null: nullpx
Irán

Ayatolá Jamenei: Trump es un “payaso” que le “clavará una daga envenenada” al pueblo iraní

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, lideró este viernes el sermón religioso en Teherán con una intervención subida de tono y hostil hacia Occidente y Estados Unidos, en la que pidió que el derribo del avión iraní no eclipse "el sacrificio" del general Soleimani.
17 Ene 2020 – 07:07 AM EST

Tras ocho años sin dirigir el sermón religioso de los viernes, el día sagrado de los musulmanes, el ayatolá Alí Jamenei lideró hoy la oración e impartió el sermón en la Gran Mezquita Imam Jomeini de Teherán, con un tono desafiante y hostil hacia Occidente y en especial hacia Estados Unidos.

En su intervención, el líder supremo de Irán tildó de "payaso" al presidente estadounidense Donald Trump y dijo que finge apoyar al pueblo iraní pero que le “clavará una daga envenenada por la espalda”.

Según el ayatolá, los funerales masivos para el máximo general de Irán, Qassem Soleimani, que murió en un ataque aéreo estadounidense a principios de este mes, muestran que el pueblo iraní apoya a la República Islámica a pesar de los recientes incidentes y protestas. El asesinato "cobarde" del líder militar, añadió el ayatolá, ha eliminado al comandante más efectivo en la batalla contra el grupo Estado Islámico.

#EnFotos: Así fue el masivo homenaje celebrado en Irán en honor al general Soleimani

Loading
Cargando galería

En represalia a esta operación estadounidense, Irán lanzó un ataque de misiles balísticos contra dos bases militares en Irak, donde hay tropas estadounidenses y extranjeras, sin causar heridos graves. Sobre esos ataques, Jamenei dijo que habían asestado un "golpe a la imagen de Estados Unidos" como una superpotencia.

En una parte de su sermón pronunciada en árabe, el líder religioso dijo que el "castigo real" sería obligar a Estados Unidos a retirarse del Medio Oriente.

En plena escalada de tensiones entre ambos países, mientras la Guardia Revolucionaria de Irán se preparaba para un contraataque estadounidense que finalmente nunca ocurrió, derribó por error un avión de pasajeros ucraniano poco después de despegar del aeropuerto internacional de Teherán, matando a los 176 pasajeros a bordo, en su mayoría iraníes.

Las autoridades ocultaron su papel en la tragedia durante tres días, inicialmente culpando del accidente a un problema técnico. Su admisión de responsabilidad desencadenó días de protestas callejeras, que las fuerzas de seguridad dispersaron con munición real y gases lacrimógenos.


En su sermón de este viernes, Jamenei calificó el derribo del avión como un "amargo accidente" que entristeció a Irán tanto como felices hizo a sus enemigos. El ayatolá añadió que los enemigos de Irán habían aprovechado el accidente para interrogar a la República Islámica, a la Guardia Revolucionaria y a las fuerzas armadas.

Pero aunque calificó el derribo del avión como una tragedia amarga, el ayatolá insistió en que esto no debe eclipsar el "sacrificio" del general Soleimani, muerto cinco días antes de ese incidente por un ataque estadounidense con drones en Bagdad.

También arremetió contra los países occidentales, diciendo que son demasiado débiles para "poner de rodillas a los iraníes". De acuerdo con las palabras de Jamenei, Gran Bretaña, Francia y Alemania, que esta semana iniciaron una disputa para tratar de que Irán vuelva a cumplir con el acuerdo nuclear de 2015, son gobiernos "despreciables" y "servidores" de Washington. Aun así, añadió, Irán estaría dispuesto a negociar con ellos, pero no con EEUU.

Jamenei ha ocupado el cargo más alto del país desde 1989 y tiene la última palabra en todas las decisiones importantes. El líder de 80 años lloró abiertamente en el funeral de Soleimani y prometió "represalias duras" contra los Estados Unidos.

Miles de personas asistieron a las oraciones del viernes, interrumpiendo ocasionalmente el sermón del ayatolá con vítores de "¡Dios es el más grande!" y "¡Muerte a América!".

Las tensiones entre Irán y Estados Unidos han ido en aumento desde que el presidente Donald Trump sacó al país del acuerdo nuclear de Irán de 2015 con las principales potencias mundiales, que había impuesto restricciones a su programa nuclear a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

Desde entonces, Estados Unidos impuso duras sanciones a Irán, empujando a la nación persa a una crisis económica que ha provocado varias oleadas de protestas.

Por su parte, el presidente Donald Trump ha alentado abiertamente a los manifestantes, incluso tuiteando en farsi, con la esperanza de que las protestas y las sanciones provoquen un cambio de régimen o una gran desestabilización en ese país adversario.

El ayatolá Jamenei siempre se mostró escéptico sobre el acuerdo nuclear, argumentando que no se podía confiar en Estados Unidos. Pero permitió que el presidente Hassan Rouhani, una figura más moderada, firmara el histórico acuerdo con Barack Obama. Desde la retirada de Trump, Jamenei ha dicho repetidamente que no puede haber negociaciones con Estados Unidos.

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.