null: nullpx
Cargando Video...

Crónicas de Sábado: Ángeles del desierto

Univision3 Dic 2017 – 12:00 AM EST

Comparte

locutor:

prisión presenta, crónicas de

sabor .

-- de sábado.

lleva 20 años conociendo el

desierto en búsqueda de restos.

a veces, las noticias son

devastadoras.

>> encontramos sus restos, pero

era imposible.

>> el que no me está

entendiendo eres tú.

locutor: nada detiene su misión.

esta noche, ángeles del

desierto.

presentador: gracias por estar

con nosotros para una nueva

edición de cri "crónicas de

sábado".

maría: qué bueno que nos están

acompañando. tenemos la

historia de un hombre que se ha

dedicado por más de 20 años a

rescatar personas perdidas en

la zona fronteriza de

california, arizona y texas. en

un grupo que creó llamado

ángeles del desierto.

félix: dejan otros artículos

que pueden salvar vidasy cuando

le preguntamos al creador del

grupo, cuál de todos esos casos

le impresiona más, nos contó un

encuentro que tuvo hace muchos

años con alguien que huyendo de

la pobreza casi pierde la vida.

>>a ver, hijos, con este calor

que está haciendo es mejor que

beban algo para refrescarse.

>> gracias, madre. usted

siempre tan amable.

>> muchas gracias, señora.

maría: aquella tarde, a finales

de 1999 cuando javier decidió

darle un giro a su vida, no

imagino que estaba deshaciendo

el destino.

>> ahora los dejo para que

sigan con sus cosas. tienen

cara de preocupados.

javier: ese es mi mayor miedo,,

dejar sola a mi mamá. no tiene

quién la cuide, más que yo.

maría: tenía 26 años y ana le

pedía que se fuera al norte,

pero la idea de abandonar a su

madre lo atormentaba.

javier: no nos hace falta con

qué ganarnos la vida.

ana: nada como en estados

unidos y con dólares podrías

ayudarle más a tu mamá.

maría: ella estaba segura de

que no lograrían cumplir sus

sueños ahí.

javier: también tengo que

reunir el dinero para poder

irme, son más de $7000.

ana: eso es lo de menos, entre

todos podemos apoyar para

juntar ese dinero. tu mamá y

yo también.

>> mi mamá lavaba ropa.

javier: está bien.

vamos a hacerlo.

ana: sí, mi amor. sabía que

aceptarías.

javier: buenas tardes, mamá.

cómo va todo?

>> bien, daniel. quería

hablarte porque logre juntar

una lana.

daniel: no, yo no puedo

recibirla y mucho menos

sabiendo tu esfuerzo.

>> tú tienes que realizar ese

viaje, es el sueño que tanto

has querido. si los recibes, me

ayudas, cuándo lo vas a lograr?

toma estos billetes que harta

falta te harán para poder

llegar allá.

daniel: muchas gracias, madre.

>> sabes que te quiero mucho.

>> me decían que con 5000

enlaces para ir comiendo, no

comiendo bien, matando el

hambre.

maría: pocas semanas se

prepararon para la despedida.

daniel: llegó la hora, madre.

>> yo lo sé, mi niño.

daniel: te voy a descuidar,

madre, aunque esté lejos

trabajando, te prometo que voy

a trabajar duro para que no te

falte nada.

>> eso no importa ahora, mi

niño. lo que importa es que la

virgen santa te cuide de día y

de noche. deja que te dé la

bendición.

mi niño, en el nombre del

padre, del hijo y del espíritu

santo. amen.

dale un abrazo a esta vieja que

está a punto de llorar.

por favor, cuidate mucho.

daniel: a dios, madre.

maría: daniela voltio a

miranda, si lo hacía perdería

el valor de marcharse.

daniel: se quedó triste,

llorando. de todas maneras,

usted sabe que yo me voy para

ayudarla, le dije.

>> mi niño, mi niño.

maría: aunque jamás había

salido de su pueblo, iba

decidido a no dejarse vencer

por el miedo a lo desconocido.

daniel: nada más bajamos para

que fuéramos al baño y lavarnos

la cara.

maría: entre sí recorrió

tierras extrañas, con el

cansancio, la aventura de

viajar en autobús por primera

vez perdió el encanto.

al llegar a tijuana, respiró

aliviado, estaba un poco más

cerca de su meta. ana lo

esperaba en san diego.

daniel: estaba un señor que era

de jalisco, puerto vallarta que

estaba en un hotel de encargado

y fue el que nos cobró. nada

más de mí para unas sodas y si

puede descansar en la sala.

maría: la oferta que buscaban o

demoró.

daniel: buenas, dicen que tú

sabes quién ayuda a la gente a

cruzar.

>> ahorita te conecto con un

compa, él es el que anda

moviendo a la gente para el

otro lado y es de fiar. lleva

años en este jale él cruzara

toda la gente en el desierto y

tiene su ruta bien establecida.

ahí viene.

aquí, el amigo que está

preguntando por tu "bussines".

daniel: por el dinero no te

preocupes, ya lo tengo todo.

cuando nos volvamos a ver, yo

te lo doy.

>> te veo a las 10:00 p.m. en

punto.

allí, dónde comienza el

desierto. ahí empezamos y

caminamos, el que no llega, se

queda.

yo no voy a esperar a nadie,

tengo el tiempo contado para

llevar a mi destino.

daniel: así quedamos.

>> súbete a descansar un rato.

maría: lo que no sabía es que

apenas comenzaba su verdadera

odisea.

[sonido ambiente]

horas más tarde, partieron

desde el punto dónde los citó

el coyote que los cruzaría a

los estados unidos.

>> ven allá? ahí están los

estados unidos, lo que andan

buscando. me contraataron para

traerlos, no para cuidarlos.

maría: intento seguir las

instrucciones, pero un descuido

lo dejó rezagado.

daniel: se me embarraron los

zapatos y me estaba cayendo. no

hay camino, va uno sobre las

rocas bien grandes. no me quede

mucho rato y luego no están.

dónde están? oigan!

qué se hicieron? esperen, por

favor, no me dejen solo.

maría: de nada sirvieron esos

gritos que se perdían en la

oscuridad.

como puedes imaginar, estaba

aterrado y escuchando a los

animales que rondan la noche

sin saber cómo salir de aquel

desierto que parecía no tener

fin.

directv ha sido el #1

en satisfacción al cliente

sobre el cable por 17 años.

pero aún así hay

quienes les gusta

félix: tú lo conoces bien el

desierto, que une méxico con

estados unidos y se extiende

por unas 30,000 millas. en uno

de esos parajes estaba perdido,

daniel mendoza.

maría: estaba perdido y no

sabía si podría encontrar ese

grupo o qué otros peligros

saldrían, pero enfrentaba el

destino totalmente desprotegido.

félix: sólo, en medio del

gigantesco desierto empezó a

correr desesperado en busca de

sus compañeros de viaje. apenas

había avannzado 50 metros,

cuando un fuerte golpe lo

detuvo.

tan pronto sintió el líquido

viscoso en su cara, supo que

la situación era grave.

daniel: cuando me estrelle con

el alambre y sentí caliente, me

fijo y pensé que era sudor.

cuando me mire, sangre y me

puse bien mal, bien desesperado.

félix: por horas camino sin

rumbo. estaba a punto de

desfallecer cuando sintió que

alguien se aproximaba.

daniel: necesito ayuda! en eso

alcanzo a ver un bulto que

venía y era una persona que

venía, pero venía caminando

con las manos en la cara y que

esta villa va mucho. auxilio!

por favor, que alguien me ayudo!

félix: rafael llevaba cuatro

años ayudandoa gente perdida en

el desierto, pero pocas veces

había encontrado a alguien en

tan mal estado.

rafael: espérame tantito, si se

ve que es una herida muy

grande, hay que ver qué tan

profunda es.

daniel: era una cortada que

traía desde aquí abajo hasta

arriba.

rafael: su ojo estaba

completamente cerrado y

cubierto completamente de

sangre.

topan -- toma la poca de agua.

sabes qué? voy a necesitar

ayuda, voy a tener que

dirigirme al hospital, a ver si

pueden atender una urgencia.

no hay señal.

el hospital más cerca de aquí

está como ahora y media.

vámonos. es mejor que te lleve

a l'hospitalet a revisen,

porque la herida -- el hospital

a revisar, porque la herida se

te puede infectar. despacio.

félix: aprovechando la

oscuridad, manejo hacia el

hospital más cercano en la baja

california.

>> la verdad, tiene una herida

muy larga. por favor, esperen

aquí que el médico va a venir a

coser la herida.

rafael: crees que tarde mucho?

>> no sé, el turno de la

madrugada tiene mucho trabajo.

rafael: gracias.

vas a estar bien, daniel. no te

preocupes. vas a mejorar.

daniel: espero que sea pronto,

porque me está doliendo mucho

la cara.

rafael: ten paciencia.

félix: aunque los minutos

pasaban, luego de esa primera

evaluación nadie volvió a

atenderlos. la espera se hacía

eterna y las dudas empezaban a

llenar el ambiente.

rafael: señora, hace más de

media hora que van a atender a

mi amigo y nada. ayúdelo, por

favor.

>> el médico tiene el informe y

él mandó traer un hilo especial

por ser la zona de la cara y un

medicamento.

rafael: nada más, no se tarde

mucho, por favor. gracias,

señorita. mira, si a las 5:00

a.m. no nos atienden, voy a

tener que reclamar.

daniel: no vayas a pelear, por

favor. tengo miedo de que le

llamen a la policía y me tengan

que devolver a méxico.

rafael: no creo que pase eso.

félix: daniel temía que

supieran que era indocumentado.

daniel: pensaba que desde ahí

me iban a llevar para méxico,

yo pensaba eso.

félix: si lo de portaban, tenía

que volver a su casa sin un

centavo a enfrentar el dolor de

su madre.

daniel se debatía entre la

necesidad de que le sanarán las

heridas y el miedo de que

llegaran las autoridades y lo

interrogaran para saber quién

era y qué había pasado.

maria: algo lógico, rafael

gamero estaba muy nervioso,

aunque llevaba cuatro años con

su organización era la primera

vez que trasladada a un

indocumentado y podría

enfrentarse en graves problemas

si lo descubrían. ya regresamos

con más de esta crónica.

félix: sin lugar a dudas,

daniel había corrido con mucha

suerte y cuando en medio del

desierto y en total oscuridad,

fue hallado por rafael que lo

llevó de inmediato a un

hospital para que le atendieran

la terrible cortada en la cara.

maría: efectivamente, daniel

estaba agradecido por una ayuda

milagrosa, pero la larga espera

en el centro médico, lo tenía

al borde de la desesperación y

dispuesto a cometer una locura

con tal de no ser deportado.

rafael y daniel sospechaban

que algo andaba mal. llevaban

más de tres horas esperando al

médico y el joven sabía que las

autoridades podrían aparecer en

cualquier instante. ya estaban

listos para salir del hospital,

cuando les volvió el alma al

cuerpo.

rafael: qué bueno que llegaron!

>> disculpe la tardanza, pero

estaba esperando el hilo

especial.

la cara es una zona muy

delicada, vamos a ver la

herida. está muy profunda, por

la ubicación y los cerca del

ojo, no le puedo poner

anestesia general, le voy a

poner una en spray.

rafael: le va a doler mucho?

>> le va a doler y mucho. tiene

que aguantar.

daniel: usted déle, doctor, yo

me aguanto como los machos. el

doctor me dijo perdóname, te va

a doler más a ti que a mí y

quiero que me aguantes porque

es muy importante. tu porvenir

dependes de todo lo que te voy

a hacer. aguántate.

>> recuerda que en una semana

tiene que regresar para quitar

los puntos.

daniel: gracias. hasta luego,

señorita.

maría: afortunadamente el

doctor entendió la versión de

un accidente en el que perdió

los documentos. le dió de alta

sin avisar a la policía.

tras una semana de recuperación

en la casa de unos primos en

san diego, rafael fue a buscar

a daniel que no había querido

ni siquiera ver a su novia.

rafael: cómo sigues?

daniel: bastante bien, ni me

duele. apenas si me doy cuenta

que tengo la cicatriz. sólo con

no me veo en el espejo. voy a

bajar el volumen para que

podamos platicar. nunca te

agradecí, si no me hubieses

encontrado, estaría muerto.

rafael: no digas eso, lo haría

por cualquier persona. llevo

cuatro años buscando personas

en el desierto. vamos al

hospital para que te quiten

esos puntos, hace una semana.

daniel: sabes, lo he pensado y

mejor que se queden ahí.

rafael: cómo crees? se te

pueden infectar.

daniel: no quiero volver al

hospital, qué tal me está

esperando la migra?

rafael: te lo tienes que quitar.

daniel: tu que sabes primeros

auxilios, por qué no me los

quitas?

rafael: yo te lo quito. vamos a

necesitar gasas, alcohol y una

tijera.

maría: rafael pensó que si no

lo ayudaría, se marcaría con

peor fuerza en su rostro.

rafael: no tenían infección,

estaban muy bien, estaba

hinchado y su ojo se le había

quitado lo rojo.

platense que había terminado

con estar atendiéndolo y me

dedique a lo que estaba

haciendo normalmente.

[puerta]

>> buenas tardes, joven.

daniel: buenas tardes. otra

--->> buenas tardes, otra carta

de su hijo. nos vemos el

próximo mes.

>> claro, que dios te bendiga

y la virgen te acompañe. hasta

luego.

maría: daniel sanó por

completo, consiguió un trabajo

y no sólo le devolvió el dinero

a su madre, también le dió una

mejor vida como siempre soñó.

>> en verdad, deseo de todo

corazón que te vaya muy bien en

la vida.

>> igual, te deseo lo mejor y

muchas gracias por todo lo que

hiciste por mi.

maría: aunque la relación con

ana no prosperó, daniel quedó

eternamente agradecido con ella

y con rafael y todavía se

mantienen en contacto.

el tiempo siguió su curso y

para el año 2010, desde san

diego, rafael seguía buscando

inmigrantes desaparecidos. su

grupo de voluntarios, se había

ganado la confianza de la

comunidad hispana en el área.

félix: nuestro corresponsal,

acompañó durante dos días en

zonas inhóspitas del desierto a

miembros de una organización

llamada " ángeles del desierto".

le llaman, el corredor de la

muerte.

>> buenas tardes, es usted

rafael?

rafael: sí, señora. en qué

puedo ayudarla?

>> como le dije por teléfono,

mi nombre es mónica y vengo en

busca de su ayuda. el esposo de

una amiga está perdido hace

unos días en el desierto.

rafael: necesitamos toda la

información posible para poder

hacer la búsqueda.

fue una información muy

detallada,, hasta dónde me

daban coordinadas. el muchacho

se llamaba roberto y vamos a

salir a buscarlo, le dije.

>> de verdad? traje esta

fotografía de roberto, aquí

está con su niña.

ayúdenos a encontrarlo, por

favor. él cruzó la frontera

hace tres días y venía de

guanajuato.

maría: cada una de las

historias que había escuchado

en sus 15 años como rescatista,

tenía la carga de angustia que

mónica le transmitía. pero algo

en aquella mujer tocó una vibra

sensible.

rafael: vamos a empezar

exactamente desde este punto.

>> me comentó que había un

grupo humanitario, que al

principio pensé que cobraban

bastante dinero.

maría: con el deseo de

encontrar a roberto, se

internaron en las calientes

dunas del desierto de arizona.

rafael: tenemos que caminar

hacia allá, como punto de

referencia. traía jeans, camisa

blanca y la mochila negra.

te enseñó la foto.

su hija está con la esperanza

de que lo podamos encontrar,

por lo tanto, vamos a echarle

manos a la obra.

maría: cuando rafael y sus

hombres llegaron al límite de

sus fuerzas, decidieron

detenerse.

rafael: creo que es justo que

comamos algo.

maría: la frustración era

evidente y aumentaba día a día.

>> es necesario encontramos

convida a este hombre? mira que

han pasado varios días.

rafael: en el desierto muere

mucha gente, pero no hay que

perder la esperanza de que el

vamos a encontrar. vamos a

comer algo y seguimos con la

búsqueda.

en ese mes hicimos

aproximadamente tres búsquedas

en tres diferentes lugares de

arizona y ninguna de las

informaciones fueron correctas.

maría: aunque luchaba por

mantener el ánimo y no

defraudar a mónica, sabía que

era casi imposible encontrarlo

con vida.

en aquel entonces, rafael

pasaba los 50 años y ese

encuentro con mónica le dió

nuevos bríos, sería

determinante para el resto de

la vida de nuestro protagonista.

félix: aunque llevaba más de

una década con su trabajo

voluntario, ese pedido de

mónica se convirtió en una

obsesión, como vamos a ver al

desde 1924, stouffer's

alimenta tus ambiciones.

se siente increíble

llegar a la meta.

yo quería ayudar

que otras personas

félix: durante los 10 años que

llevaba rescatando inmigrantes,

se había enfrentado a muchas

situaciones dolorosas que lo

tenían agotado física y

emocionalmente.

maría: tenía que trabajar para

pagar sus gastos y los gastos

de sus operaciones de búsqueda

y rescate, pero todo explotó

cuando un hallazgo mortal lo

hizo cambiar su vida de forma

insospechable.

félix: la siguiente reunión de

rafael con mónica fue una de

las más difícil en todos sus

años como encargado de "

ángeles del desierto ".

mónica: han pasado cuatro meses

y quería noticias de su

búsqueda.

rafael: le puedo asegurar que

he barrido la zona metro a

metro y no sabemos dónde está

roberto. parece como si el

desierto se lo hubiera tragado,

para que lo entiendan mejor,

voy a mostrarles. éstas son las

que ven aquí marcadas, sin

importar el color, son los

lugares que hemos recorrido.

llevamos cuatro meses en esto,

creemos que posiblemente él

haya tomado esta área y de ser

así, nos tendríamos que

desplazar de este lado.

mónica: la información que

tenemos es la que le dieron a

maría dolores en un guanajuato.

>> no tengo más información.

rafael: yo les propongo que

desplazamos las búsquedas hacia

otras zonas y posiblemente

corramos con mayor suerte.

>> señor, prométame que usted

va a encontrar a mi padre.

mónica: cuando son niños de

ocho años, muchachas de 14

años, cuando son jóvenes de 23

años y hay que dar la noticia a

los familiares, es muy

lamentable, muy triste porque

hay que vivir con esta angustia

toda la vida de saber cuándo

lo voy a encontrar y pasar los

años, los días y las horas y

siento que es una agonía muy

lamentable la que tengan que

vivir y muchas veces la tienen

que vivir por el resto de sus

días.

félix: su experiencia como

rescatista no lo habían

preparado para enfrentar un

momento así.

>> no me importa ni cómo ni

cuándo, sólo quiero saber que

regresará conmigo.

rafael: claro que sí, te

prometo que voy a encontrar a

tu padre. no importa lo que

tenga que hacer.

félix: inspirada por el trabajo

de rafael, que dedicaba cada

minuto libre, mónica quería

seguir sus pasos.

mónica: mira, estoy viendo tus

fotos y vídeos en tu página de

internet y quiero ser

voluntaria de los ángeles del

desierto.

rafael: qué alegría. sabes que

con las mujeres no vamos al

desierto.

mónica: yo seré voluntaria en

conseguir apoyo, responder

llamadas, correos, pero en

adelante cuenta conmigo.

yo empecé a ayudarlo y poco a

poco nos empezamos a dar cuenta

que era más que ayudar, ya

había un sentimiento muy fuerte.

félix: el sentimiento precio y

un año más tarde, como pareja,

compartían su vocacióny aunque

él no lo decía, en cada misión

llevaba la esperanza secreta de

encontrar un rastro de aquel

amigo por el cual mónica llegó

a su vida. esa búsqueda no lo

dejo descansar hasta mediados

del 2011.

una sola señal fue suficiente

para comprobar que estaba

frente a los restos de roberto.

rafael: creo que nuestra

búsqueda de más de un año ha

finalizado.

>> por qué dices eso?

rafael: pueden que sea los

restos de roberto escalera.

si son los restos de roberto

escalera.

ya lo encontramos.

>> rafael, es lo que te pedía

su hija. gracias a nuestro

trabajo, esa familia podrá, por

fin descansar.

mónica: años después lo

encontró. lamentablemente,

obviamente que sólo el cuerpo,

pero su familia pudo dar

sepultura correcta a roberto.

félix: rafael era mecánico

especializado en maquinaria

pesada y tenía un buen trabajo.

sin embargo, las restricciones

de horario lo llevaron a dejar

su único sustento.

>> rafael, cómo estás? qué te

trae por aquí?

esto que significa?

rafael: se llamaba maría y

murió el viernes pasado. la

encontré el sábado en el

desierto, si yo hubiera llegado

antes, a lo mejor hubiera

sobrevivido. pero ustedes no me

dieron permiso.

>> rafael, eso no lo hubiéramos

podido saber. si no la hubieran

encontrado, este tiene una

responsabilidad a quien la

empresa.

rafael: esa contestación lo

marcó de manera definitiva. le

agradezco mucho, pero lo mío es

salvar vidas en el desierto.

>> que tenga buen día.

rafael: me culpe mucho porque

por mi ambición del dinero una

muchachita, la única

oportunidad de salvar la que

tenía era yo y la dejé ir.

maría: decidido a vivir en paz

con su conciencia, estaba

dispuesto hasta a pedir limosna

con tal de no dejar de hacer

sus rondas por el desierto.

félix: todavía le faltaba

otro terrible reto por vencer y

esta vez el reto lo pondríacara

a cara con la muerte. ya

regresamos.

maría: además de los peligros

propios del desierto, los

miembros de la organización de

rafael enfrentan otra grave

amenaza, la posibilidad de ser

víctimas de delincuentes.

félix: los llamados coyotes

hacen de las suyas en toda el

área y las muertes,,

desapariciones y abusos contra

quiénes cruzan la frontera, son

de todos los días. pero eso no

quebranta la voluntad de los "

ángeles del desierto".

maría: aquel desierto al que le

había arrancado decenas de

víctimas en casi dos décadas de

trabajo voluntario, le puso a

rafael una dura prueba que casi

no supera.

>> buenas noches. qué anda

haciendo por aquí?

>> nos dijeron que en esta zona

indocumentado que están

cruzando la frontera.

>> cómo ven? fíjese que por

aquí no se puede pasar.

>> no es una zona prohibida,

creo que no me entendió bien,

somos un grupo de rescate...

>> el que no me está

entendiendo eres tú, te dije

que no puedes pasar.

le damos una careta dirá para

que entiendan que no se puede

pasar?

maría: los agresores eran

miembros de una banda criminal.

los golpearon hasta cansarse,

pero no los asesinaron para

convertirlos en ejemplo de lo

que les pasa a quiénes entran

en su territorio.

[gritos]

>> ahora si entendieron que no

se puede pasar? esta nomás fue

una advertencia. a la otra no

salen vivos de aquí.

rafael: nos querían hacer

muchísimo daño, porque dicen

que nos metimos en su lugar, en

su propiedad y que no íbamos a

salir de ninguna forma bien

librados, porque no querían que

diéramos el aviso de por qué

zona estaban.

maría: rafael tardó varias

semanas en estado crítico,

antes de poder regresar a su

casa.

mónica: rafa, no has pensado

que es hora de retirarte? mira

que tiene 60 años y no puedes

exponerte a estas cosas.

rafael: de ahora en adelante,

voy a tratar de no meterme en

esa zona. en casi 20 años,

nunca me había pasado algo así.

nuestra gente nos necesita.

mónica: que sea lo que tú

quieras, mi amor. prométeme que

baso tener mucho cuidado.

rafael: claro que sí, te lo

prometo. voy a tratar de

cuidarme más.

maría: la paliza le dejó

fuertes secuelas y aunque le

facturaron varias partes del

cuerpo, no quebraron su

voluntad de ayudar.

rafael: nos golpearon muy

fuerte, demasiado, al punto de

que este ojo lo perdí y este

oído casi me lo arrancaban.

costillas bastante mal y desde

entonces quede mal, no puedo

caminar bien, porque los golpes

me aceptaron demasiado mi

pelvis y mi espalda. nos

dejaron básicamente como

muertos.

maría: con tantos problemas

físicos, ya no pudo conseguir

los trabajos ocasionales,

también dejó de visitar el

desierto con tanta frecuencia y

tuvo que depender más de las

donaciones para su causa.

>> si uno mira una persona que

viene con hambre y sed, hay que

ayudarlos, porque eso es lo que

dios nos ha enseñado. hay que

amar a nuestro prójimo y ayudar

cuando nos necesitan.

maría: semana a semana, rafael

y sus voluntarios, llevan

galones y comida enlatada al

desierto. las esconden en

lugares estratégicos dónde los

inmigrantes pueden encontrar

con facilidad.

rafael: ya llevamos varias

horas, acuérdate que es

importante que les dejemos agua

a nuestros hermanos y cada que

estemos en el desierto, que no

se te olvide que estamos

salvando vidas.

>> tranquilo, sabes que no me

rajo. vamos a poner el agua en

los sitios indicados.

mónica: quiero dejar muy claro,

que somos rescatistas, que

ayudamos a las hermanas que

están cruzando, pero no somos

inmigración, tampoco reportamos

a nuestros hermanos migrantes a

inmigración, a menos que no

puedan continuar su camino y

nos pidan entregarse. ellos

mismos pueden llamar al 911,

pero nosotros no pasamos alerta

a la patrulla fronteriza.

maría: la tarea de rafael no se

detiene. sabe que aún en los

rincones más inhóspitos, puede

haber alguien arriesgando su

vida.

rafael: estoy viendo algo de

aquel lado. no vayan a ser

delincuentes de la frontera,

tranquilos.

creo que son inmigrantes.

>> sí, parecen.

rafael: vamos a ayudarlos.

muchachos! no tengan miedo,

queremos ayudarlos! traemos

agua y comida!

maría: los últimos en ser

rescatados, fueron seis

guatemaltecos, un bebe y los

otros de 3.10 y 16 años.

aquella tarde, no quedó otra

opción que llamar a la patrulla

fronteriza, de lo contrario,

los menores habían muerto en un

calor que supera los 110 grados

fahrenheit.

rafael les dió agua y comida,

esta mujer que apenas se

recuperaba de una cirugía en el

abdomen, llevaba tres días sin

comer para poder alimentar a su

pequeño.

rafael: te fijaste cómo se

pusieron cuando los

encontramos? luego de que la

niña venía enferma, llevaban

tres días sin comer. te fijaste

cómo se pusieron cuando les di

de comer?

eso vale más que el dinero.

maría: la noche cayó, pero

mañana será otro día y vendrá

una nueva jornada para seguir

haciendo la diferencia entre la

vida y la muerte y otra

oportunidad para demostrar por

qué se ganaron a pulso el

título de " ángeles del

desierto".

de acuerdo a su página oficial,

reciben alrededor de 20

llamadas diarias de personas

desesperadas que tienen un

familiar o un amigo perdido en

el desierto.

félix: con el tiempo, la

patrulla ha aumentado su

presencia en la zona y

continúan con su misión

humanitaria, siempre y cuando

no sean un obstáculo para las

autoridades.

maría: llegamos al final de la

crónica, pero no se pierda lo

que estamos preparando para la

próxima.

>> voy a cerrar el año el 8 de

diciembre con un concierto en

monterrey y tú tienes que estar.

locutor: eran los más cercanos

colaboradores de la diva de la

banda.

>> yo sé que están cansados

hasta la m, pero les pido una

ayudita, necesito llevar al

ensayo, tengo el ensayo con

paulina rubio.

>> ya no había quién la hiciera

cambiar de opinión.

locutor: murieron a su lado.

a cinco años de la tragedia,

sus familiares sienten que

fueron condenados al anonimato.

>> nos duele mucho que no los

recuerden a ellos, que no los

mencionen.

>> quiero decirles que le pedí

a mi contador que les entregue

$1000.

>> para qué $1000?

locutor: entre "crónicas de

sábado", jenny rivera, los

pasajeros olvidados.

félix: así los esperamos la

próxima semana. buenas noches.

albertano: ay, ay, ay, ay, rosa.

Cargando Playlist...