null: nullpx

Senadores exigen al gobierno detener la deportación de inmigrantes infectados con covid-19

Un grupo de 15 senadores demócratas exigen a los departamentos de Estado y Seguridad Nacional detener la deportación de indocumentados y asegurarse que todos sean sometidos a pruebas de covid-19 antes de enviarlos a sus países.
Sigue aquí nuestra cobertura completa del coronavirus.
2 May 2020 – 06:50 PM EDT

Un grupo de 15 senadores demócratas pidieron al gobierno que detenga la deportación de inmigrantes hacia América Latina y el Caribe, a menos que verifique que no se encuentran infectados con covid-19.

En una carta dirigida el viernes a los secretarios de Estado, Mike Pompeo, y de Seguridad Nacional (DHS), Chad Wolf, los legisladores dijeron estar “profundamente preocupados de que la Administración Trump esté perjudicando los esfuerzos regionales en América Latina y el Caribe para contener la actual pandemia de coronavirus al deportar a migrantes con covid-19”.

Agregaron que la falta de protocolos adecuados para garantizar que no se está propagando el virus hacia otras partes del mundo, constituye un “aparente desprecio por los estándares de salud pública”.

Indicaron además que “informes documentan que el gobierno ha deportado a docenas de ciudadanos guatemaltecos, mexicanos y haitianos que dieron positivo por covid-19 al llegar a sus países de origen. Creemos que tales acciones exacerban en lugar de combatir la propagación global de la pandemia”.


Qué dicen los informes

Los senadores precisaron que los informes en su poder evidencian que la Oficina de Inmigración y Aduanas ( ICE), agencia que encabeza la fuerza nacional de deportaciones, lleva a cabo “exámenes superficiales que no incluyen pruebas para covid-19” y que en múltiples casos “no ha podido detectar la enfermedad” entre los deportados.

“Parece que se ha prestado poca atención al cribado, las pruebas, la cuarentena y el tratamiento de los migrantes sintomáticos de manera efectiva de acuerdo con las pautas médicas antes de ser deportados a países que carecen de la infraestructura de salud pública para tratarlos y hacer frente a la propagación posterior de los casos”, se lee en la carta.

El jueves, un día antes del envío de la carta, ICE aseguró a Univision Noticias que al 25 de abril tenía 29,675 personas detenidas en sus centros a lo largo y ancho del país, y que “debido a la naturaleza sin precedentes de covid-19 estaba revisando casos de personas detenidas que se consideran en mayor riesgo de enfermedad grave como resultado del virus”.

Indicó además que entre los protocolos utilizados para enfrentar la pandemia “utiliza las guías de los Centros para el Control de las Enfermedades ( CDC) junto con el asesoramiento de profesionales médicos”.

También dijo que había liberado a unos 700 inmigrantes y continuaba revisando casos de personas vulnerables todos los días.


Pruebas positivas

El grupo de congresistas demócratas indicó además que hasta el viernes ICE había reportado 490 casos entre detenidos desde que comenzó el brote de covid-19, y que sólo se habían llevado a cabo “alrededor de 1,030 pruebas en casi 30,000 detenidos en todo el país”.

Este sábado, un día después de enviada la misiva, el conteo de contagios de ICE indica 522 casos confirmados y 1,073 pruebas llevadas a cabo. El centro de detención con más casos positivos es Otay Mesa, ubicado en San Diego, California, con 105 inmigrantes infectados de covid-19.

Al menos 10 agentes que trabajan en ese centro también se encuentran enfermos. El número total de empleados de ICE infectados que laboran en cárceles de inmigrantes es de 39.

Otros 95 agentes que no trabajan en centros de detención también han dado positivo en pruebas de covid-19.


El caso Guatemala

En la carta los legisladores mencionan que recién a partir del jueves ICE hizo pruebas de coronavirus a migrantes deportados a Guatemala antes de abordar un vuelo de la agencia hacia ese país centroamericano.

En abril el gobierno guatemalteco denunció que al menos el 75% de los deportados en un vuelo de ICE dieron positivo al covid-19. Las autoridades locales denunciaron la escasa comunicación con las autoridades migratorias estadounidenses y cancelaron los vuelos hasta no tener certeza de que Estados Unidos no seguirá deportando a indocumentados contagiados y propagando el virus.

“No está claro si ICE continuará evaluando a las personas deportadas a Guatemala y si ICE evaluará a los deportados a otros países”, escribieron los senadores. “Además, la amenaza de sanciones de visa en el memorando del 10 de abril del presidente Trump puede silenciar efectivamente las objeciones de los países que buscan protegerse de la llegada de deportados con covid-19”, indicaron.

Ese día Trump ordenó al secretario de Estado “iniciar un plan para imponer las sanciones de visa previstas en sección 243 (d) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA) a los países que se nieguen a recibir o demoren la recepción de inmigrantes expulsados por Estados Unidos.


Ausencia de protocolos

En la misiva los legisladores también denuncian que “en ninguna parte de la orden del 20 de marzo de los CDC de suspender temporalmente la entrada de ciertas personas que presentan un grave peligro de introducción de covid-19 en Estados Unidos, o en alguna guía de salud pública, hay una recomendación de deportar a migrantes visiblemente enfermos sin someterlos a prueba de covid-19”.

En respuesta a la falta de protocolos al respecto, el grupo de demócratas cita una guía de la Organización Mundial de la Salud (OMS) donde se indica que "los viajeros enfermos con signos y síntomas de infección respiratoria que tienen antecedentes de exposición al covid-19 deben aislarse hasta que puedan ser transferidos de manera segura a un centro de atención médica para una evaluación adiciona".

Y agregan que los CDC "recomiendan que los viajeros eviten todos los viajes internacionales no esenciales debido a la pandemia”, advirtiendo que “algunos sistemas de atención médica están abrumados y puede haber un acceso limitado a la atención médica adecuada en las áreas afectadas".

“La deportación de migrantes con covid-19 a países de la región sin la capacidad de responder adecuadamente a la pandemia es una violación imprudente de las responsabilidades de salud pública”, puntualiza la carta. “Las personas que regresan a la fuerza infectadas con covid-19 no se ajustan a los estándares humanitarios y de salud pública que nuestra nación debe defender en tiempos de pandemia”, añade.


Cunde el miedo

Al tiempo que aumentan los casos de covid-19 en los centros de detención de ICE, también se propagan las protestas. El viernes tres inmigrantes en la cárcel del Condado de Bristol, Massachusetts, fueron hospitalizados después de un incidente violento registrado en las instalaciones, de acuerdo comn un reporte de la publicación WBUR. La Oficina del Sheriff del Condado de Bristol confirmó al medio digital que el incidente comenzó después de que los detenidos de ICE informaron síntomas de covid-19.

El 7 de abril Univision Noticias reportó que el miedo a contraer el covid-19 se apoderó de los inmigrantes detenidos en cárceles de ICE y también de familiares dentro y fuera de Estados Unidos.

“Estamos pasando por momentos muy difíciles, con mucho temor, mucha preocupación. Estamos viendo en las noticias lo fuerte que está ocurriendo, lo que está pasando afuera. No tenemos condiciones para enfrentarnos a esto que está pasando”, dice Ana, una mujer de 26 años que lleva detenida varios meses en el centro de detención Basile ubicado en el sur de Louisiana.

ICE negó en esa fecha la existencia de casos positivos de covid-19 en sus centros de detención.


Otros testimonios

Una semana más tarde Univision Noticias dio a conocer audios que denuncian un incidente registrado en el centro de detención Otay Mesa, San Diego, la cárcel de ICE con el mayor número de casos de covid-19.

La grabación, obtenida por la organización PSF Caravan, un grupo que surgió durante las caravanas de migrantes centroamericanos el año pasado, relató instantes en que guardias privados del centro procedieron a someter a un grupo de internas que realizaban una huelga de hambre para exigir mejor trato.

“Nos están tirando gas pimienta”, pide ayuda una mujer. “No nos respetan, somos seres humanos no animales. Auxilio”, grita. “No pueden tirar gas pimienta”, agrega. “Nos quieren obligar a firmar para que botemos las mascarillas, nos quieren cobrar las camisetas con las que hicimos las mascarillas”, relata en medio de gritos que se escuchan en el fondo de la grabación.

“Les instamos a que ordenen la prueba covid-19 para todos los migrantes antes de que sean deportados o transferidos de Estados Unidos, para asegurarse de que los migrantes que resulten positivos reciban el tratamiento médico adecuado y que finalicen de inmediato las deportaciones de las personas que han dado positivo o muestran síntomas de covid-19 hasta que se hayan recuperado y ya no sean contagiosas”, concluye la carta.

La misiva fue firmada por los senadores Bob Menéndez, Richard Durbin, Patrick Leahy, Dianne Feinstein, Bernard Sanders, Benjamin Cardin, Tom Udall, Jefrey Merkley, Richard Blumenthal, Mazie Hirono, Elizabeth Warren, Edward Markey, Cory Booker, Chris Van Hollen y Kamala Harris.

Los 25 "héroes" más importantes de la lucha contra el coronavirus (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés