null: nullpx

Un alto cargo de ICE dice que centros de detención son "campamentos de verano" y que limpiar inodoros allí es "un pasatiempo"

Tras escuchar las comparaciones, una senadora le preguntó a los altos cargos de la política migratoria de ICE: "¿Mandarían a sus hijos a estos centros de detención?". Les costó contestar.
31 Jul 2018 – 4:23 PM EDT

Sus palabras indignaron a varios de los senadores que lo estaban interrogando. Matthew Albence, el 'número dos' del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), tenía que dar explicaciones en el Congreso por las quejas de abuso psicológico, físico e incluso sexual a inmigrantes arrestados en centros de detención familar, pero él se declaró orgulloso por "el nivel de servicio y protección" que proveen a los internos.

"Creo que la mejor manera de describirlos es más bien como un campamento de verano", dijo Albence este martes en relación a los tres centros existentes para detener a familias inmigrantes. El responsable de ICE lo justificó diciendo que en las instalaciones los menores tienen canchas de baloncesto, campos de fútbol, salones educativos y consultas médicas.

"Muchos de estos individuos ven por primera vez a un dentista cuando vienen a nuestros de centros familiares", prosiguió Albence.

Su comparación con los 'campamentos de verano' indignó a senadores como la demócrata Mazie Hirono, quien preguntó a los responsables de política migratoria de Trump si mandarían a sus propios hijos a estos centros.

Ante el comité judicial del Senado, estaban altos cargos de la Patrulla Fronteriza, de ICE, de la Oficina de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), del Departamento de Justicia (DOJ) y del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) para hablar de la separación de niños migrantes de sus padres. Todos están involucrados en ejecutar la política de 'tolerancia cero' contra los indocumentados.

La mayoría contestó no haber visitado nunca estos centros y la pregunta de si enviarían allí a sus hijos puso en un aprieto a la directora asociada de USCIS, Jennifer Higgins:

– Yo… Ciertamente creo que en práctica general… la gente preferiría estar libre y estar en constante movimiento… Le puedo decir que los centros que vi tienen… escuelas...
– ¿Entonces, enviaría a su hijo a estos centros? ¿Sí o no? – insistió la senadora.
– Yo.. Yo.. Es… Es una pregunta difícil de responder… Es difícil de ponerse en la piel de un individuo que emprende un peligroso viaje… en el que su niño puede sufrir…

Por su parte, el número dos de ICE, Matthew Albence, evitó contestar: "Nos estamos yendo del punto. Estos individuos están allí porque se saltaron una ley".

Otro momento controversial de Albence fue cuando la senadora demócrata Kamala Harris le preguntó sobre el trabajo que los inmigrantes ejercen dentro de los centros a cambio de recibir un dólar al día.


"Es un programa voluntario que muchos eligen hacer para pasar el tiempo, mientras esperan su audiencia ante el juez o su deportación", dijo el directivo de ICE.

La senadora californiana respondió visiblemente enfadada: " ¿Usted cree que la gente voluntariamente elige limpiar inodoros para pasar su tiempo? ¿Es eso lo que está diciendo?".

Tanto la demócrata Kamala Harris como su compañero de partido Dick Durbin pidieron la dimisión de la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, por la separación de familias en la frontera.

La audiencia en el Senado evidenció la falta de planificación del gobierno de Trump para reunificar los padres migrantes distanciados de sus hijos y también la falta de coordinación entre departamentos.

De hecho, el Departamento de Salud y Servicios Humanos, quien está a cargo de la custodia de los niños, fue el más crítico. "Lo que salió mal es que los niños eran separados de sus padres y referidos como menores no acompañados cuando, en realidad, estaban acompañados", admitió Jonathan White, uno de los responsables.

Las carpas de Tornillo, el nuevo centro de detención para niños inmigrantes (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés