null: nullpx

Las 5 razones de persecución: esta es la diferencia entre lograr un asilo o ser deportado

Abogados advierten a los integrantes de la caravana que llegaron a la frontera de Tijuana y no tienen causa de asilo que pueden convertirse en una prioridad de deportación si fracasan en la entrevista de 'miedo creíble'.
1 May 2018 – 11:49 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Los inmigrantes indocumentados centroamericanos y mexicanos que integran lo que queda de la Caravana del Viacrucis y se encuentran en Tijuana esperando la oportunidad de pedir asilo en Estados Unidos, deben tener en cuenta una serie de recomendaciones antes, durante y después de presentar sus casos ante un agente de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP).

Un error, advierten abogados consultados por Univision Noticias, no solo puede significar que pierdan sus casos de asilo, sino que recibirán una orden de deportación que, con mucha probabilidad, será ejecutada de manera acelerada por las autoridades migratorias.

1.


La entrada a Estados Unidos para pedir asilo “no es fácil”, advierte Ezequiel Hernández, un abogado de inmigración que ejerce en Phoenix, Arizona y colabora frecuentemente con la redacción de Univision Noticias. “Ningún indocumentado tiene garantías de que será admitido por las autoridades de inmigración de Estados Unidos, incluso si viene con la intención de pedir asilo”.

2.


No olvide que los indocumentados que entraron al país después del 1 de enero de 2014 y siguen tratando de ingresar con el propósito de pedir asilo, figuran en la Lista de Prioridades de Deportación del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés), a menos de que hayan demostrado un temor creíble y el proceso continúa.

El 20 de febrero de 2017, el entonces secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), John Kelly, propuso endurecer las condiciones para las personas que buscan asilo e instruir a los agentes a buscar “toda la información relevante” que ayude a determinar si el solicitante expuso una “razón creíble” de persecución si regresa a su país.

Cabe destacar que en 2015 apenas el 18% de las personas que pidieron asilo obtuvieron este amparo de parte de los jueces de inmigración, según datos del Departamento de Justicia.

3.


Antes de emprender el viaje en busca de asilo en Estados Unidos, revise si reúne uno de los requisitos. La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) explica que “la protección es otorgada a personas“ porque han sufrido persecución por su:


  • Raza
  • Religión
  • Nacionalidad
  • Pertenencia a un grupo social en particular
  • Opinión política

Además, desde que Donald Trump llegó a la Casa Blanca, el DHS aumentó la seguridad en la frontera con México y la semana pasada el fiscal general, Jeff Sessions, envió fiscales y jueces a la frontera de San Diego para atender a los integrantes de la caravana y apurar sus procesos de asilo.

4.


Los migrantes de la caravana que se presentan en el puesto fronterizo de Tijuana en busca de asilo, “ reciben un número de turno antes de ser entrevistados por primera vez. Luego son evaluados y, si se determina que hay evidencias, tienen una entrevista de miedo creíble. Si pasan esta entrevista, el gobierno sigue adelante con el proceso de asilo”, explica Álex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California.

Los inmigrantes, al pedir asilo, “ son detenidos por la Patrulla Fronteriza (CBP) y permanecen en un centro de detención”, explica Hernández.

“Si en esta etapa hay una historia para asilo, el agente puede dejarlo libre bajo palabra, con un grillete o se queda detenido”, indicó Gálvez. “Generalmente los hombres mayores de edad casi nunca quedan libres”.

En cuando a los menores que viajan solos, Gálvez dijo que son entregados al cuidado del Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS) y enviados a un albergue, en cumplimiento a una ley de 2008 para la prevención del tráfico humano.

5.


Al ser detenido debe “exponer un miedo creíble” o una “razón creíble” para que su caso de asilo avance y tenga éxito.

6.


El gobierno de Trump no confía en el proceso de asilo y el año año pasado lanzó una dura ofensiva para cambiarlo. A mediados de octubre, Trump le pidió al Congreso que cambie la ley de asilo para restringir la entrada de extranjeros por esta vía y presentó un oscuro panorama en el futuro inmediato, a menos que el legislativo actúe y cambie la legislación vigente.

El fiscal general quiere que el Congreso legisle al respecto tomando en cuenta las condiciones exigidas por el presidente Trump en su lista de principios migratorios: restringir al máximo el beneficio del asilo, aumentar el número de pruebas que el solicitante debe presentar y quitar a los agentes de inmigración la discrecionalidad de conceder “miedo creíble” en la primera entrevista.

Si bien el Congreso no ha cambiado la ley, los abogados consultados advierten que el discurso antiinmigrante blandido por el gobierno ha impactado en la actitud de los agentes migratorios que reciben a los inmigrantes que piden asilo en la frontera.

7

.


Busque un abogado antes de salir de su país con destino a la frontera sur de Estados Unidos. Explíquele sus planes y fecha probable de llegaba para que lo ubique dentro de un tiempo razonable, gestione su liberación si es detenido en un puesto (garita) de control fronterizo y siga adelante con su caso de asilo.

Los inmigrantes que piden asilo van solos a la audiencia o entrevista de miedo creíble. Ante un juez, pueden contar con la representación de un abogado, pero no pueden alegar falta de recursos para que el gobierno les asigne uno de oficio. La asistencia legal la debe pagar el inmigrante y conseguir asistencia pro-bono.

Si el inmigrante pasa la entrevista de miedo creíble, los agentes de inmigración le darán información de abogados o organizaciones registradas que pueden asesorarlo legalmente.

8

.


No busque el consejo de un “gestor, “tramitador” o “notario”. Ellos no están autorizados para darle consejo legal o representarlo ante el servicio de inmigración o una corte de inmigración. Busque un abogado que tenga licencia para ejercer en el estado donde se encuentra su caso.

9

.


Si lo liberan “nunca olvide” que está en “proceso de deportación”. Recuerde siempre que tiene que cumplir con sus citas, o bien ante el servicio de inmigración o ante la corte de inmigración. Si falta, le emitirán una orden de deportación en ausencia y le cerrarán automáticamente su caso de asilo.

10.


Si pasó la entrevista de miedo creíble y tiene familiares (parientes) que asuman la responsabilidad de mantenerlo mientras dura el proceso de asilo, es probable que las autoridades lo dejen en libertad bajo fianza o alguna otra restricción.

11.


No firme una orden de salida voluntaria si primero no habla con un abogado. Puede también pedir ayuda a un grupo comunitario de ayuda a inmigrantes para que le expliquen sus derechos y consecuencias de firmar este documento.

12.


Recuerde que el servicio de inmigración lo irá a buscar a la dirección que registra si es puesto en libertad y un juez de inmigración dicta una orden de deportación final.


NOTA:
En 2008 el Congreso aprobó la Ley William Wilberforce de Reautorización para la Protección de Víctimas del Tráfico de Personas (TVPRA, en su sigla en inglés). No permite que menores migrantes que viajen solos sean deportados de inmediato como ocurre con los mexicanos cuando son detenidos por la Patrulla Fronteriza. Deben ser entregados al Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS) para ser procesados y que un juez de inmigración decida su futuro en Estados Unidos.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés