null: nullpx

Republicanos responsabilizan a Biden por la crisis migratoria en la frontera con México

Un grupo de congresistas republicanos, encabezados por Kevin McCarthy, el líder de la minoría de la Cámara de Representantes, visitó un tramo de la frontera entre El Paso y México y acusó al gobierno de haber provocado una crisis sin precedentes y pidió a Biden que recule. La Casa Blanca respondió que el problema es responsabilidad del gobierno de Trump.
15 Mar 2021 – 07:16 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Un grupo de congresistas republicanos criticó este lunes la política migratoria del presidente Joe Biden tras una visita a la frontera con México en medio de una oleada de migrantes que llegan al país en busca de asilo.

Encabezados por el representante Kevin McCarthy (California), líder de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, el grupo visitó un tramo de la frontera en El Paso (Texas), una de las zonas que en el último mes registra u incremento en el número de Menores No Acompañados (UAC).

McCarthy, un aliado incondicional del expresidente Donald Trump, dijo durante una conferencia de prensa que las acciones tomadas por el presidente Biden han creado “más que una crisis".

"Puedes seguir negándolo, pero la única forma de resolverlo es admitir, primero, lo que ha hecho (Biden) y, si no revierte las medidas, se necesita una acción del Congreso para hacerlo", dijo el legislador.

A su vez, la congresista María Elvira Salazar (republicana por Florida), quien formó parte del grupo, dijo en su cuenta de Twitter que la situación que se vive en la frontera era “muy difícil para esta gente (los agentes de la Patrulla Fronteriza) porque lo que dicen ellos es que no tienen suficientes recursos, no tienen la tecnología, no tienen a la gente y que entonces ellos han tenido que ir a los centros de detención para ayudar a procesar a las familias y los niños que no vienen acompañados”.

Ni McCarthy ni Salazar mencionaron la política de tolerancia cero del expresidente Trump, impuesta a base de memorandos y órdenes ejecutivas sin la participación del Congreso que ahora exige el líder de la bancada republicana de la Cámara Baja.

Los cambios de Biden

A partir del 20 de enero, cuando Biden tomó el control de la Casa Blanca, el mandatario ha revertido varias de las políticas migratorias de Trump en la frontera, entre ellas el Programa Permanecer en México (MPP), la orden ejecutiva sobre las ciudades santuario que criminalizó la estadía indocumentada y los acuerdos de terceros países seguros para pedir asilo firmados con Guatemala, El Salvador y Honduras.

Las medidas despejaron el camino para la vigencia del Acuerdo Judicial Flores de 1997 y la Ley TVPRA de 2008. Ambas regulaciones determinan la manera en cómo el gobierno debe proceder con los inmigrantes menores de edad respetando el debido proceso y garantizando que cada uno de ellos tenga una audiencia en la corte de inmigración para que sea un juez quien decida su futuro en Estados Unidos.

Para Trump ambas regulaciones no eran sino una “laguna” o “vacío legal” y pidió en varias ocasiones al Congreso que actuara para eliminarlas, pero ni demócratas ni republicanos tomaron decisión para hacerlo, incluso cuando los republicanos controlaron ambas cámaras del legislativo entre 2017 y 2018.

Crisis versus problema

El representante (Texas) dijo en su cuenta de Twitter que la visita les permitió “ estudiar los resultados de las malas políticas fronterizas del presidente Biden” y conocer lo que necesitan “los valientes (agentes) del CBP, ICE y DHS” para asegurar la frontera”.


“Hemos estado hablando con los agentes del @CBP durante todo el día sobre los desafíos que enfrentan y lo que el Congreso puede hacer para apoyarlos durante esta crisis”, dijo la representante Mariannette Miller-Meeks.

La Casa Blanca se ha negado a reconocer la existencia de una crisis y en cambio habla de un “gran problema” en la frontera. Y que el gobierno está “enfocado en abordarlo”.

La semana pasada, durante una conferencia telefónica, la Administración dijo que el incremento en el número de migrantes que llega a la frontera sur y quejas respecto al tiempo en que permanecen detenidos los Menores No Acompañados (UAC) de deben a una infraestructura inadecuada heredada del gobierno de Trump, pero que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) estaba trabajando en resolverlo para cumplir con los plazos legales y garantizar el respeto al debido proceso.

Cabe señalar que, en 2018 durante la implementación de la política de separaciones forzadas de familias en la frontera ordenada por Trump, Menores No Acompañados en centros de la Patrulla Fronteriza permanecían seis o más días, y en detención del Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS) donde la permanencia no debe pasar de los 21 días, algunos detenidos llevaban más de 100 días de acuerdo con datos obtenidos por Univision Noticias.

Los pasos de Biden

Simultáneo a la visita de los congresistas republicanos a la frontera, la Casa Blanca explicó este lunes “los pasos que estamos tomando” para solucionar el problema en la frontera “y continuamos evaluando qué pasos adicionales se pueden tomar para abordar la situación”, dijo la portavoz Jen Psaki.

La funcionaria mencionó que el gobierno de Trump “nos dejó un sistema desmantelado” y que estaban haciendo “todo lo posible para solucionarlo”.

Entre las medidas adoptadas a la fecha, Psaki mencionó la actualización de las pautas de los Centros para el Control de las Enfermedades (CDC) para enfrentar la pandemia y poder acceder a la capacidad máxima de la infraestructura de los centros de procesamiento para Menores No Acompañados.

También mencionó el trabajo de coordinación entre las distintas agencias encargadas de la implementación de la política fronteriza, paso que permitirá al gobierno identificar, examinar, confirmar patrocinadores y familiares de los Menores No Acompañados más rápidamente y conducirá a una colocación más rápida, para de esa manera cumplir con disposiciones legales.

Psaki reconoció que “ninguna de las instalaciones de la Patrulla Fronteriza está hecha para niños y queremos trasladarlos lo más rápido posible a refugios y luego a hogares”.

En cuando a la incorporación de la Agencia para el Manejo de Emergencias (FEMA) en las tareas implementadas en la frontera, la portavoz dijo que el aporte permitirá “un procesamiento rápido para evitar el hacinamiento. Esperamos que esto ayude a que los niños ingresen rápidamente a las instalaciones del HHS y la Oficina de Reasentamiento de refugiados (ORR), y que sean colocados con patrocinadores y familias aprobados”.

La delegación de republicanos que visitó la frontera no mencionó si ofrecerá respaldo a la política de Biden para manejar la situación que se vive en la frontera con México.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés