null: nullpx

En imágenes: los escándalos más memorables de la presidencia de Donald Trump

Desde denuncias de acoso sexual hasta conflictos de interés por la inclusión de propiedades del presidente en contratos oficiales, pasando por el nepotismo o la petición de que otro país intervenga en las elecciones. Estos son los altercados más sonados desde que el republicano llegó a la Casa Blanca.
20 Oct 2019 – 01:48 PM EDT
Reacciona
Comparte
1/14
Comparte
El Rusiagate. Cuando las agencias de inteligencia confirmaron que Rusia intervino en la campaña electoral de 2016 se encendieron las alarmas de los opositores a Donald Trump, porque sospecharon que en esta intervención pudo haber una coordinación entre la campaña de Trump y los rusos. El tema fue investigado por un fiscal especial, Robert Mueller, y los hallazgos pusieron en aprietos legales a varios colaboradores del presidente y avivaron una discusión entre los demócratas por si debían activar o no un juicio político. Finalmente el trabajo de Mueller se hizo público y concluyó que aunque pudo haber obstrucción a la justicia no hubo colusión entre Trump y los rusos. Crédito: Eduardo Munoz Alvarez/Getty Images
2/14
Comparte
La solicitud a Ucrania para perjudicar a un oponente político. En julio de 2019 Trump sostuvo una conversación con el presidente de Ucrania donde le pidió investigar a Joe Biden, un posible oponente político, y esto alarmó a un funcionario que lo denunció ante el servicio de inteligencia. La posibilidad de que Trump haya sugerido al líder de otro país que intervenga en las elecciones llevó al Congreso a activar la primera etapa de 'impeachment'. Trump ha acusado al denunciante de ser falso y ha insistido en que quiere que se haga pública su identidad, aunque esté protegida por la ley. El tema ha desatado un conflicto entre poderes donde la Casa Blanca se niega a colaborar con el Congreso por considerar ilegal el proceso. Crédito: Twitter y Reuters /Arte David Maris
3/14
Comparte
El pago por el silencio de una estrella porno. La actriz Stormy Daniels contó que tuvo un affaire con Trump entre 2006 y 2007, un año después de su matrimonio con Melania Trump. El presidente negó rotundamente esta relación, pero más allá del chisme por la infidelidad, un pago de 130,000 dólares a Daniels semanas antes de las elecciones de 2016 compromete al mandatario. La transacción, para comprar los derechos de esta historia y evitar su divulgación, se hizo durante la campaña pero no se declaró, lo que es ilegal. Michael Cohen, entonces abogado de Trump, fue quien pagó directamente a la actriz. Meses después, acusado de otros delitos, Cohen declaró que pagó ese monto a Daniels de su bolsillo y que Trump se lo reembolsó cuando ya era presidente, lo que podría considerarse una falta aún mayor. Crédito: Scott Olson/Getty Images
4/14
Comparte
La reunión de G-7 que Trump propuso realizar en una club de Miami La decisión de que la próxima cumbre de los mandatarios de los siete países más industrializados del mundo se llevara cabo en el resort Trump National Doral, en el sur de Florida, despertó duras críticas. Dos días despúes el presidente se retractó, aunque no reconoció que hubiera nada malo en lo que los expertos consideran un obvio conflicto de interés porque una empresa del presidente se estaría beneficiando. Crédito: Alex Sanz/AP
5/14
Comparte
Militares y funcionarios del gobierno hospedandose en hoteles de Trump. Desde el comienzo de la administración Trump la presencia de sus propiedades en contratos con el gobierno ha sido permanente objeto de escrutinio público. En septiembre de 2019 la Fuerza Aérea ordenó una revisión de sus procedimientos a escala mundial para decidir dónde alojará a su personal después de que se conociera que algunas tripulaciones habían pernoctado en un resort de lujo a 50 millas de Glasgow, que forma parte del conjunto de propiedades de Trump en Escocia. La Cámara de Representantes exigió que se investigara por qué Mike Pence se hospedó en el complejo turístico de Trump en Doonbeg, Irlanda, lejos de Dublin, donde tenía compromisos pautados. Crédito: Jeff J Mitchell/Getty Images
6/14
Comparte
Los impuestos que nadie conoce. Trump nunca ha presentado sus declaraciones de impuestos, contraviniendo una tradición política en la que los aspirantes a cargos públicos informan sobre su patrimonio e ingresos. Esto ha sido fuente de críticas por los demócratas y también por algunos republicanos. Finalmente una corte de apelaciones anunció que el Congreso tendrá acceso a 8 años de declaraciones de impuestos, donde los representantes podrían encontrar maniobras para evadir pagos, algo quizá reprobable aunque no sea ilegal. Crédito: Getty Images/Composición David Maris
7/14
Comparte
Ivanka en el gobierno: nepotismo. Apenas llegó al poder Trump le dio a su hija y a su yerno el título de asesores principales de la presidencia, lo que disparó algunas alarmas por el posible nepotismo. Es común ver a Ivanka reunida en las salas de trabajo de la Casa Blanca, pero su protagonismo en la reciente gira presidencial por Asia hizo dudar a muchos si tenía credenciales suficientes. En la reunión del G-20 intentó torpemente intervenir en una conversación entre varios mandatarios y la presidenta del Fondo Monetario Internacional, lo que se convirtió en una fuente de burlas y dio pie para que algunos congresistas preguntaran directamente si Ivanka está calificada para un cargo diplomático de esa categoría. A finales de 2018 la oficina de ética de la Casa Blanca determinó que la hija de Trump empleó su e-mail privado cientos de veces para discutir información oficial, en violación a las reglas de registros federales. Crédito: Evan Vucci/AP
8/14
Comparte
La solicitud de una credencial de seguridad para su yerno. A mediados de 2018 Trump ordenó a su jefe de gabinete a que concediera a Jared Kushner acceso a información confidencial del país. La solicitud se hizo a pesar de la preocupación expresada por oficiales de inteligencia sobre las finanzas y los vínculos de su familia con gobiernos e inversores extranjeros. La petición del presidente preocupó tanto a funcionarios de su administración que el jefe de personal de la Casa Blanca en ese momento, John F. Kelly, y el abogado de la Casa Blanca, Donald F. McGahn II, escribieron memorandos internos detallando la imposición a pesar preocupaciones que se habían planteado sobre el tema. Crédito: Pool/Getty Images
9/14
Comparte
Acusaciones de agresión sexual. En la campaña electoral comenzaron las denuncias de acoso sexual contra Trump y hasta el momento el número de mujeres que han hecho público alegatos de este tipo supera las dos decenas. Los señalamientos describen encuentros ocurridos desde la década de 1970 y entre las acusadoras hay una participante del programa The Apprentice, varias reinas de belleza, modelos, empleadas, empresarias, una instructora de yoga, escritoras, actrices, periodistas y hasta su exesposa Ivana. A pocos días de las elecciones de 2016 se reveló un video donde Trump presume de manosear y besar a las mujeres que le gusta sin pedir permiso y se le oye presumir de su capacidad de seducir a cualquier mujer. La difusión de esa cinta, grabada en 2005, fue uno de los momentos más oscuros antes de las elecciones. Crédito: Univision
10/14
Comparte
Insultos para todos. Desde el comienzo de la campaña electoral Trump no ha dejado de lanzar improperios contra cualquiera que lo critique. El lanzamiento de epítetos altisonantes contra oponentes políticos, ex miembros de su gabinete, periodistas, mandatarios extranjeros y hasta lugares, ha sido definido por muchos como una actitud ‘no presidencial’. La lista de insultados por Trump es muy larga pero podrían destacarse los ataques verbales contra los demócratas Hillary Clinton, Joe Biden, o Nancy Pelosi; la primera ministra de Dinamarca Mette Frederiksen; Rex Tillerson, su primer Secretario de Estado; sus compañeros de partido Lindsey Graham, Ted Cruz y Marco Rubio; y lugares como Puerto Rico o Baltimore. “Nasty” (asqueroso, en español) es sin duda su insulto favorito, especialmente contra las mujeres. Crédito: Getty Images
11/14
Comparte
El intento de esconder el buque USS McCain para que Trump no lo viera. En ocasión de la reciente visita de Trump a Japón, la Casa Blanca quiso que la Marina estadounidense moviese un destructor bautizado con el nombre del fallecido senador John McCain, con quien el mandatario tuvo serias y públicas diferencias. "El USS John McCain no debe quedar a la vista", pidió antes de la visita presidencial un responsable militar estadounidense en un correo al que accedió el diario The Washington Post. El secretario de Defensa interino, Patrick Shanahan, dijo que la orden de "esconder de la vista de Trump" el destructor de la Marina estadounidense salió de la oficina militar de la Casa Blanca, pero "la directiva no fue llevada a cabo". Crédito: Tomohiro Ohsumi/Getty Images
12/14
Comparte
Las patentes de Ivanka en China. Desde que era candidato el magnate prometió que impulsaría "comprar estadounidense y contratar estadounidense", pero los productos de Ivanka parecen ser excepción. Desde el comienzo de su administración toneladas de zapatos, bolsos y ropa han salido de China dirección a EEUU. En los últimos 10 años, más de 1,200 cargamentos de productos con el apellido Trump llegaron a EEUU desde ese país, según datos de las aduanas estadounidenses. En 2017 la agencia de noticias AP reportó que la empresa de Ivanka había recibido tres registros de marcas en China el mismo día que el presidente tuvo una cena con el presidente de ese país, Xi Jinping, en Florida y mientras ambos países están tranzados en una guerra comercial. Crédito: Spencer Platt/Getty Images
13/14
Comparte
Peleas con Puerto Rico y otras zonas de desastres. Trump decidió responder atacando a los que lo criticaron por la respuesta del gobierno federal ante las crisis generadas por desastres naturales. Luego del paso del huracán María sobre Puerto Rico en 2017 el mandatario culpó de las fallas en la atención de la emergencia a la corrupción en la isla, y algunos boricuas se sintieron ofendidos por la forma que el presidente les lanzó con desdén toallas de papel en su visita (en la fotografía). También puso en duda la cifra oficial de muertos, alrededor de 3,000, que arrojó un estudio de la Universidad George Washington. Mientras bomberos y rescatistas luchaban contra los intensos fuegos que devastaban California en 2018, Trump acusó al gobierno del estado de ese estado de ser el culpable de la destrucción, por el "pobre manejo" del dinero que se destina para los incendios cad año. Personal de emergencia, políticos y celebridades condenaron estas declaraciones. Crédito: AP Foto/Evan Vucci.
14/14
Comparte
Jugará más golf que Barack Obama, a quien criticó por años. "Voy a estar trabajando para ti. No voy a tener tiempo para jugar golf", dijo Trump en agosto de 2016, durante la campaña. Aunque por años criticó a su predecesor porque, según él, jugaba mucho golf, desde su llegada a la Casa Blanca hasta el 13 de octubre de 2019 el magnate ha visitado sus clubes de golf en al menos 223 y oportunidades y se ha tomado en este divertimento más de 2,000 horas. Según el sitio trumpgolfcount.com, que monitorea su tiempo de juego y los costos de los viajes a sus clubes, se han gastado en el pasatiempo favorito de presidente unos 110,000,000 de dólares de los contribuyentes. Las proyecciones indican que a este ritmo Trump visitará clubes de golf 323 veces en su periodo presidencial y lo haría 645 veces de continuar en un segundo mandato. Obama jugó golf 306 veces durante sus ocho años como primer mandatario. Crédito: Ian MacNicol/Getty Images
Reacciona
Comparte
En alianza conCivic Science

Más contenido de tu interés