null: nullpx
Logo image
Guerra Rusia y Ucrania

Por qué es tan importante para Ucrania la recuperación de Jersón

Dos días después de que Rusia anunciara la retirada de sus tropas de la estratégica ciudad de Jersón, ya ondea la bandera ucraniana. Te contamos por qué es tan importante que Kiev haya ganado esta batalla y cómo puede marcar el curso de la guerra.
Publicado 11 Nov 2022 – 11:42 AM EST | Actualizado 11 Nov 2022 – 11:42 AM EST
Comparte
Cargando Video...

Las tropas ucranianas completaron este viernes la toma de la estratégica Jersón después de que Rusia anunciara el miércoles que retiraba los 30,000 soldados y 5,000 piezas de artillería que tenía en la ciudad, la única capital de provincia que había tomado desde el inicio de la invasión.

Para Kiev, este repliegue ruso es una "importante victoria" que demuestra que "sin importar lo que haga Rusia, Ucrania va a ganar" la guerra, afirmó Twitter el ministro ucraniano de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba.

La de Jersón es la tercera gran derrota rusa desde que fracasó en su tentativa de tomar la capital, Kiev, y en septiembre tuvo que abandonar casi toda la región de Járkov (noreste) en una tumultuosa y caótica retirada.

Las fuerzas ucranianas afirmaron que a Rusia no le quedaba alternativa a la retirada de la única capital provincial que había capturado desde el inicio de la guerra, en febrero. Esto resulta una de las peores derrotas de las fuerzas del presidente Vladimir Putin.

La toma de la ciudad, que antes de la invasión tenía 280,000 habitantes, podría dar a las fuerzas del gobierno de Volodymyr Zelensky una plataforma de lanzamiento para tropas y suministros de cara a retomar otros territorios del sur, incluida la península de Crimea, que perdió en 2014.

Por qué es tan importante la retirada rusa de Jersón

No olvidemos que Jersón es una de las regiones ilegalmente anexadas por Rusia, que el presidente Vladimir Putin había prometido defender con todo, afirmación que se interpretó como una amenaza de uso de armas nucleares.

Por eso sorprendió tanto cuando el miércoles, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, hizo público que había ordenado la retirada de tropas de Jersón y áreas cercanas después de que su principal general en Ucrania le informara de que la pérdida de las rutas de suministro durante la contraofensiva de las fuerzas locales había hecho que defender la ciudad fuera imposible e inútil.

La ciudad y las áreas circundantes habían caído en manos de Moscú en los primeros días de la guerra cuando las tropas rusas penetraron rápidamente su ataque hacia el norte desde la península de Crimea, anexada ilegalmente por Rusia en 2014. Su pérdida fue un duro golpe para Ucrania debido a su ubicación cerca de la desembocadura en mar Negro del río Dniéper y su papel como un importante núcleo industrial.

Además, otra clave es que Jersón se encuentra en un punto donde Ucrania puede cortar el suministro de agua potable del Dniéper a Crimea.

De hecho, desde que en 2014 Rusia se anexó la península y Ucrania le cortó el suministro, la falta de agua era un problema tan grave que Putin llegó a mencionar el asunto como una de las razones detrás de su decisión de invadir Ucrania.

Y hasta el denostado plan de paz tuiteado por el millonario Elon Musk supuestamente tras hablar con el mandatario ruso incluía el agua para Crimea como uno de sus puntos.

Ahora, Kiev podría estar en disposición de volver a cortar el agua a Crimea, lo que se antoja especialmente grave tras la voladura del puente que une la península con Rusia.

Por otro lado, con la retirada se desvanencen las esperanzas rusas de avanzar por el sur hasta Odesa, para cortar el acceso de Ucrania al mar Negro. Moscú también quería construir un corredor terrestre hasta la región moldava de Transnitria, donde alimenta movimientos separatistas prorrusos y donde el Kremlin tiene una importante base militar.

“La pérdida de Jersón convertirá en polvo todos esos sueños sureños del Kremlin”, dijo el analista militar ucraniano Oleh Zhdanov, citado por AP.

“Jersón es clave para toda la región sur, lo que permitiría a Ucrania apuntar a rutas de suministro clave para las fuerzas rusas”.

Retirada de Jersón: “Un fracaso colosal para Rusia”

Por supuesto, los aliados de Putin se apresuraron a defender la retirada como una decisión dura, pero necesaria. Y este viernes el Kremlin seguía desafiante insistiendo en que de ninguna forma representaba una vergüenza para Putin, según dijo el portavoz del Kremlin, Dimitry Peskov.

Agregó que el Kremlin no se arrepiente de haber celebrado con pompa hace unas seis semanas la anexión de algunas regiones ucranianas.

Pero, por ejemplo, el analista político pro-Kremlin Sergei Markov rompió filas y describió la medida como “la mayor pérdida geopolítica de Rusia desde el colapso de la Unión Soviética” y advirtió que “las consecuencias políticas de esta enorme pérdida serán realmente grandes”.

El general Ben Hodges, excomandante general del ejército de EEUU en Europa, describió la retirada de Jersón como un "fracaso colosal" para Rusia y dijo que los comandantes rusos deberían haber retirado todas sus fuerzas de la ciudad "hace semanas" para poner el río Dniéper entre ellos y el avance de las tropas de Ucrania.

Hodges, en entrevista con AP, dijo que esperaba que los comandantes ucranianos trabajaran para mantener la presión sobre las mermadas fuerzas de Rusia en las próximas semanas, antes de un posible ataque el próximo año sobre Crimea.

Rusia “va a tenerlo muy difícil en los próximos meses para poder contener a un ejército ucraniano muy confiado en que tiene un fuerte viento a favor”, dijo.

Las fuentes de inteligencia estadounidenses estimaban que los 30,000 soldados rusos tardarían semanas en retirarse. Además, los ucranianos han destruido casi todos los puentes y carreteras, por lo que una rápida huida parecía imposible.

Pero el Kremlin completó la tarea en dos días, tratando de marcar diferencias con el tumultuoso y apresurado repliegue de Jarkov en septiembre, cuando dejaron atrás gran cantidad de armamento y equipo, lo que resultó en numerosos críticas entre los más radicales halcones del país.

Así, este viernes, Ígor Konashénkov, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, cuando confirmó que sus tropas habían completado "el traslado de las unidades a la margen izquierda del río Dniéper" precisó que "ni una sola pieza" militar había sido abandonada.

La velocidad del repligue fue celebrada por funcionarios ucranianos con burlas. “El ejército ruso abandona el campo de batalla en modo triatlón: carrera de obstáculos, salto de longitud y natación”, tuiteó el asesor presidencial Andriy Yermark.

Los soldados rusos que se retiraron del norte de Jersón fueron desplegados en las posiciones defensivas erigidas anteriormente en el margen izquierda del río, señaló.

El general Konashénkov destacó que las tropas rusas no sufrieron ninguna baja durante el repliegue, aunque acusó a Kiev de atacar durante la noche con cinco misiles HIMARS los pasos a través del río.

Los ucranianos temen que haya trampa en la retirada de Jersón

Según los pocos reportes que llegan desde la ciudad, allí la población seguía sin electricidad, calefacción ni servicio de internet, las gasolineras estaban cerradas y no hay combustible. Tampoco hay medicamentos para pacientes con cáncer o diabetes.

Los rusos volaron el centro de televisión local, algunas de las torres de telefonía celular y la infraestructura energética.

La cúpula militar ucraniana dijo que los rusos han dejado atrás viviendas saqueadas y caminos minados, algo que ya había anticipado el jueves el asesor presidencial Mykhailo Podolyak, quien expresó sus temores de que los invasores intentaran dejar Jersón como una “ciudad de muerte”.

También expresó su temor de que bombardearan la ciudad según se iban concentrando en la orilla este del Dniéper.

Alexander Khara, del grupo de expertos Center for Defense Strategies con sede en Kiev, se hizo eco de esas preocupaciones y dijo que seguía temiendo que las fuerzas rusas pudieran destruir una presa río arriba e inundar los accesos a la ciudad.

El exdiplomático ucraniano también advirtió sobre trampas explosivas y otros posibles peligros. "Me sorprendería si los rusos no hubieran preparado algo, algunas sorpresas para Ucrania", dijo Khara.

Arkadiy Dovzhenko, quien huyó de Jersón en junio, le dijo a AP que sus abuelos que aún vivían allí le informaron el jueves de que “los rusos estaban trayendo mucho equipo a la ciudad y también minando cada centímetro”.

Un residente le dijo a AP que Jersón estaba desierto el jueves. “La vida en la ciudad parece haberse detenido. Todo el mundo ha desaparecido en algún lugar y nadie sabe qué pasará después", dijo Konstantin, un residente cuyo apellido se ocultó por razones de seguridad.

Agregó que las banderas rusas habían desaparecido de los edificios administrativos de la ciudad y que no quedaban señales del personal militar ruso que se había instalado en los apartamentos de los residentes evacuados.

Poco después, comenzaron a llegar los primeros soldados ucranianos. En la tarde de este viernes ya ondeaba la bandera azul y amarilla "por todas partes".

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés