Las claves de la orden de Trump que cambia el asilo: es temporal y los niños migrantes no están protegidos

En cuanto a la construcción de las 'ciudades carpas', el DHS dice que "en este momento no tenemos ningún anuncio sobre la construcción de instalaciones adicionales para la detención de quienes ingresan ilegalmente a nuestro país”.
13 Nov 2018 – 8:13 AM EST

La proclama que el presidente Donald Trump firmó el viernes y que cambia temporalmente el reglamento de asilo (por 90 días), va más allá de lo que dice la ley. Afecta a todos, incluso a los menores de edad que están protegidos por una ley del 2008 sobre tráfico humano, quienes si entran por un lugar no autorizado, no serán elegibles para una entrevista de miedo creíble o miedo razonable y no podrán pedir asilo en Estados Unidos. Y no importa si tienen uno, tres, cinco o 16 años de edad.

¿En qué se basó Trump para cambiar el reglamento?

Un documento del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) explica que el presidente usó su autoridad ejecutiva que le otorga la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), específicamente la Sección 212 (f) que dice: "Cada vez que el presidente encuentre que la entrada de extranjeros o de cualquier clase de extranjeros en Estados Unidos sería perjudicial para los intereses de Estados Unidos, puede proclamar, y por el periodo que considere necesario, suspender la entrada de todos los extranjeros o cualquier clase de extranjeros como inmigrantes o no inmigrantes, o impondrá a la entrada de extranjeros cualquier restricción que considere apropiada”.

Añade que, “ a menos que el presidente ordene lo contrario, será ilegal que cualquier extranjero se aparte, ingrese o intente abandonar o ingrese a Estados Unidos, excepto según las reglas razonables, regulaciones y órdenes y sujeto a las limitaciones y excepciones que el presidente pueda prescribir".


¿El nuevo reglamento aplica a todos los extranjeros?

No. El DHS indica que la proclama “no se aplica a los residentes legales permanentes, ni a los ciudadanos de Estados Unidos”.

¿Y qué sucede con los menores no acompañados?

La proclama limita los derechos de los menores extranjeros no acompañados (UAC). A pesar de que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) asegura que los menores de edad que viajen solos no se serán afectados, un memorando interno de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) fechado el 9 de noviembre, señala que los UAC "no están sujetos a un temor creíble ni a un temor razonable" si entran a Estados Unidos "por fuera de un puerto de entrada y que no se presenten correctamente para su inspección". Además no serán elegibles para pedir asilo, añade.

"Los niños serán procesados de acuerdo con la proclama", dice José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida. "La regla interina entró en efecto desde el momento de la firma del presidente. El nuevo reglamento modifica la Sección 212 de la Ley de Inmigración (INA)", que determina la elegibilidad de un extranjero para entrar legalmente al país.

¿Qué derechos tienen los UAC?

No pueden ser deportados inmediatamente”, advierte Álex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California. “Tienen que ser llevados ante un juez de inmigración porque así lo estipula la ley TVPRA del 2008 sobre prevención de tráfico humano”, agrega.

La Ley TVPRA determina que, en el caso de menores de países no vecinos de Estados Unidos (México o Canadá) detenidos en la frontera, un juez de inmigración debe decidir sus futuros en Estados Unidos. “Y en el caso de los menores de México que vengan solos, por ejemplo, es muy difícil deportarlos como ocurre con los adultos. El gobierno federal tiene que asegurarse primero que el niño esté al cuidado de un adulto responsable y que, al regresarlo, no vaya a correr el riesgo de caer en manos equivocadas”, dice Gálvez.

“En los casos que vengan con sus papás y ellos tienen un Acta de Nacimiento que lo demuestre, el gobierno no los puede separar, debe procesarlos juntos”, añade. “Y si el padre pide la deportación acelerada, la pregunta es si el gobierno dará los pasos adecuados para acelerar también la deportación del menor para asegurarse que siempre estén juntos, que siempre estén junto a sus padres. Imagino que para eso serán las ciudades-carpa de las que ha hablado el presidente”.

¿Qué pasa con las protecciones de la Ley TVPRA?

"Mucho de lo que ahora dice el presidente Trump se basa en lo que él piensa", dice Gálvez. "Existe la presunción de que la proclama es todo lo que necesita y que puede pasar por encima de todas las leyes que existen. Por ese motivo es que será demandado nuevamente esta vez. No puede deshacerse de tolas las leyes. Serán los tribunales de justicia, como ha ocurrido con las órdenes ejecutivas de la prohibición de la entrada de musulmanes, DACA o el TPS, los que resuelvan este asunto jurídico".

"Y en cuanto a los niños, pues ellos tienen derecho a una entrevista de miedo creíble o razonable", explica Gálvez. " A un niño no se le puede acusar de cometer un crimen porque no tienen lo que se denomina 'mens rea', no tiene la mentalidad para cometer un delito".

¿Y entonces?

Guerrero indica que, de acuerdo con el documento de la USCIS, "los UAC van a seguir siendo encausados bajo las secciones 279 y 1232 del Código de Estados Unidos, con la diferencia de que, quien no entre por un lugar autorizado no califica para asilo, pero si tiene otro derecho vigente, podrá este ser ventilado en la corte".

¿El gobierno está cerrando la frontera?

El DHS dice que no, que la proclama tiene como objetivo “impedir el ingreso de una inmigración ilegal masiva sin control”.


¿Por qué se niega el asilo a personas que entran por zonas no autorizadas?

El DHS dice que el personal en los puertos de entrada lleva a cabo misiones prioritarias, entre ellas facilitar el comercio y viajes legales, prevenir la entrada de drogas y contrabando, detener criminales y terroristas y ayudar a las personas que buscan asilo. “Los puertos de entrada están equipados para inspeccionar a las personas de manera segura y ordenada, incluido el examen (entrevista de miedo creíble) que determina la existencia de una base para admitir a un extranjero.

Añade que en los puertos de entrada se puede procesar “de manera expedita a los extranjeros que son admisibles, al tiempo que ofrecen una oportunidad para que aquellos que no sean admisibles ingresen y busquen protección”.

¿Es ilegal que una persona pida asilo si entra por una zona no autorizada?

El DHS responde que “las personas con reclamos legítimos de asilo pueden simplemente presentarse en el puerto de entrada para que se escuchen sus reclamos”.

Añade que “si los extranjeros llegan a un puerto de entrada, siguen siendo elegibles para buscar asilo y pueden proceder a través del proceso existente de detección de temor creíble”.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), el Southern Poverty Law Center y el Centro por los Derechos Constitucionales demandaron el nuevo reglamento de asilo porque consideran que la proclama “ atenta contra la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), así como contra la Ley de Procedimiento Administrativo”.

Argumentan que la INA establece que una persona puede pedir asilo cuando ingresa al territorio estadounidense, incluso si lo hace por una zona distinta a un puerto de entrada.

Gálvez advierte que la proclama "también toca otras leyes y reglamentos, como la TVPRA de 2008, abriendo la puerta a múltiples demandas".


¿Habrá demoras en los puertos de entrada?

El gobierno asegura que, anticipándose a la llegada de un gran grupo de migrantes en busca de asilo en las próximas semanas, “el DHS está incrementando los recursos adicionales para respaldar nuestros puertos de entrada para ayudar a procesar a esas personas, y a todas las demás personas que llegan a nuestros puertos de entrada de la manera más eficiente posible”.

¿Quién puede solicitar asilo?

Solo extranjeros que ingresen por una zona o lugar autorizado y no hayan sido o sean declarados inadmisibles en el país.

¿Cambia la proclama el proceso de entrevista de miedo creíble?

Sí, ahora el proceso es más riguroso que antes. Los agentes federales escrutan más a fondo a los solicitantes de asilo, piden más pruebas y los solicitantes deben mostrar un temor razonable de persecución o tortura para ser considerados.

“El solo decir que tiene miedo de volver a su país no es suficiente para que se inicie un proceso de asilo o le aprueben la entrevista de miedo razonable”, dice José Guerrero, un abogado de Inmigración que ejerce en Miami, Florida. “Le van a pedir más pruebas, evidencias”, añade.

¿Puede el gobierno prohibirle pedir asilo si entró por una zona no autorizada?

“La guía emitida por el gobierno que instruye a los agentes fronterizos dice que, si una persona cruza al territorio de Estados Unidos por un sitio que no sea un puerto de entrada, es obligatorio que le nieguen el asilo”, advierte Guerrero. “La nueva regla no le impide, ni le quita a nadie pedir asilo, pero debe hacerlo por un sitio correcto y autorizado”, precisa.


¿Están construyendo las denominadas ‘ciudades carpas’?

Los departamentos de Seguridad Nacional (DHS) y de Defensa (DOD) “están trabajando juntos para promover la misión de seguridad de la frontera del presidente”, dice un documento del DHS.

“Se están buscando lugares y vías disponibles si surge la necesidad de viviendas adicionales. En este momento no tenemos ningún anuncio sobre la construcción de instalaciones adicionales para la detención de quienes ingresan ilegalmente a nuestro país”.

¿Todos los detenidos serán encarcelados?

No. “Los extranjeros generalmente son detenidos durante el proceso para determinar temor o miedo creíble, pero pueden ser elegibles para libertad condicional o libertad bajo fianza si establecen un temor creíble”, explica el DHS. Agrega que, “en la medida que la regla puede resultar en entrevistas más largas para cada caso, la duración de la detención de los extranjeros puede aumentar”.

¿A qué le teme el gobierno?

El DHS insiste en que el sistema migratorio está “fracasado” y ha “precipitado una crisis de inmigración ilegal en la frontera sur” y alega que la caravana de migrantes “es solo el último síntoma de este problema.

“La Patrulla Fronteriza atrapa a cientos de miles de personas cada año”, cifras que para cualquier estadounidense “son inaceptables”, añade. Y explica: “Los solicitantes de asilo saben que serán liberados y que recibirán permisos de trabajo mientras que sus reclamaciones, a menudo frívolas, se adjudican. Luego desaparecen o dejan de salir del país”.

Este argumento es defendido por la Casa Blanca. Los tribunales de inmigración tienen acumulados más de 740,000 expedientes y algunas citas las están programando para dentro de dos o tres años.

La liberación de inmigrantes procesados dependerá de si se considera que los extranjeros que piden asilo no representan una amenaza a la seguridad nacional y del cupo diario de camas disponibles en los centros de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE). Estas realidades son un problema que también golpeó al gobierno de Barack Obama tras el estallido de la crisis migratoria de la frontera en junio de 2014.

“Una manera de arreglar esto para que aceleren los casos y todo el mundo tenga la oportunidad de presentarse ante un juez, es que el gobierno invierta más recursos, se contraten más jueces, se creen nuevos tribunales y se descongestionen las cortes. Si no hay inversión, el problema va a seguir empeorando”, dice Guerrero.

Organizaciones y Activistas que defienden los derechos de los inmigrantes consultados por Univision Noticias señalan que, simultáneamente a la modernización del sistema migratorio estadounidense, hay que atender las causas que motivan la migración en los países del denominado Triángulo del Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras) y México, entre ellas la violencia doméstica y de pandillas, el narcotráfico, la pobreza, la falta de oportunidades, la corrupción de los gobiernos, la falta de empleos y el cambio climático.

La política migratoria de 'tolerancia cero' de Trump en 15 fotos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés