null: nullpx

¿Qué se sabe sobre la abrupta pérdida de poder de Bannon, el estratega de Trump?

Abundan los reportes tratando de buscar una explicación a la democión en el Consejo de Seguridad Nacional del estratega jefe de Trump, quien hasta ahora había sido visto por muchos como el verdadero poder en la sombra.
6 Abr 2017 – 7:27 PM EDT

La salida de Steve Bannon del Consejo de de Seguridad Nacional (CSN) es el último episodio de una dramática serie de historias de intriga y luchas internas en la Casa Blanca de Donald Trump. En este caso, lo que parece ser una abrupta pérdida de poder por parte de Bannon, que conserva su puesto como estratega jefe, es sorprendente porque ha sido visto como el ideólogo del presidente que disfrutaba de su atención de modo prioritario.

Bannon era miembro del comité de principales de CSN (quienes tienen un asiento permanente en la Sala de Situaciones, donde se analizan conflictos, guerras y amenazas terroristas) y su salida fue ideada por el nuevo asesor de Seguridad Nacional de Trump, el general H.R. McMaster, según The New York Times. Un alto funcionario de la presidencia indicó que no se trata de una degradación en sus responsabilidades, ya que -aseguran- pocas veces asistía a las reuniones de ese órgano.

Pero ahora abundan reportes que especulan sobre si esta noticia indica su caída en desgracia, así como si se trata de un anticipo de su salida definitiva de la Casa Blanca. Esto es lo que se ha reportado hasta ahora:

¿Amenazó Bannon con dimitir?

Bannon se resistió a la medida incluso amenazando en un momento con dimitir, según le dijo un funcionario de la Casa Blanca de forma anónima al diario The New York Times.

Pero Bannon le negó a NBC ese reporte, tachándolo de "tontería total". También otra fuente del gobierno le dijo a la cadena de televisión que esa información es falsa.

Politico informa que la multimillonaria Rebekah Mercer, asociada a Bannon desde hace años y una de las principales donantes de Trump, consiguió convencerle para que no dimitiera.

Los aliados de Bannon le dijeron al New York Times que Bannon había sido elevado al comité de principales del CSN para mantener un ojo sobre el primer consejero de Seguridad Nacional de Trump, Michael Flynn, quien dimitió en febrero en medio de la controversia sobre sus conexiones con Rusia. Caído Flynn, ya no había necesidad de mantener a Bannon en el órgano, aseguran.

¿Está ganándole la guerra Kushner a Bannon?

El yerno de Trump y asesor presidencial, Jared Kushner, tiene una mala relación con Stephen Bannon, según múltiples fuentes, y la salida de este último del Consejo de Seguridad Nacional puede explicarse por el creciente poder que está adquiriendo el primero.

Ambos son las líderes de dos frentes ideológicos enfrentados dentro de la Casa Blanca: globalistas (Kushner) vs. nacionalistas (Bannon). Despectivamente, Bannon y sus aliados se refieren al bando de Kushner como los "demócratas del Ala Oeste". Mientras, Kushner y los suyos culpan a Bannon del caos y la infeciencia en la Casa Blanca, Bannon ha sido visto como un saboteador de iniciativas como el plan para acabar con Obamacare. Otro gran plan suyo, el veto a ciudadanos de varios países musulmanes, ha encallado en los tribunales.

Mientras, Kushner ha ido ganando responsibilidades poco a poco: las relaciones con México, la paz en Medio Oriente, la epidemia de opioides, la salud de los veteranos, y junto con su esposa Ivanka también ha promovido los derechos LGBT y el cambio climático.

Quizás no sea coincidencia que la democión de Bannon coincide con la llegada al Ala Oeste de Ivanka Trump, la esposa de Kushner.

¿Ha perdido Bannon la confianza de Trump?

Joe Scarborough de MSNBC, uno de los periodistas con mejores conexiones con la Casa Blanca de Trump, asegura que Trump se ha cansado de Bannon.

"Viendo sus índices de aprobación desplomarse y la debacle de la ley de salud en la Cámara de Representantes, el presidente Trump se ha dado cuenta de que la fuente de buena parte de ese caos dentro de la Casa Blanca ha sido Steve Bannon", dice Scarborough. "Bannon mismo se ha frustrado de modo extraordinario dentro de la Casa Blanca y en un momento dado ha dicho 'si mis talentos no son necesarios aquí, puedo llevármelos a otro lugar'".

La asociación entre Trump y Bannon comienza en los inicios de la campaña presidencial, cuando Bannon era director ejecutivo de la web ultraconservadora Breitbart. Bannon comenzó a promover a Trump frente a otros rivales republicanos más moderados. En agosto del año pasado se unió a la campaña presidencial como director ejecutivo.

La sintonía entre Trump y Bannon se vio favorecida por el estilo combativo de ambos, pero la mala reputación de éste y sus malas relaciones con su yerno y su hija podrían estar jugando en su contra. En el fondo, Trump durante su carrera como empresario ha sido un hombre desconfiado que ha preferido la lealtad de los familiares. Bannon, por su parte, podría estar frustrado con la forma de ser de Trump. Él es un ideológo y el presidente es visto como un pragmático cuya prioridad es mantenerse en el poder, cueste lo que cueste.

RELACIONADOS:PolíticaCasa BlancaDonald Trump

Más contenido de tu interés