null: nullpx

Deportación acelerada de migrantes: piden la eliminación del polémico Título 42

Una coalición integrada por más de 100 organizaciones (de abogados, grupos religiosos y defensores de los derechos de los inmigrantes) celebran la política migratoria de la Casa Blanca, pero piden que Biden procese todos los casos de asilo, incluso aquellos rechazados por Trump.
15 Mar 2021 – 01:56 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Una coalición de organizaciones integrada por abogados, grupos religiosos y defensores de los derechos de los inmigrantes dijo que “aplaudía” la política migratoria de Joe Biden, pero urgió a la Casa Blanca a extender la apertura a todo lo largo de la frontera con México y eliminar el Título 42, que permite al gobierno expulsar de manera acelerada a extranjeros por la pandemia del coronavirus.

En una carta dirigida a los secretarios de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas, y de Estado (DOS), Antony Blinken, el grupo compuesto por más de 100 entidades dijo que “aplaudía” la acogida humanitaria de unos 1,400 solicitantes de asilo que aguardaban en México bajo el Programa de Protección del Migrante (MPP) y la rápida atención de las personas que se encontraban en el campamento de Matamoros, ubicado en una de las zonas más peligrosas del mundo.

Sin embargo, pide a ambos departamentos que extienda el programa a otros puertos de entrada y acelerar los procesos, para involucrar unos 25,000 casos activos de unos 65,000 que vieron regresados entre finales de enero de 2019 y el 2020.

La misiva también celebra la designación del Estatus de protección Temporal (TPS) a Venezuela “una medida que protegerá de la deportación a miles de refugiados” (unos 323,000de acuerdo con datos del DHS).

Reconocen dificultades

Si bien la coalición reconoce la existencia de dificultades para procesar a la totalidad de migrantes bajo el MPP en la frontera y a aquellos que siguen llegando en busca de asilo, las organizaciones demanda n al gobierno “un mayor compromiso y coordinación para garantizar que las personas que buscan protección como refugiados puedan encontrar seguridad en Estados Unidos”.

“Instamos al DHS a extender el procesamiento de MPP a puertos de entrada adicionales y consulados de Estados Unidos y ampliar inmediatamente el procesamiento de todas las personas sometidas a este programa, así como mejorar la coordinación con los proveedores de servicios legales y humanitarios binacionales que ayudan a las personas en el proceso de asilo”.

A su vez, los firmantes de la misiva piden al DHS “detener el uso indebido del Título 42 para bloquear y expulsar a los solicitantes de asilo, incluidos muchos provenientes de África y Haití, para de esa manera respetar tratados internacionales vigentes”.

Entre otras exigencias, las organizaciones piden al gobierno que las decisiones y planes sobre el tema “se comuniquen de forma clara, eficaz y pública para garantizar que los solicitantes de asilo comprendan cómo se pondrán a salvo y evitar más confusión en la frontera”.

Lugar seguro

En otra petición formulada por el grupo, piden al gobierno que los más de 40,000 casos de asilo que no se encuentran activos bajo el MPP “sean llevados a un lugar seguro” y revisar las causas por las que sus casos fueron desestimados.

La misiva señala que estos casos, al igual que en los activos, “los migrantes alegan haber sido victimas de secuestros, violaciones, torturas y otros actos violentos” que los obligó a dejar sus países y buscar asilo en Estados Unidos.

“Nos preocupa que no se hayan anunciado arreglos de transporte para las personas que deben transitar por regiones altamente peligrosas de México para llegar a un puerto de entrada a Estados Unidos, ni para las personas obligadas a regresar o deportadas a sus países de origen durante el MPP”, añaden.

La carta añade que, “el fin y la reparación de los perjudicados por esta monstruosa política no se puede llevar a cabo hasta que todos los sometidos al MPP tengan una oportunidad justa para solicitar protección como refugiado“.

“Todas las personas forzadas a participar en el proceso del MPP que se vieron afectadas por un debido proceso sustancial y violaciones de derechos, también deben ser elegibles para procesamiento fuera del MPP y deben ser puestos en libertad condicional en Estados Unidos”, indica.

Ayuda de emergencia

La situación que se vive en la frontera ha puesto en aprietos al gobierno de Biden y en duda la capacidad de respuesta del DHS para atender a los migrantes bajo el MPP y los casos de aquellos que acaban de presentarse en la frontera.

El sábado el presidente pidió a la Agencia para el Manejo de Emergencias (FEMA) que en los próximos 90 días apoye el albergue y traslado de Menores No Acompañados que están llegando a la frontera sur.

"FEMA está ahora integrada con el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) para evaluar cada opción disponible para expandir rápidamente la capacidad física para el albergue apropiado", dijo DHS en un comunicado.

El secretario Mayorkas reconoció el fon de semana que Patrulla Fronteriza que ha estado "trabajando en circunstancias difíciles para cuidar de los niños que están temporalmente bajo nuestro cuidado" y destacó que "sí, como he dicho en muchas ocasiones, las instalaciones de la Patrulla Fronteriza no son un lugar apropiado para los niños”.

“Estamos trabajando en alianza con HHS para atender las necesidades de los UAC, lo que se ha hecho todavía más difícil debido a los protocolos y restricciones que se necesitan para proteger la salud pública y la salud de los propios niños”, indicó.

Temporada alta

Abogados consultados por Univision Noticias relatan que el gobierno de Biden no solo lidia con un sistema migratorio desarmado heredado del gobierno de Trump, sino también porque marzo es una temporada de alta de migrantes provenientes, sobre todo de Centroamérica.

“Yo no veo esto como una nueva crisis, se trata de un aumento que ya se ha registrado durante estos meses previos al verano”, dice Bárbara Hines, exprofesora de la clínica legal de la facultad de leyes de la Universidad de Texas en Austin. “Y cada dos años hemos tenido un aumento de UAC”.

Hines dijo que en los cuatro años anteriores el problema se mantuvo oculto “porque (el presidente Donald) Trump cerró las fronteras, pero creo que nosotros (Estados Unidos) tenemos la capacidad de recibir los niños no acompañados, es nuestro deber humanitario”.

A la par del levantamiento de políticas del anterior gobierno, Hines dijo que “es importante que Biden siga con su política de invertir dinero y ayuda en Centroamérica para realmente tratar las raíces por las cuales los niños migran”. Y destacó un cambio importante entre este y el anterior gobierno: “Ahora están entrando y están siendo procesados”.

La ley estadounidense exige que, en el caso de menores, sean los jueces de inmigración quienes decidan sus futuros en el marco del debido proceso migratorio.

Sospechas de tráfico humano

Defensores de los derechos de los inmigrantes y fuentes de la Patrulla Fronteriza señalan que el aumento del flujo migratorio en la frontera y que inquieta al gobierno “también ha sido provocado por los traficantes de personas”, quienes se están aprovechando del cambio de políticas para obtener ganancias.

“Ellos (el crimen organizado) es dueño de todos los sitios por donde se puede cruzar”, dijo la semana pasada a Univision Noticias Irineo Mujica, director ejecutivo de Pueblo Sin Fronteras, organización que administró un albergue en Matamoros.

Los activistas señalan que los coyotes “están cobrando entre $4,500 y 7,000 por cruces ilimitados”. Es decir, la persona puede intentarlo varias veces hasta que por fin pueda ingresar a Estados Unidos, ya sea bajo el programa de asilo o de manera indocumentada.

La Patrulla Fronteriza dijo a Univision Noticias que “actualmente estamos experimentando una gran cantidad de encuentros en la región del oeste de Texas y Nuevo México. Estos encuentros incluyen familias y niños no acompañados. La población más alta del sector de El Paso son los niños no acompañados, con un aumento del 96 por ciento en comparación con febrero del año fiscal 2020”.

La agencia agregó que “por ley, no puede expulsar a niños no acompañados. Por lo tanto, todos los niños no acompañados son detenidos y procesados temporalmente en nuestro Centro de Procesamiento Central del Sector El Paso de la Patrulla Fronteriza en El Paso, Texas. El reciente aumento de niños no acompañados, además de las unidades familiares está comenzando a afectar nuestra capacidad”, indicó.

En cuanto al resto de inmigrantes, fuentes de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) dijo que los estaban expulsando bajo el Título 42 por la pandemia.

La semana pasada la Casa Blanca reiteró que, con excepción del programa MPP y el trato que por ley se otorga a menores que llegan en busca de asilo, “la frontera no está abierta”.

Y en cuanto a los inmigrantes que sean procesados y liberados, “eso no significa que tengan ganado su asilo. Deberán presentarse al tribunal para que sea un juez quien decida sus casos”, advirtió Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles (California). “Si lo pierde recibirá una orden de deportación de Estados Unidos”.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés