null: nullpx
Cargando Video...

Al ver la extrema necesidad de los inmigrantes, un sacerdote decide ayudarlos directamente, pero se encuentra con la negativa de las parroquias de su ciudad

El padre Alejandro Solalinde se da cuenta de que muchos inmigrantes llegan a su ciudad en un tren denominado 'la bestia', intentando seguir su camino hacia el norte, pero son víctimas de robo y abuso por parte de la policía local. Decidido a ayudarlos, el cura pide la colaboración de las parroquias del sector, pero descubre que nadie se compromete con su causa. El descarrilamiento de la bestia causa muertes y heridos múltiples, y el cura tiene que ingeniarse una manera para ayudar a los migrantes.
9 Feb 2020 – 10:32 PM EST
Reacciona
Comparte

[bocina]élix: cada ía,durante ás de un año, larutinadel padre solalinde inclíallevaralimentos para los migrantesrecén llegados a laestacóndel tren.alejandro: bienvenido.coma tranquilo, y si quiereás,pues pida ás.gracias, padre.martha: una persona quetodaslas tardes saía corriendo,literal,y cuando llegaba el trendeía:"tenemos comida caliente,pasen. pasen al albergue".todos los ías, cuando ya eltrensilbaba,él ya estabaen la estacón del trenrecibiendoa todos los migrantes quetríala bestia.poliía: ásele. órretepara alá.¿qé pasa, señor?poliía 2: dame eso.es mi mochila.poliía 2: ¿quén te esápreguntando?es solo ropa.élix: pronto se daíacuentaque eran ún ás vulnerablesde lo que pareía.alejandro: ¿todo en orden,muchachos?poliía: todo en orden,padre solalinde.ustedes árguense de aqíya.alejandro: hay comidasuficiente.bienvenidos. suban.padre, esos poliíasnos acaban de robar.alejandro: no puede ser,pero si se supone que esánpara cuidarlos.¿ahora qé vamos a hacer?alejandro: empeé a caminaralejandro: empeé a caminarcon los migrantes, perón,y descubí muchas cosasmaravillosas. una de ellas,hay que acompañara los migrantes, no losmigrantesnos tienen que acompañara nosotros.céame, padre gión.yo mismo vi a los poliíascobrara los migrantes.élix: el padre rebeldebusóayuda entre sus compañeros,y tambén alí se lleódesagradables sorpresas.gión: ¿no estaá ustedexagerando, padresolalinde?alejandro: ¿exagerando?¿por qé no salede las cuatro paredesde la iglesia, padregión,se da una vuelta por laestacóny comprueba con sus mismosojos que no exagero?tomasa: qé buenoque lo encontramos,padre solalinde.alejandro: ¿para qé soybueno,doña tomasa?tomasa: para crear problemasnomas, padre.en nombre de la gente debiende la comunidad venimosa exigirle que por favor,deje de ayudar a esa gentedelincuente.martha: empezaron a haberproblemas de xenofobia,de gente que agreíaa los migrantes, empeóa confrontarse la poblacón,y el padre no queía eso.alejandro: pero otra vezustedescon lo mismo.¿no tienen nada que hacer?tomasa: esos migrantes esáninvadiendo la ciudady no son ás que bandidos.alejandro: ellos no son nadade eso, y por favor,ígale a la gente de biende la comunidad que no voya dejar de protegerlos.tomasa: que quede constanciaque vinimos a peírselopor las buenas.alejandro: ustedes haganlo que les parezca,y yo voy a seguir cumpliendocon la palabra de dios.¡padre solalinde, ayuda,por favor!alejandro: ¿qé paó, hijo?¡el tren, el tren!alejandro: ¿qé paócon el tren?¡se descarrió, padre!¡hay muchos heridos!alejandro: ¡vamos! ¡vamos,ápido![gritos][gritos]élix: la bestia se haíadescarrilado.el caos y la confusónreinabanentre una multitud deheridos,mientras una periodistaregistraba la tragedia.martha: resultaroncon últiples heridashaía varios migrantesmuertos.en el camino,una patrulla llevaba variosmigrantes muy malheridos.céntenos, ¿sabe lo que paóy cántas personasse encuentran afectadas?poliía: mire, son muchoslos heridos, pero no puedodecirle en este momentocántos exactamente son.permiso.alejandro: ¿quén esá acargo?¿ónde esán los heridos ásgraves?martha: de repente, llegaun hombre que vesíauna playera blanca con sucruz,empeó a gritarque ónde estabanlos migrantes. nadie le hizocaso,pareía loco. andaba de unladohacia otro.alejandro: ¡yo soy el padrealejandro solalindey estoy aqí para ayudarlos!élix: martha noó deinmediatola angustia y preocupacóndel padre solalinde.alejandro: ya, ya. unmomento,un momento. ¿qé paó?martha: en ese momento,me acerqé y le dije: "mire,si usted camina, por alá vaa encontrar los cuerpos".ese fue el primer contactoque tuve conél.élix: el padre solalindehizo todolo posible por mitigar eldolorde los heridos.alejandro: todo va a estarbien.padre, hay muchosheridos,no podemos ayudarlos atodos.alejandro: í, no é qé esloque vamos a hacer.no podemos llevarlos alhospitalporque les van a cobrartodo,y no tienen documentos.¿qé hacemos, dios ío?¿qé vamos a hacer,padre?alejandro: mire, yo ya éqé voya hacer.élix: saía que era laúnicaesperanza para los migrantesy puso manos a la obra.alejandro: ¡ya regreso, ya!no teía dinero parallevarlosa un hotel, tampoco poíallevarlos a mi casa dondeestabayo rentando, a unos dospueblos,en el espinal,porque me andaban siguiendoyamigracón y tambén elgobierno,la poliía, porque andabaestorándoles en su negocio.élix: desesperado, busóayudaen las parroquias del lugary con dolor comprobaíaque no todos estabandispuestosa darle una mano.gión: ¿qé pasa,padre solalinde?alejandro: en la estacónhaymuchos heridos, son ás de60.esa pobre gente necesitade nuestra ayuda.gión: pero, padre,nosotros no somos doctores,¿ómo podemos ayudar?alejandro: ¿ómo va a decireso,padre, si el servicioa la comunidad es nuestraraónde ser?gión: í, padre, peroentiendaque nuestra parroquia tienerecursos limitadosalejandro: pero es que yono le estoy pidiendo dinero.yo lo que necesitoes que nos los deje albergaraqí,por lo menos hasta que serecuperen.gión: padre solalinde,¿usted me esá pidiendoque é albergue a losmigrantesaá, en la iglesia?alejandro: í, señor,exactamente.esta es la casa de dios,¿no?gión: í, padre, pero¿qé va a pensar lacomunidad,padre?alejandro: pero ¿ustedqé es lo que enseñaen su iglesia, padre?las parroquias estabancerradas,no admiían a los migrantes.las dos parroquias de aí,ni la de san jeónimoni la de guadalupeadmiíanlos árrocos no admiíanrecibirmigrantes.si usted no les enseña quejeúsesá en los ás necesitados,¡usted como sacerdotees un fraude!élix: el úmero deinmigrantesque llegaban buscando ayudadel padre solalindeaumentaba,yél no teía otra opcónque atenderlos en la calleo en cualquier lugarúblico.maía: aí mismo, élix.es que en su mente tambénya estaba rondando la ideade construir un alberguepara susmigrantes, pero ¿ómo lo

Cargando Playlist...