null: nullpx
Donald Trump

Trump y Kim se reúnen en la frontera entre las dos Coreas y acuerdan retomar el diálogo

En una incursión histórica de un presidente estadounidense a territorio norcoreano, Trump cruzó la línea que separa las dos naciones desde 1953 e invitó a Kim a la Casa Blanca. En aproximadamente 50 minutos de conversaciones, ambos líderes acordaron retomar el diálogo.
30 Jun 2019 – 1:57 AM EDT

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump y el líder norcoreano, Kim Jong Un, se encontraron en la zona desmilitarizada entre las dos Coreas este domingo.

En una incursión histórica de un presidente estadounidense a territorio norcoreano, Trump cruzó la línea que divide las dos naciones asiáticas y estrechó la mano de Kim Jong Un antes de regresar a suelo surcoreano, informó la CNN.

"Cruzar la línea ha sido todo un honor", dijo Trump y añadió que entre él y Kim existe "una gran amistad".

Tras este cruce simbólico, ambos líderes se reunieron durante unos 50 minutos en la Casa de la Libertad de la zona desmilitarizada (DMZ, por sus siglas en inglés), en donde acordaron retomar el diálogo entre ambos países, tras el estancamiento de las negociaciones nucleares este año en Hanoi.

"Hemos acordado que vamos a designar un equipo. Los equipos van a intentar resolver algunos detalles", informó Trump y explicó que el equipo estadounidense estará presidido por el representante especial para Corea del Norte, Stephen Biegun. "Buena suerte, Steve", añadió.

Según el presidente, los equipos comenzarán a operar y reunirse en las próximas dos o tres semanas, aunque insistió en que no tiene la intención de precipitarse con un acuerdo.

"La velocidad no es el objetivo", declaró Trump, citado por la CNN. “Nadie sabe como van a resultar las cosas".

Durante la reunión, Donald Trump invitó a Kim Jong Un a la Casa Blanca, otro hecho sin precedentes en las relaciones entre ambos países.

"Es bueno verle otra vez. No esperaba encontrarme con usted en este lugar. Me sorprendió mucho su invitación en el tuit", dijo Kim Jong Un a Donald Trump y añadió que este encuentro tendrá una influencia positiva para las reuniones futuras entre ambos mandatarios.

"Trump cruzó la línea de demarcación. Eso lo convierte en el primer presidente de Estados Unidos en visitar nuestro país. En realidad, solo mirando esta acción, esta es una expresión de su voluntad de eliminar todo el desafortunado pasado y abrir un nuevo futuro", expresó Kim Jong Un.

Tras el encuentro, el presidente de Corea del Sur Moon Jae-in, dijo que la reunión entre Trump y Kim da "esperanza a 80 millones de coreanos".

A través de un tuit, el presidente Trump, que de la cumbre del G-20 en Japón se dirigía a Corea del Sur con planes de visitar la zona desmilitarizada, extendió una invitación al líder norcoreano para verse en la frontera y 'salurdarse', lo cual se concretó este domingo y derivó en una vuelta al diálogo entre ambas naciones.

Con excepción de George Bush (padre), todos los presidentes estadounidenses han visitado la llamada DMZ, siempre desde el lado surcoreano. Trump había tratado de hacerlo antes, en 2017, pero tuvo que abortar el viaje a causa del mal tiempo, que impidió que su helicóptero llegara a la zona.

Tercer encuentro

Este es el tercer encuentro entre ambos mandatarios después de una histórica primera reunión realizada en Singapur en 2018, y seguido por una accidentada cita en Vietnam en febrero pasado, a pesar de lo cual Trump ha insistido en que entre ambos existe muy buena relación.

Horas antes del encuentro, Trump nuevamente se felicitó a sí mismo por haber calmado las tensiones en la Península de Corea, argumentando que la región se habría visto envuelta en una guerra si él no fuera el presidente de los Estados Unidos.

Por su parte, Moon Jae-in, que ha invertido mucho en mejorar la relación entre las dos Coreas, también elogió a Trump efusivamente por haber extendido tal invitación a Kim Jong Un.

"Ayer, el presidente Trump le dio una gran esperanza al mundo a través de su tuit", dijo Moon en esa misma red social. "Ver ese tuit me hizo sentir que la flor de la paz está floreciendo en la península de Corea".

Antes de retirarse de la DMZ este domingo, Trump declaró a la prensa que "cree" que los negociadores norcoreanos que presuntamente habían sido asesinados están vivos. "Creo que lo están. Puedo decirles que la persona principal lo está. Espero que los demás lo estén también", señaló Trump.


Apretón de manos en la frontera: Así fue la reunión entre las dos Coreas (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Donald TrumpCorea del NorteKim Jong-UnCorea del SurCasa Blanca
Publicidad