null: nullpx

Encuentran 5,600 archivos de posibles familias migrantes separadas por el gobierno de Trump

El grupo de trabajo nombrado por Biden en enero rindió su primer informe. Si bien hasta ahora no han reunificado a ninguna de las cientos de familias que falta por devolverle a sus hijos, funcionarios dijeron que siguen revisando documentos del gobierno de Trump.
7 Abr 2021 – 04:21 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El grupo de trabajo nombrado por el presidente Joe Biden para reunificar a las familias separadas por la política de 'tolerancia cero' del gobierno de Donald Trump encontró 5,600 archivos de otras posibles familias afectadas en 2017, confirmaron funcionarios de la Casa Blanca este miércoles durante una conferencia telefónica.

Los documentos hallados pueden revelar “familias adicionales” a las cifras reportadas hasta ahora y que se encuentran en manos de los tribunales de justicia. El grupo también dijo que hasta ahora ninguna familia ha sido reunificada y que seguirán revisando documentos.

Oficialmente, la política de separaciones forzadas se llevó a cabo entre principios de mayo y el 20 de junio de 2018, período durante el cual fueron separadas forzosamente 2,654 familias.

La medida fue ordenada por el entonces fiscal general, Jeff Sessions, quien ordenó a los fiscales federales levantar cargos criminales a las familias indocumentadas que llegaban a la frontera en busca de asilo, un recurso legal disponible.

La ley estadounidense señala que si un padre o tutor legal enfrenta cargos criminales, el Estado asume la custodia de los hijos menores de edad. Una vez resuelto el tema criminal, los padres pueden reclamar a sus hijos, pero el gobierno no elaboró un protocolo de reunificación adecuado y muchos progenitores fueron deportados a sus países de origen solos.

El hallazgo

El grupo de trabajo, que lleva más de dos meses operando, aseguró que en el curso de este tiempo “hemos resuelto una serie de desafíos. Pero, como era de esperar, también hemos identificado muchas complejidades nuevas”.

Un funcionario dijo durante la conferencia que “la primera prueba que hicimos fue establecer la base de datos completa de familias que estaban separadas. Y descubrimos que la lista que teníamos cuando llegamos no era exhaustiva, y también excluía grandes períodos de tiempo que nunca habían sido revisados”.


Señaló además que las bases de datos del gobierno no han incluido las reunificaciones que ocurrieron a través de los tribunales o desde que ocurrieron las separaciones.

Si bien la política de separaciones forzadas fue cancelada por Trump el 20 de junio de 2018, una semana más tarde un juez federal de San Diego prohibió al gobierno volver a separar familias y ordenó que en un plazo de 30 días la totalidad de las familias afectadas fueran reunificadas.

Al término del plazo cientos de menores y padres seguían separados. Y en enero de 2019 la oficina de Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) publicó un informe señalando que las separaciones forzadas se llevaron a cabo desde varios meses antes de lo reconocido por el gobierno, y que el número de afectados era de varios miles y que quizás la cifra exacta nunca se conozca.

Lista de fallos

Entre los fallos descubiertos por el grupo de trabajo se incluye “mucha información errónea en los archivos, fechas incorrectas y confusión con los nombres”, dijo otro funcionario.

El grupo dijo además que “entre las miles de referencias que revisamos para identificar a padres e hijos a través de litigios, y las 30,000 referencias adicionales revisadas por orden posterior de los tribunales, identificamos 5,6000 archivos adicionales que no fueron revisados antes y se están verificando para conocer si hay alguna evidencia de separación”.

“También hemos estado revisando meticulosamente los miles de registros para detectar nombres incorrectos y otras inexactitudes, y asegurarnos de que ninguna piedra quede sin remover mientras trabajamos para ubicar a las familias, incluida la identificación de casos que no se identificaron previamente y la obtención de información adicional que puede ser útil para localizar y contactar a las familias”, indicó.

La Casa Blanca dijo que debido a un caso en la corte, no pueden compartir ciertos detalles sobre el progreso del grupo de trabajo.

El siguiente paso

En cuanto a las tareas inmediatas, los funcionarios dijeron que el grupo trabajará con la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) para identificar familias lo antes posible.

“Estamos estableciendo sistemas para evitar volver a traumatizar a las familias en el proceso de reunificación al ofrecer salud mental y otros servicios de apoyo para familias que quieran reunirse en Estados Unidos”, agregó.

El grupo de trabajo también dijo que una vez que se hayan creado los procesos nacionales, “trabajaremos con nuestros socios de ONG’s y socios en el Departamento de Estado sobre cómo divulgar información específica a las familias en los países relevantes con respecto a los próximos pasos que deberán tomar” para reunificar a las familias.

El gobierno dijo que próximo 2 de junio el grupo presentará un informe sobre el avance en el proceso de reunificación.

Precisó además que “aún no ha reunido a ninguna familia” y que seguirán “tratando de construir procesos y recopilando información”.

“Nos estamos moviendo lo más rápido que podemos, mientras realmente mantenemos un ojo meticuloso en la información que se revisa cada archivo para corregir cualquiera de las inexactitudes porque estamos muy preocupados por no traumatizar más a las familias y tener la información correcta”, aseguró un funcionario.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés