null: nullpx

Peleas y reajustes: los caóticos 100 primeros días del equipo de la Casa Blanca de Donald Trump

Los criterios de Trump para seleccionar a su personal de confianza no son políticos, son más bien pragmáticos y basados en la lealtad. El estilo que ha usado como empresario, ha causado algunos terremotos en la Casa Blanca.
25 Abr 2017 – 1:05 PM EDT

Donald Trump no está atado a una ideología, ni menos al Partido Republicano que lo llevó al poder. Se refleja en el hecho de que sus designaciones para puestos claves han sido personales y eso ha resultado en fuertes sismos internos y externos en su Casa Blanca.

Nombres que eran piezas clave de la campaña, han perdido brillo en las primeras semanas del gobierno. Algunos de los que se mantienen en pie quizás no duren mucho tiempo, en un gobienro que tras estrenarse con un mensaje de ruptura del mundo político empieza a adaptarse a las lógicas que impone Washington DC.

Es lo que los medios especializados, citando fuentes internas del gobierno, ha descrito como un pulso entre los "nacionalistas", capitaneados por el estratega jefe Steve Bannon, contra los "globalistas" que encabezan Ivanka Trump y Jared Kushner.

La mayoría de los críticos de Trump aseguran que el presidente actúa sobre la marcha, con un equipo disperso que suele pisarse los talones. No debería sorprender, porque es la manera como el propio Trump ha descrito en libros su estilo gerencial.

“Yo soy mi propio estratega” ha dicho en diversas entrevistas, tanto al referirse a su elección, como a su gobierno.

Desde su toma de posesión, el 20 de enero pasado, el millonario se ha rodeado de personas de su confianza, traídas de la campaña o de su vida en el mundo empresarial, incluyendo familiares suyos.


Reacomodos

“En general es el marco del partido quien posiciona figuras claves en la administración y mantiene alejados a quienes están fuera del círculo político, pero este no fue el caso”, explicó Elizabeth Sanders, profesora de ciencia política en Cornell University.

“Trump ha aprendido por experiencia que no te puedes apoyar en gente que no sabe de Washington, de lo contrario cometes errores, como ya lo hemos visto con las órdenes ejecutivas", agregó.

Aunque la Casa Blanca lo ha negado públicamente, el Presidente parece estar consultando con amigos y confidentes respecto a la composición de su equipo y posibles cambios para mejorar su desempeño.

Esto luego de varios fracasos públicos como las dos órdenes ejecutivas de inmigración que fueron bloqueadas en cortes y la incapacidad de orquestar un reemplazo viable para la Ley de Cuidado de Salud Asequible u Obamacare.

“Si bien no ha habido un cambio en el equipo con la excepción del (exasesor de Seguridad Nacional Michael) Flynn, existe mucha tensión entre los grupos de poder en la Casa Blanca. Por un lado Bannon, Priebus y por otra parte Kushner. La influencia del yerno ha subido mucho. Si eso llevará a un cambio de personal en la Casa Blanca.... está por verse”, explicó Alfonso Aguilar, estratega republicano.


Fuentes en círculos políticos en Washington aseguraron a Univision que los republicanos en general están “preparándose para grandes tragedias, si el ambiente en la administración sigue igual y no ordenan su rutina y dinámica interna”.

A 100 días del arranque el gobierno de Trump, estos han sido algunos de los principales acomodos; los ganadores, los perdedores y los exiliados del poder.

El círculo cercano


  • Steve Bannon: A horas de la juramentación en enero, Bannon era descrito por los medios de comunicación como uno de los hombres más poderosos de Washington. El ejecutivo del conservador sitio de noticias Breitbart News fue una de las figuras más influyentes en la retórica de campaña del presidente. Aunque ahora sigue en su posición de estratega principal en la Casa Blanca, a principios de abril fue removido del Consejo de Seguridad Nacional. Se ha explicado que la única razón por la que Trump lo había puesto ahí, era para asegurarse de que el despedido asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Mike Flynn no politizara ese sector. Sin embargo, la salida de Bannon ha sido interpretada por diversos medios como demostración de que ha perdido un terreno importante en la Casa Blanca.
  • Jared Kushner: El terreno perdido por bannon parece haberlo ganado el yerno del Presidente, Jared Kushner. El marido de Ivanka Trump ha formado parte del círculo más cercano desde el principio, pero en las últimas semanas, diferencias de opinión y peleas internas con Bannon han alzado su relevancia. Kushner liderará la oficina de innovación encargada de hacer más eficiente al gobierno, esto además de su incidencia en reuniones de política doméstica e internacional. Su portfolio es extenso.
  • Ivanka Trump por su parte ha mantenido un rol protagónico que ha ido en crecimiento desde la campaña, al punto que ahora es oficialmente asesora del presidente y cuenta con su propia oficina en el ala oeste de la Casa Blanca. Esta semana hizo su primera aparición internacional en la cumbre W20 invitada por la canciller alemana Angela Merkel. Antes del viaje contrató su propia jefa de gabinete para manejar sus asuntos dentro del gobierno.
  • Reince Priebus ex presidente del Comité Nacional Republicano, quien ocupa una de las posiciones centrales en la administración como jefe de gabinete, no ha figurado públicamente con un rol de alto perfil ni liderazgo. Por el contrario, ha sido blanco de enormes críticas por parte de fuentes anónimas dentro de la Casa Blanca que apuntan a la ausencia de líneas de mando y el constante roce entre centros de poder. Priebus ha dicho en entrevistas que no tiene control sobre los comentarios de Trump y que debe dedicar mucho de su tiempo a manejar crisis y controlar daños.
  • Gary Cohn ex director ejecutivo de Goldman Sachs y el asesor económico principal de Trump no participó en la campaña, pero se ha convertido en una voz influyente en la Casa Blanca desde la inauguración y es el responsable de liderar la reforma tributaria que el magnate quiere dejar como uno de sus principales legados en el gobierno. Cohn a su vez le ha dado su apoyo a Kushner en las peleas internas dentro del círculo cercano del Presidente, según lo han reportado diversos medios de comunicación.

La periferia


  • Kellyanne Conway. Como estratega de la campaña, Conway era una de las integrantes del círculo cercano a Trump. A pocos días de iniciar el nuevo gobierno era la cara visible del triunfo del magnate, pero luego de algunas caídas comunicacionales, como la defensa de los "hecho alternativos" para explicar las diferencias entre las posiciones de la Casa Blanca y los hechos, o promover productos de Ivanka Trump desde la Casa Blanca en una entrevista televisada, su credibilidad sufrió un impacto importante.
  • Stephen Miller: Un fenómeno similar sufrió Miller, de 31 años, quien venía de las filas de uno de los aliados más cercanos de Trump en la campaña, el senador y ahora fiscal general Jeff Sessions. Fue una de las personas claves en el despliegue de la primera orden ejecutiva de inmigración y tuvo un rol protagónico al defenderla, pero luego de su fracaso perdió el impulso que traía.

Los que se fueron


  • Chris Christie: Después de haber sido uno de los aliados políticos más cercanos en la campaña y el primero de los precandidatos republicanos en dar su apoyo a Trump, el gobernador de Nueva Jersey parecía en el camino correcto para ocupar un alto cargo en la administración.Pero escándalos locales en New Jersey, además de su manejo del equipo inicial de transición que muchos consideraron caótico, catapultaron su salida de la Casa Blanca incluso antes que pudiera entrar. otros señalan vieejas rencillas entre la familia Kushner y Christie de cuando este era fiscal general del estado.

Los que no llegaron


  • Embajadores: El gobierno de Trump se ha caracterizado por la ausencia de rostros a nivel internacional. Una administración sin la mayoría de sus embajadores confirmados. Pero aparte de eso, el magnate tiene una serie de nombramientos pendientes y varios de ellos han decidido tirar la toalla por la falta de atención.
  • Andy Puzder: El director ejecutivo de CKE Restaurants no terminó el proceso de confirmación para Secretario del Trabajo en el Senado. Retiró su candidatura luego de que se supiera que había contratado a una persona indocumentada para trabajar en su casa, además de rumores sobre violencia doméstica.
  • Tom Ricketts: La semana pasada desistió sobre el puesto de subsecretario de comercio.
  • Philip Bilden salió de la carrera para secretario de marina en febrero por su incapacidad para cumplir con los requisitos éticos del puesto. Lo mismo ocurrió con el primer candidato para el cargo, Vincent Viola.

En fotos: Así transcurrieron los primeros 100 días de Donald Trump en la Casa Blanca

Loading
Cargando galería
Publicidad