null: nullpx
Crisis en Venezuela

Muere bajo custodia un militar venezolano detenido por supuesta conspiración contra Maduro

Activistas y opositores denunciaron que el capitán Acosta Arévalo murió tras ser torturado por agentes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).
30 Jun 2019 – 11:53 AM EDT

El régimen de Nicolás Maduro confirmó este sábado la muerte del militar Rafael Acosta Arévalo, que se encontraba detenido y bajo custodia del Estado por su presunta implicación en una conspiración, sin informar sobre la causa de su fallecimiento.

La muerte del capitán desató una intensa polémica en el país y numerosas reacciones de activistas y opositores, que denuncian que Acosta Arévalo murió tras ser torturado por agentes de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

En un comunicado, el la fiscalía del chavismo informó de que el propio Maduro pidió " una completa y exhaustiva investigación" que esclarezca este fallecimiento, que calificó como "lamentable".

"Esperamos que la actuación expedita del Ministerio Público proporcione expedita respuesta a la solicitud hecha por el presidente (...) en aras de preservar la paz y el buen desarrollo de la justicia", se añade en el texto.


El comunicado de Maduro fue publicado luego de que Juan Guaidó acusó que la muerte de Acosta Arévalo se debió a torturas. Guaidó reiteró su condena del hecho y llamó nuevamente al sector militar a desconocer al líder chavista.

"Confirmamos el asesinato del capitán de corbeta Acosta Arévalo, habíamos denunciado el día martes su desaparición, junto a otros 6 oficiales, y hoy se confirma su asesinato luego de haber sido torturado brutal y salvajemente", dijo en una declaración transmitida en sus redes sociales.

Acosta Arévalo fue detenido el pasado 21 de junio por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), sin que se indicaran entonces de inmediato los motivos de su aprehensión, reseña la prensa venezolana.

El régimen de Maduro denunció el miércoles que desactivó un golpe de Estado que, según su versión, se produciría entre el 23 y 24 de este mes e incluía el asesinato de los principales líderes del chavismo.

Un día después el fiscal del chavismo, Tarek William Saab, informó de que Acosta Arévalo formaba parte del plan, y que estaba siendo investigado junto a otros 13 civiles y militares.

La última imagen de Arévalo

El capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo fue visto con vida por última vez el viernes, cuando fue presentado ante un tribunal militar. Ese día estaba no podía sostenerse en pie debido a los intensos dolores, estaba sentado en una silla de ruedas, con el cuerpo repleto de escoriaciones, las uñas con restos de sangre y los ojos morados, según afirmó el abogado y activista Alonso Medina Roa, miembro del equipo de defensa del militar.

Medina Roa indicó a The Associated Press que la información la obtuvo de un testigo que estuvo en el juzgado y no quiso difundir su identidad para protegerlo.

Debido a la delicada condición de salud del oficial la jueza del caso ordenó trasladarlo a un pequeño hospital del Fuerte Tiuna, el mayor de la capital, donde falleció horas después.

El abogado descartó que Acosta Arévalo presentara alguna dolencia previa a su detención que pudiese haber motivado la muerte, y recordó que el acta policial del arresto indicó que el oficial "sale corriendo" al ser interceptado por las fuerzas de seguridad poco antes de ser capturado a las afueras de la capital.

"Ha habido mucho hermetismo", afirmó abogado y dijo que la última evidencia que se tiene de la condición del militar fue cuando fue llevado al tribunal "muy golpeado", con "muy poca capacidad motora" y dificultades para hablar.

Waleska de Acosta, esposa del militar, anunció desde Bogotá que exigirá la entrega del cuerpo y una autopsia de un médico particular.


La viuda dijo al canal internacional de noticias NTN 24 que no tiene planes de viajar a Venezuela porque siente mucho temor tras lo ocurrido a su esposo que dejó dos hijos de cuatro y doce años.

"Jamás me imaginé que iban a llegar a esto, asesinar a esta persona porque no está de acuerdo con el régimen", afirmó la esposa del oficial y dijo que su esposo siempre actuó apegado a la Constitución.

El militar era investigado desde el año pasado tras ser implicado un supuesto complot que se esperaba realizar en las elecciones presidenciales del 20 de mayo, precisó Medina Roa.

Desde que asumió en enero las funciones de presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, ha hecho varias exhortaciones a las Fuerza Armada para que se rebelen contra Maduro. Pero su oferta, que incluye un acuerdo amnistía para aquellos involucrados en faltas administrativas, no ha sido atendida por la mayoría de los uniformados.


La Fuerza Armada se ha convertido en el principal soporte de Maduro en medio de la radicalización de su re´gimen. El mandatario izquierdista enfrentó el 30 de abril un fallido alzamiento militar protagonizado por un pequeño grupo de militares apoyados por Guaidó.

En octubre pasado, otro dirigente opositor murió bajo custodia de los cuerpos de seguridad. El concejal opositor Fernando Albán falleció tras ser detenido por la policía política y las autoridades indicaron que Albán murió al lanzarse desde uno de los pisos de la sede capitalina del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN). La oposición denunció que el concejal fue asesinado, luego de ser torturado por funcionarios policiales.

En fotos: la juramentación de Juan Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela

Loading
Cargando galería

d

Publicidad