Qué hacer para que no te nieguen un caso migratorio bajo la nueva política de 'discrecionalidad total'

La mayor dificultad radica en que, a partir de este martes 11 de septiembre, la agencia federal no avisará al peticionario de un beneficio si falta alguna documentación en el caso y tampoco notificará al inmigrante que le va a negar el trámite.
11 Sep 2018 – 3:12 PM EDT

La nueva política de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), de otorgarle a sus agentes ' discrecionalidad total' para denegar un caso, está cambiando considerablemente la forma en que los inmigrantes deben manejar con sus abogados sus trámites.

La mayor dificultad radica en que, a partir de este martes 11 de septiembre, la agencia federal no avisará al peticionario de un beneficio si falta alguna documentación en el caso y tampoco notificará al inmigrante que le va a negar el trámite.

“Y si le niegan el caso, deberá comenzar de nuevo desde cero. Deberá conseguir otra vez los formularios, llenarlos, pagar la cuota, enviarlos y esperar por segunda vez si se los aprueban o se los vuelven a rechazar”, advierte José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida.


Consejo legal

Hasta ayer, los agentes de la USCIS solucionaban cualquier falta de información por medio del envío al inmigrante de una Solicitud de Evidencia (RFE, por sus siglas en inglés) o una Notificación de Intención de Denegación (NOID, por sus siglas en inglés) “cuando la evidencia inicial requerida no fue enviada o la evidencia en el récord (expediente) no lograba mostrar la elegibilidad” para un beneficio.

Pero ahora no. “Uno no se entera que hace falta un documento o una prueba. Simplemente le dirán que su caso fue negado”, reitera Guerrero.

“Para evitarlo, el mejor consejo es buscar la asesoría de un profesional, un abogado de inmigración, porque un solo error será suficiente para que le rechacen el pedido de un beneficio migratorio”, indicó.

Guerrero dijo que la ayuda debe incluir “llenar los formularios, verificar que estén todas las pruebas y evidencias que requiere el caso, que no falte nada, que el inmigrante firme los formularios correspondientes y envíe el monto que exige el gobierno p0ara procesar el caso. Si no va todo completo, si falta algo, le negarán la petición y el gobierno no le avisará”.

“Y no olvide esto, si se lo niegan, hay que comenzar nuevamente de cero. Y eso significa pagar la tarifa nuevamente”, reiteró.


“No nos quieren”

Las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes advierten que la nueva política de la USCIS “es un ataque más a la comunidad inmigrante por parte del gobierno de Donald Trump”, dice Francisco Moreno, director de la Federación de Confederaciones Mexicanas de Los Angeles, California. “Pero no nos asustan, nos dan más ánimo para hacer lo que tenemos que hacer, pedir nuestros derechos y cuidar que lo hagamos bien para que no nos rechacen”.

“Mire, esta nueva medida que esta tomando la USCIS para negar arbitrariamente los derechos, por ejemplo, de inmigrantes legales que se quieren convertir en residentes legales permanentes, o de residentes que se quieren convertir en ciudadanos, viola nuestros derechos”, señala el activista.

Agregó que la nueva política “constituye un ataque más en contra de los inmigrantes, de los trabajadores que hacemos grande a este país. Nos quieren bloquear como rapiña para negar nuestros derechos y que, al final de cuentas, no vayamos a las urnas y no votemos para elegir un gobierno”.

“Nos quieren borrar del mapa”, agregó Moreno. “Pero no nos vamos a dejar. Al contrario, ahora con más fuerza quienes reúnan los requisitos pedirán la ciudadanía o la residencia. No nos van a detener, no vamos a bajar la guardia, no vamos a sentir miedo y vamos a tener más cuidado para que detengan nuestros beneficios migratorios”.


Cuidado con las estafas

En momentos de incertidumbre por las nuevas políticas migratorias mayor es fraude de aquellos que buscan aprovecharse del miedo y la desesperación. Así advierten abogados y activistas, quienes recomiendan máxima prudencia para evitar engaños, perder mucho dinero y recibir a cambio una orden de deportación.

“Le estamos diciendo a las personas que tengan ahora más cautela que nunca con quién van a tratar sus asuntos migratorios”, dice Juan José Gutiérrez, director ejecutivo de la Coalición Derechos Plenos para los Inmigrantes en Los Ángeles, California. “Y que tengan una profunda desconfianza de personas que, de buenas a primeras, le prometen a cambio de una suma considerable de dinero resolverles un problema que en décadas no le han resuelto”.

“Cuando el panorama se vuelve sumamente difícil, como ahora, cuando hay una ofensiva antinmigrante que ha desatado el presidente Trump, en general los indocumentados, la gente está muy desesperada, asustada, quiere escuchar ofertas bonitas”, dijo el activista.

“Y aunque le digamos a estas personas que tengan cuidado, que no confíen en alguien que le promete el sol, la luna y las estrellas, todo eso junto a cambio de una cuota altísima, la gente escucha lo que quiere oír y no los buenos consejos”, precisó.

Cuatro consejos

Organizaciones activistas advierten de cuatro peligros a tener en cuenta:


  1. Pedidos de asilo no justificados. El fiscal general Sessions ordenó a los jueces negar asilos por violencia doméstica y de pandillas, y sólo aceptar casos debidamente justificados (evidencias). No olvide que, si pierde el caso, recibe una orden de deportación. Además, en muchos casos de asilo los peticionarios permanecen detenidos en una cárcel de la Oficina de Inmigración hy Aduanas (ICE) hasta que el juez resuelve su permanencia o salida de Estados Unidos. A pesar de ello, abogados sin escrúpulos cobran importantes sumas de dinero ofreciendo ganar unos casos para los que no calificaban o gestores que les engañan por no estar autorizados para representar a una persona ante la USCIS.
  2. Seguros contra la deportación. Otro engaño utilizado son los seguros contra la deportación. Como insisten expertos consultados por Univision Noticias, ningún seguro puede realmente librar a alguien de la deportación, así que no pague a nadie que le garantice que puede sacarle de la cárcel si lo arrestan para deportarlo. Es mentira.
  3. Llamadas de la USCIS pidiendo dinero. Suena su celular y cuando contesta una voz le dice que llama de la USCIS, luego le pide datos personales o incluso dinero. Este es otro tipo de fraude que se debe prevenir. La USCIS no trabaja de esta manera.
  4. Mensajes con un número de teléfono. Tampoco hay que hacer caso de los mensajes o llamadas que dicen ser de parte del servicio de inmigración y que piden que haga una llamada a un número determinado. Es una llamada falsa para sacar información y dinero a la gente.


Peligro en espera

Una segunda política de USCIS aguarda a ser implementada en cualquier momento. Se trata de las Notificaciones de Comparecencia (NTA), ya advertida por la agencia federal. Se trata de un procedimiento que se activa cuando un inmigrante inicia un trámite y, si es rechazado, le enviarán un citatorio a una corte de inmigración, donde deberá defenderse para que no lo deporten de Estados Unidos.

“Cabe la posibilidad que algunos casos que sean rechazados, por ejemplo, una petición familiar o un ajuste de estatus, termine en una corte y el inmigrante enfrente un proceso de deportación”, advirtió Guerrero. “Esta regla todavía no ha sido implementada, pero el gobierno ya dijo que la pondrá en vigor pronto”.

La nueva política de NTA cambiará el escenario para aquellos que viven en el país con un estatus legal que quieren cualquier beneficio migratorio. Hasta ahora, si un residente legal permanente pide la ciudadanía y se rechazan por una "torpeza de carácter moral", lo más probable era que siga siendo residente.

Pero a partir de cuando sea implementada la nueva regla y dependiendo de la razón por la cual le rechazan el formulario N-400 para tramitar su ciudadanía, le pueden iniciar de inmediato un proceso de deportación de Estados Unidos.

Y no solo se trata de procesos de ciudadanía: se puede ver afectado cualquier residente legal o con visa que solicite un beneficio migratorio.

“Todo dependerá de la falta”, advierte Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas, Texas. “Podemos volver a la época que vivimos antes de los dos gobiernos de Barack Obama, donde la norma era que, si a alguien le negaban un beneficio migratorio, lo enviaban ante un juez de inmigración, quien le iniciaba un proceso de deportación”, agrega.


Estos son los lugares obvios (y otros no tanto) en los que te pueden pedir documentos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés