null: nullpx
Crisis en Venezuela

Washington endurece las sanciones contra el régimen de Maduro y triplica recursos para la oposición

El Departamento del Tesoro sancionó a cuatro empresas y cuatro buques del sector petrolero para impedir los envíos de crudo venezolano a Cuba.
25 Sep 2019 – 05:49 AM EDT

Estados Unidos anunció el martes nuevas sanciones contra el régimen de Nicolás Maduro y triplicó la ayuda a la oposición en Venezuela, mientras en la Asamblea General de Naciones Unidas, el presidente Donald Trump arremetía contra el gobernante venezolano.

El Departamento del Tesoro estadounidense sancionó a cuatro empresas y cuatro buques del sector petrolero para impedir los envíos de crudo venezolano a Cuba, el principal socio de Caracas.

"Los benefactores cubanos de Maduro sustentan el aparato represivo y de inteligencia (venezolano)", dijo el secretario del Tesoro estadounidense Steven Mnuchin al anunciar las sanciones.

Washington congeló los activos que esas empresas puedan tener bajo su jurisdicción y prohibió a individuos y compañías de Estados Unidos hacer negocios con ellas.

Las empresas sancionadas son Caroil, con bandera chipriota, y Triocana, Trovase y Bluelane, de Panamá. También fueron sancionados los petroleros de esas firmas “Sandino”, “Petion”, “Giralt” y “Carlota C”.

Mnuchin dijo que "el petróleo de Venezuela pertenece al pueblo venezolano y no debe ser usado como instrumento de negociación para apoyar a dictadores y prolongar la usurpación de la democracia venezolana".

Por otra parte, dos fuentes diplomáticas señalaron a la AFP que la Unión Europea está ultimando la adopción de sanciones contra siete altos funcionarios venezolanos acusados de "torturas y otras violaciones de derechos humanos".

Un diplomático estadounidense señaló que estas primeras medidas estarán relacionadas con la tortura y el asesinato del capitán Rafael Acosta, fallecido en junio con signos de malos tratos tras haber sido detenido por supuesta conspiración contra Maduro.

Ayuda directa a opositores

En simultáneo con las últimas sanciones, Washington triplicó la ayuda a la oposición en Venezuela y por primera vez aportará dinero directamente a Juan Guaidó, el jefe de la Asamblea Nacional, reconocido como presidente interino por más de 50 países.

El paquete de 52 millones de dólares fue anunciado el martes por el director de la Agencia para el Desarrollo Internacional, Mark Green, tras una reunión con el enviado de Guaidó, Carlos Vecchio, a quien el gobierno de Trump reconoce como el embajador de Venezuela en Washington.

Estados Unidos usará fondos que le retiró a Honduras y Guatemala el año pasado por no hacer lo suficiente para contener el flujo de migrantes.

Un alto funcionario del gobierno estadounidense dijo a la agencia AP que la ayuda incluye 19 millones de dólares para que las fuerzas de Guaidó dispongan de comunicaciones seguras, dinero para gastos de viaje, capacitación en la preparación de presupuestos y otras herramientas que las preparen para gobernar si logran desplazar a Maduro del poder.

Trump señala al "títere de Cuba"

Mientras se conocían las nuevas sanciones, desde la tribuna de oradores de la ONU el presidente Trump arremetía contra Maduro, a quien llamó “títere” de Cuba, y dijo que está “protegido por guardaespaldas cubanos, mientras el régimen de la isla se aprovecha de la riqueza petrolera para mantenerse en el poder".

Los venezolanos "están atrapados en esta pesadilla", señaló Trump. "Estados Unidos está siguiendo muy de cerca la situación de Venezuela. Tenemos ayuda humanitaria lista para entregar, seguimos muy pendientes y esperamos el día en que se recupere la democracia, en que Venezuela sea libre y que la libertad reine en todo este hemisferio".

Maduro, que no asistió a la asamblea porque se encuentra realizando una visita oficial a Moscú, aseguró estar dispuesto a una "regularización de las relaciones" con Washington si Trump rectifica su "política equivocada" con el país petrolero.

Otro tono fue el usado por el ministro de Exteriores del régimen venezolano, Jorge Arreaza, quien dijo que Trump era un “títere” del imperialismo y el capitalismo. “Él (Trump) responde al dinero, a la acumulación de dinero”, dijo a la prensa.

Arreaza criticó la presencia de los representantes del líder opositor en la asamblea de la ONU, a quienes calificó de "colados". "Nadie los invitó", dijo.

Aliados de Guaidó cierran filas

La referencia de Trump a la situación en Venezuela en la ONU se produce después de que el lunes los países que integran el pacto interamericano de defensa TIAR aprobaran la activación del mismo, lo que permite imponer sanciones conjuntas a funcionarios venezolanos sospechosos de narcotráfico, lavado de dinero y terrorismo financiero.

El presidente colombiano, Iván Dique, explicó que con la activación del TIAR, que trae consigo sanciones, "cualquier agresión a un país es una agresión a todos ellos". El gobierno de Uruguay, aliado de Maduro, no apoyó el acuerdo y se retiró del tratado.

De forma paralela, en un foro en la ONU sobre la crisis humanitaria en Venezuela, presidido por el presidente Duque, con la participación de delegaciones ministeriales de Ecuador y Canadá, se discutió la situación de los migrantes de esa nación. La ONU estima que desde finales de 2015 cuatro millones de venezolanos se han visto obligados a emigrar por la crítica situación social y económica de su país.

El propósito de la iniciativa fue pedir más ayuda financiera y cooperación y poder lidiar así con la llegada masiva de venezolanos a los países vecinos.

El oficialismo regresa al parlamento

El correlato de lo que sucedía en el norte del hemisferio fue el retorno de la bancada oficialista este martes a la Asamblea Nacional venezolana luego de más de dos años de enfrentamientos con la mayoría opositora de ese cuerpo. La situación ocurrió en el marco de un diálogo promovido por el gobierno con fuerzas minoritarias de escasa representatividad, con el que busca debilitar al líder opositor Juan Guaidó.

Luego de cinco horas de debate dominado por mutuos señalamientos de violaciones a la constitución y el no reconocimiento de algunos diputados oficialistas que salieron del Congreso para ejercer cargos públicos, el bloque opositor integrado por 95 diputados impuso con comodidad la agenda de discusión sobre las precarias condiciones de los jubilados, y se aprobó un acuerdo para ratificar la vigencia del parlamento y la inmunidad parlamentaria pese a las críticas del oficialismo, que exigía debatir los supuestos vínculos de Guaidó con el grupo delictivo colombiano 'Los Rastrojos'.

Aunque el oficialismo cuenta con 54 diputados, solo 38 asistieron a la sesión. Entre los congresistas ausentes estaba Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, quien es identificado como el segundo hombre más poderoso del oficialismo luego de Maduro.

En fotos: Más de un millón de niños migrantes venezolanos necesitará protección y acceso a servicios básicos en 2019

Loading
Cargando galería
Publicidad