null: nullpx
Cartel de Sinaloa

Quién es Ovidio Guzmán, el hijo de ‘El Chapo’ que provocó una ola de violencia tras ser ubicado en Culiacán

El gobierno estadounidense alega que este hijo de Joaquín Guzmán Loera estuvo involucrado en la importación a granel de narcóticos desde abril de 2018, cuando su padre ya estaba en una prisión de Manhattan. Lo ayudó su hermano, Joaquín Guzmán López, quien se encuentra prófugo.
18 Oct 2019 – 10:10 PM EDT

Heredero de una facción del poderoso cártel de Sinaloa, Ovidio Guzmán López aprendió el negocio del narcotráfico de su padre, Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera.

Alias ‘El Ratón’ y ‘Ratón Nuevo’, este joven de 29 años es acusado de estar involucrado en el imperio criminal que dejó Guzmán Loera, quien desde julio purga una condena de cadena perpetua en una cárcel de Colorado.

La Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) lo tiene en la mirilla desde abril de 2018, cuando se le formularon cargos en una corte federal en Washington DC por contrabando de sustancias ilícitas.

Este jueves, Ovidio fue detenido y posteriormente liberado por las fuerzas de seguridad mexicanas en medio de una ola de enfrentamientos a tiros y bloqueos, supuestamente realizados por miembros del cártel en Culiacán.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo en su conferencia de prensa matutina que respaldó la decisión tomada por el gabinete de seguridad para evitar muertes. "La decisión la tomó el gabinete de seguridad de manera conjunta, los secretarios de Defensa, Marina y Seguridad Pública (...) Yo respaldé esta postura por considerar que lo más importante es la protección de las personas, lo más importante es que no haya muertos, es la paz", afirmó el mandatario.

Cocaína y marihuana hacia EEUU

Respaldado por su hermano Joaquín Guzmán López, de 34 años y apodado ‘El Güero’ y 'Moreno', Ovidio se encargó de importar grandes cargamentos de cocaína, metanfetaminas y marihuana hacia EEUU, de acuerdo con el Departamento de Justicia (DOJ). Su hermano sigue prófugo.

Ambos son mencionados en una acusación que alega que desde abril de 2008 y hasta el presente han estado detrás de la importación de narcóticos desde México y otros lugares para su distribución en EEUU. A finales de febrero, el gobierno estadounidense desveló que les había impuesto cargos por contrabando de drogas.


Documentos judiciales indican que ellos enviaron al menos 5 kilos de cocaína, 500 gramos de metanfetamina y una tonelada de marihuana a este país. De su proceso penal se ha revelado poco, pues una orden judicial lo selló en abril. Se trata de un trámite usual en casos de narcotraficantes de alto perfil.

Agentes del servicio de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) lideraron este caso con la colaboración de la llamada Fuerza Especial contra Organizaciones de Narcotraficantes (OCDETF), la cual reúne a experimentados funcionarios a nivel federal, estatal y local. Es la misma agencia que participó en la última captura de ‘El Chapo’ en Los Mochis, Sinaloa, en enero de 2016.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro agregó en 2012 a Ovidio Guzmán López en su lista de individuos ligados al crimen organizado internacional, ordenando así congelar sus activos en EEUU.

"Ovidio Guzmán López también juega un papel importante en las actividades de narcotráfico de su padre", señalaba entonces la dependencia. En ese momento su padre era el criminal más buscado del mundo.

Pero son otros hijos del exjefe del cártel de Sinaloa los que son prioridad para el gobierno estadounidense: Jesús Alfredo e Iván Archivaldo Guzmán Salazar. Se cree que ellos se quedaron a cargo de una célula de esa organización criminal y que tiene el respaldo del capo Ismael 'El Mayo' Zambada, quien actualmente lleva las riendas del grupo. Les dicen ‘Los Plebes’ y ‘Los Chapitos’.

“Los hijos del acusado (Guzmán Loera) continúan a cargo de su vasto imperio de narcotráfico", advertía sobre estos hermanos la Fiscalía federal en documentos judiciales sometidos en el proceso contra ‘El Chapo’. “Ambos y la esposa del acusado, Emma Coronel, están habitualmente en las redes sociales haciendo alarde de sus enormes recursos financieros", agrega la dependencia.

Jesús Alfredo es uno de los 10 narcos más buscados por la DEA y su proceso penal fue sometido en 2009 en una corte federal de Chicago, en Illinois. Mientras que Iván Archivaldo enfrenta una acusación criminal presentada en 2015 en una corte federal de San Diego, California.

En mayo de 2012, un organigrama de la OFAC catalogaba a Ovidio y a su medio hermano Iván Archivaldo como "tenientes clave" del cártel de Sinaloa. En ese entonces, Ovidio tenía solo 22 años.

Pánico, caos y violencia en Culiacán tras la localización de Ovidio Guzmán, un hijo de 'El Chapo' (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad