Casa Blanca

El nuevo asesor de Seguridad Nacional tiene una larga y controvertida carrera política, que se remonta a la época del presidente Ronald Reagan. Es considerado un ‘neocon,’ el tipo de ideólogos de extrema de derecha que llevaron al presidente George W. Bush a la guerra en Irak.
25 Mar 2018 – 09:22 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

John Bolton, un conservador de línea dura que ha sido escogido por el presidente Donald Trump como su próximo asesor de Seguridad Nacional, es conocido por sus polémicas posiciones en política exterior, las que comparte como analista político y comentarista en la cadena Fox News.

Un duro crítico de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Bolton mantiene una línea dura frente a Irán y Corea del Norte, dos países de cuyos programas nucleares Washington desconfía. En ese sentido es similar a Mike Pompeo, a quien Trump ha escogido como su próximo secretario de Estado.

Bolton es considerado un ‘neocon,’ el tipo de ideólogos de extrema de derecha que llevaron al presidente George W. Bush a la guerra en Irak.

  • Una larga carrera: "el tipo de hombre con quien me gustaría estar en Armageddon"

Trump sería el cuarto presidente para quien trabaja Bolton: anteriormente tuvo puestos en las administraciones de Ronald Reagan, George H.W. Bush y George W. Bush.

Bolton comenzó su carrera trabajando para el fallecido senador Jesse Helms, de Carolina del Norte, un poderoso integrante del Comité de Relaciones Exteriores del Senado y un crítico férreo de la ONU. Helms era un defensor apasionado de las políticas del presidente Ronald Reagan para derrotar las fuerzas comunistas en América Central en la década de los 80; el senador una vez describió a Bolton como "el tipo de hombre con quien me gustaría estar en Armageddon".

  • Naciones Unidas: "podría perder varios pisos"

Entre agosto de 2005 y diciembre de 2006, Bolton ejerció como embajador estadounidense ante la ONU, pese a que anteriormente había puesto en duda la utilidad del foro multinacional.

Bolton dijo alguna vez que el edificio sede de la organización en Nueva York "podría perder varios pisos" sin que afectara su funcionamiento, en referencia a la excesiva burocracia del multilateral de la que Washington siempre se ha quejado.

  • Las elecciones de Florida en 2000

En noviembre de 2000, Bolton fue parte de un grupo de republicanos que irrumpió en la oficina del supervisor de las elecciones de Miami-Dade, en Florida, para detener un recuento de votos a nombre de la campaña presidencial de George W. Bush, quien ganó esa elección por un margen famosamente pequeño. (Bush terminó ganando el estado de Florida -y con él, la presidencia- por apenas 537 votos.)

Bolton recordó el episodio cuando dio un discurso a los delegados de Florida durante un desayuno en la Convención Nacional Republicana en 2016: "Yo pasé 31 días maravillosos en Florida en noviembre y diciembre de 2000. Todavía podría dibujar de memoria un plano del Centro de Operaciones de Emergencias en West Palm", afirmó.

  • Bioterrorismo y Cuba

Desde 2001 a 2005, Bolton fue subsecretario de Estado para control de armas y seguridad internacional.
En 2002 fue acusado de utilizar la posición para intimidar a funcionarios de inteligencia sobre la supuesta amenaza de bioterrorismo que posaba Cuba. Famosamente visitó la sede de la CIA para exigir personalmente que fuera reemplazado un analista quien, a su entender, subestimaba las capacidades de guerra biológica de Cuba.

Se trataba de una acusación sensible en ese momento, ya que todavía estaba fresca la memoria sobre la falsa premisa que llevó a Estados Unidos a la guerra en Irak, y sobre cómo los analistas de inteligencia pudieron haberse sentido presionados para entregar evaluaciones erróneas a la administración de Bush que se ajustaran a su argumento para ir a la guerra.

En un discurso pronunciado en mayo de 2002 ante el grupo conservador Heritage Foundation, Bolton declaró audazmente que la inteligencia de Estados Unidos indicaba que Cuba "tiene al menos un esfuerzo limitado de investigación y desarrollo de la guerra biológica".

Era la primera vez que un alto funcionario de Estados Unidos hacía una denuncia tan seria sobre el gobierno de Fidel Castro. Bolton también acusó a Cuba de compartir biotecnología de doble uso con "estados delincuentes".

Bolton aparentemente inlcuso fue a la CIA para expresar su frustración. En una reunión, se dice que solicitó remover al experto sobre América Latina en el Consejo Nacional de Inteligencia, el organismo que elabora para el presidente los pronósticos de amenazas urgentes a la seguridad nacional.

La solicitud fue rechazada por los jefes de inteligencia.

Los altos funcionarios de la administración en ese momento tampoco aprobaron los comentarios de Bolton. El secretario de Estado, Colin Powell, pareció incluso contradecirlos directamente: "No dijimos que (Cuba) en realidad tenía algunas armas, sino que tiene la capacidad de llevar a cabo esa investigación", dijo.

Bolton insistió en el momento en que podía respaldar sus afirmaciones con datos de inteligencia. "Tenemos mucha confianza en nuestros datos", dijo.

Más tarde ese año, cuando el Departamento de Estado publicó su informe anual sobre las tendencias del terrorismo mundial, una breve sección sobre Cuba no mencionaba la supuesta investigación sobre la guerra biológica.

  • La diplomacia con Cuba

Hoy día Bolton sigue teniendo fuertes puntos de vista sobre Cuba. Algunos analistas se preguntan si él podría aumentar la presión sobre la isla comunista, que está al borde de una histórica transferencia de poder cuando Raúl Castro deje el cargo el próximo 19 de abril.
Bolton criticó la reapertura de las relaciones diplomáticas entre el presidente Obama y el gobierno de Castro en 2015. Trump ha echado hacia atrás parte de la política de Obama hacia Cuba y las relaciones se han enfriado nuevamente, pero los lazos diplomáticos permanecen intactos.

Bolton cuenta con el fuerte apoyo del senador cubanoamericano de Florida, Marco Rubio, un influyente miembro del Comité de Relaciones Exteriores del Senado que ha pedido eliminar las relaciones diplomáticas.

"Conozco bien a John Bolton y creo que es una excelente elección, que hará un gran trabajo como asesor de Seguridad Nacional", dijo Rubio en un comunicado el jueves.

  • Venezuela

Se espera que Bolton adopte una línea dura contra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.
Expresó su preocupación por Venezuela en 2013: durante una audiencia sobre Siria e Irán, Bolton dijo que los iraníes estaban operando en Caracas. "Se trata de contrabandistas expertos. La mayor instalación diplomática iraní en el mundo está en Caracas, Venezuela", dijo en ese momento. "¿Será debido a sus estrechos lazos culturales? ¡No! Es porque están lavando su dinero a través de los bancos venezolanos".

Trump ya ha tomado una línea dura contra el gobierno venezolano, ordenando más de 20 sanciones individuales y económicas. Una de ellas restringe las transacciones financieras en Estados Unidos que involucren la nueva moneda digital venezolana, el petro.

  • Rusia

Las declaraciones de Bolton a los delegados del RNC de Florida en 2016 también fueron notables por sus críticas a Trump y su postura hacia Rusia. Bolton cuestionó entonces que el candidato fuera ambivalente acerca de pedir ayuda a los miembros de la OTAN en caso de un ataque de Rusia.
Bolton dijo: "Cuando un líder estadounidense dice, 'Voy a ver cuál es la situación después de que los rusos ataquen', esa es una invitación abierta a Vladimir Putin ... Cuando él (Putin) lee este tipo de afirmación, es un estimulo para él. No estamos disuadiéndolo, de hecho le damos la mano libre. Así que espero que quien aconsejó al señor Trump sobre esto lo reconsidere".

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés