Exigen el retiro inmediato de las tropas del ejército enviadas a la frontera con México

Trump ordenó el envío de tropas a la frontera a finales de octubre, dos semanas después que una caravana integrada por unos 700 migrantes salió rumbo a Estados Unidos en busca de asilo. Tres días después se agregaron unos 4,000 caminantes con el mismo propósito.
2 Dic 2018 – 10:10 AM EST

Activistas proinmigrantes exigieron al gobierno de Donald Trump el retiro de las tropas del ejército de la frontera que fueron enviadas por el mandatario en octubre para contener la llegada de la caravana de migrantes como parte de su política de tolerancia cero.

La exigencia fue planteada en el curso de una protesta llevada a cabo el sábado a las afueras de la Base Militar Davis Monthan, en Tucson, ubicada a 116 millas (186 kilómetros) de Phoenix, capital de Arizona.

"No podemos mantener este nivel de militarización en la frontera, estamos cansados de que los migrantes sean utilizados como un chivo expiatorio por parte de Trump", dijo a un corresponsal de la agencia española Efe Isabel García, directora de la Coalición de los Derechos Humanos de Arizona, una de las organizadoras de la protesta.


“Fuera las tropas”

Durante la protesta los manifestantes lucieron carteles con leyendas que decían "Fuera las tropas" o "Buscar asilo no es un crimen".

Trump ha insistido en que los migrantes que marchan en la caravana son criminales peligrosos, ilegales y que no tienen derecho a pedir asilo en Estados Unidos. Pero los migrantes insisten en que no son criminales, sino “seres humanos” que huyen de sus países para salvar sus vidas a causa de la violencia, la pobreza y el hambre.

Los activistas tildan el discurso de Trump de “terrible” y condenan el que se refiera a los migrantes que buscan asilo como criminales peligrosos. También temen que las tropas vayan a cometer actos “que se puedan arrepentir por el resto de sus vidas”.


Por qué las tropas

Trump ordenó el envío de tropas a la frontera a finales de octubre, dos semanas después que una caravana integrada por unos 700 migrantes salió rumbo a Estados Unidos en busca de asilo. Tres días después se agregaron unos 4,000 caminantes con el mismo propósito.

El 18 de octubre, seis días después del inicio de la caravana, Trump escribió en su cuenta de la red social Twitter que, “… además de detener todos los pagos (de ayuda) a estos países (El Salvador, Guatemala y Honduras), que parecen no tener casi control sobre su población, debo, en los términos más enérgicos, pedir a México que detenga este ataque, y si no puedo hacerlo, llamaré enviaré al ejército de EEUU¡ y CERRARE NUESTRA FRONTERA SUR!”.


A la semana siguiente, el día 25, el secretario de Defensa, Jim Mattis, dio su visto bueno para ejecutar la orden de Trump de enviar efectivos para enfrentar lo que él llama una "emergencia nacional" en el borde fronterizo.

Si bien las tropas fueron movilizadas para asistir a la Patrulla Fronteriza en tareas de seguridad y trabajar en infraestructura para detener la entrada ilegal de extranjeros, Trump amenazó a principios de noviembre que los soldados desplegados podrían abrir fuego en caso sean “atacados con piedras” por los miembros de la caravana, tal como un grupo lo hizo en la frontera entre Guatemala y México.

"Si alguien lanza piedras o rocas, se les podrá disparar, porque si te dan con una piedra en la cara...", dijo el presidente durante una comparecencia en la Casa Blanca.


El DHS pide más plazo

Las poco más de 5,000 tropas enviadas por Trump a los puestos fronterizos de Arizona, California y Texas darán por finalizadas las tareas el 15 de diciembre. Pero el viernes Departamento de Seguridad Nacional (DHS) le pidió al Departamento de Defensa que prorrogue el despliegue de soldados hasta fines de enero del próximo año.

El pedido se basa en que el apoyo de las tropas seguirá siendo “hacer frente a la actual amenaza” que representa para la Casa Blanca miles de migrantes que han llegado hasta la frontera sur y buscan asilo, dijo un vocero del Pentágono.

Tras el envío de tropas, Trump firmó una proclama para cambiar temporalmente por 90 días el reglamento de asilo. La orden estableció que los extranjeros que entran a Estados Unidos por lugares no autorizados se les negará refugio en Estados Unidos.

El 20 de noviembre el juez federal de distrito Jon S. Tigar, de San Francisco , dictó una orden de restricción temporal tras escuchar los argumentos de ambas partes.

La petición fue presentada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus iniciales en inglés) y por el Centro por los Derechos Constitucionales, que interpusieron una demanda justo después de que Trump firmó una proclama en respuesta a las caravanas de migrantes que comenzaron a llegar a la frontera sur.


La Caravana

Tras cinco semanas de marcha y recorrer más de 2,700 millas (3,400 kilómetros), miles de migrantes centroamericanos llegaron a finales de noviembre a Tijuana para presentarse en la Garita de San Ysidro y pedir asilo en Estados Unidos.

Pero debido a las severas medidas de seguridad impuestas por el gobierno de Trump a la entrada de extranjeros al país, los inmigrantes deberán primero tramitar un número (ficha) y hacer cola hasta que sean llamados. “Las esperas pueden ser de 3 a 5 meses”, advierte a Univision Noticias Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejercer en Los Angeles, California.

La enorme multitud de extranjeros ha provocado una crisis humanitaria sin precedentes en la ciudad fronteriza, obligando a las autoridades a pedir ayuda internacional y abrir nuevos albergues, sin que ello alivie las penurias de los migrantes.

El gobierno de México ha ofrecido visas humanitarias y permisos de trabajo por un año a los migrantes, pero muchos insisten en entrar a Estados Unidos. Abogados y activistas consultados por Univision Noticias reiteraron que la mayoría de los inmigrantes de la caravana no califican para pedir asilo bajo las leyes estadounidenses.

Las autoridades mexicanas y los gobiernos de Centroamérica han dicho que miles de migrantes, al no poder entrar a Estados Unidos, han regresado a sus países, pero los datos no han sido verificados. Tampoco los gobiernos han entregado listas con los nombres y las nacionalidades de los inmigrantes repatriados.


Aguantar o volver: las condiciones infrahumanas que soportan los migrantes en el refugio colapsado de Tijuana (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés