El piloto de confianza de 'El Chapo' Guzmán, otro testigo estrella en el juicio contra el capo mexicano

Miguel Ángel Martínez Martínez, quien durante 12 años trabajó para Joaquín 'El Chapo' Guzmán y fue enlace con narcos colombianos, contó en la corte que este era un patrón exigente que no lo dejó volver a pilotear sus aviones después de que se le rompió una hélice de un avión. Según su testimonio, el capo hacía negocios por igual con dos carteles enemigos, el de Cali y el de Medellín.
27 Nov 2018 – 9:02 PM EST

Quien fue uno de los pilotos de mayor confianza de Joaquín 'El Chapo' Guzmán comenzó a testificar en el sexto día del juicio contra el narcotraficante mexicano en una corte de Nueva York. Sus relatos se escucharon bajo medidas de seguridad aún más estrictas, incluyendo que este no sea dibujado por los artistas de la corte para evitar que el cartel de Sinaloa tome represalias.

Al parecer, el expiloto Miguel Ángel Martínez Martínez, alias 'El Tololoche', ya está en la mirilla de los sicarios de Guzmán. Según su relato, él ha sufrido al menos tres intentos de asesinato desde que aceptó declarar en contra de su exjefe.

El testimonio de Martínez Martínez sucede a las incendiarias revelaciones de Jesús Zambada, hermano de 'El Mayo', uno de los jefes del cartel de Sinaloa. A lo largo de dos semanas, 'El Rey', como le apodan, hizo una radiografía de las operaciones de la organización criminal más poderosa de México, contó cómo el acusado supuestamente asesinó a sus socios que le hicieron desaires y describió un sistema de sobornos que presuntamente compró gobernadores, fiscales y generales.

"¿Para quién trabajó? ¿Con quién se reportaba usted?", preguntó el fiscal Michael Robotti al nuevo testigo estrella, quien respondió sin titubear: "Exclusivamente con Joaquín Guzmán Loera".

“Yo sabía que él era el jefe", dijo Martínez cuando Robotti le preguntó sobre el rol de Guzmán en el cartel. "Desde que yo lo conocí él nos daba órdenes a todos", agregó.

Las claves del juicio a ‘El Chapo’ Guzmán (fotos)

Loading
Cargando galería

Una acusación federal identifica a Martínez Martínez como uno de los socios de Guzmán en el sur de California. Lo vinculan con la operación de un sofisticado narcotúnel que 'El Chapo' ordenó construir en 1993 en la frontera entre Tijuana y San Diego. Ese pasadizo de 427 metros de longitud tenía ventilación, electricidad, elevador y rieles para transportar los cargamentos de droga.

Sobre esta ruta subterránea de narcotráfico aún no ha hablado el nuevo cooperante de las autoridades, 'El Tololoche'.

Este hombre que obtuvo su licencia de piloto en Texas afirmó ante el jurado que trabajó para Guzmán durante 12 años, entre 1986 y 1998. Su función, aseguró, era comunicarse con los carteles colombianos de Cali y Medellín, los principales productores de la cocaína que trafica el cartel de Sinaloa.

'El Tololoche' relató que él se encargaba de recibir los cargamentos de droga y enviarlos a Estados Unidos. También le confiaron hacer los pagos y abrir ocho oficinas en la Ciudad de México para Guzmán entre 1987 y 1993. Este fue un pedido de Guzmán porque ahí estaban las dependencias de gobierno que les facilitaban el trasiego de los narcóticos, según el cooperante. Para describir sus funciones, este hombre dijo que era una especie de "gerente" del cartel.

Respondiendo las preguntas del fiscal, ‘El Tololoche’ detalló cómo los capos colombianos se quedaban con el 55% de las ganancias por la cocaína importada hacia EEUU y el resto de la embolsaba el cartel de Sinaloa. Describió que un kilo de esa droga se compraba en 2,000 dólares en Sudamérica y se vendía en $25,000 en Chicago y en $40,000 en Nueva York.

Afirmó que la organización criminal de ‘El Chapo’ trasladaba droga usando hasta en 10 aviones al mes, cada uno de los cuales llevaba unos 800 kilos de cocaína. Las aeronaves aterrizaban donde les permitían las autoridades mexicanas. Para evitar operativos de la Policía y las Fuerzas Armadas, el testigo señaló que entregaron 10 millones de dólares hasta en tres ocasiones a Guillermo González Calderón, quien fue un alto funcionario de la Procuraduría General de la República (PGR) de México entre 1987 y 1992. En ese tiempo, pasaron entre 150 y 200 aviones cargados de la sustancia, dijo.

Una anécdota contada por el testigo en el tribunal reveló la estricta disciplina que 'El Chapo' exigía a sus subordinados. Él explicó que en un viaje a Durango rompió la hélice de un avión y su jefe no se la perdonó: lo tachó de ser "un mal piloto" y jamás le permitió que volviera a tocar su flotilla de aviones.

Asimismo, Martínez Martínez identificó a su expatrón por sus múltiples apodos: 'El Rápido', 'El Doctor', 'El Arquitecto' y 'El Ingeniero'. Varios de estos alias están ligados al uso de túneles, su sello particular en el mundo del narcotráfico. Los capos colombianos le decían 'El Rápido' porque en ese entonces sentó un récord en el tiempo que le tomaba cruzar drogas a través de la frontera entre México y EEUU.

Antes de que 'El Tololoche' apareciera en la corte de Brooklyn, el juez Brian Cogan le pidió a la esposa de Guzmán, Emma Coronel, que pasara nuevamente por el detector de metales instalado afuera del tribunal, pues se enteró que ella había entrado con su celular.

La mañana de este lunes testificó un asesor de la Administración para el Control de Drogas (DEA), quien detalló los métodos que usan los carteles mexicanos para blanquear capitales. Es el segundo funcionario de esa entidad que participa en el juicio: el primer día habló un exquímico que analizó un enorme cargamento de cocaína decomisado en el sur de California.

Publicidad