null: nullpx

¿Tienen los inmigrantes que piden asilo en la frontera derecho a ver un juez?

Para atender a las decenas de inmigrantes que llegaron hasta Tijuana para pedir asilo en Estados Unidos, las autoridades federales establecieron un sistema de fichas. Cada día entregan un número limitado de puestos y le indican a la gente el día y la hora en que serán atendidos.
30 Abr 2018 – 02:05 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Los inmigrantes centroamericanos que integran la Caravana del Viacrucis que cruzó México y llegó hasta la frontera de Tijuana, “tienen derecho a pedir asilo” y que un juez de inmigración decida sus futuros en Estados Unidos, reiteraron este lunes abogados entrevistados por Univision Noticias.

“Ellos tienen derecho a pedir asilo”, dijo Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Angeles, California, y que el fin de semana viajó a la frontera entre Tijuana y San Diego para hablar con familias centroamericanas.

“Les expliqué los procedimientos que deben seguir, demostrar a las autoridades estadounidenses las razones para pedir asilo, que el pedir asilo es un derecho y que deben ser escuchados, primero por un agente y luego por un juez de inmigración”.

Gálvez agregó que “esperamos que el gobierno de Estados Unidos respete el derecho de estas personas y que la determinación respecto a l futuro de estos inmigrantes la tomen autoridades judiciales pertinentes que conocen las leyes. A veces el principio de un caso es débil, pero confiamos en que sabrán escuchar y los migrantes que tienen causa de asilo terminarán ganando sus casos”.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) recuerda en sui página web que existen cinco razones de asilo, siendo ellas “persecución por raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social en particular u opinión política”.

Críticas anticipadas

La cobertura de la Caravana de Migrantes, que arrancó a principios de abril y el presidente Donald Trump se refirió a ella en su cuenta de la red social Twitter como una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos, ha sido intensa “y el público ha conocido algunas de las historias de las personas que integran el grupo”, dijo Gálvez.

“Hemos visto que, después de las entrevistas, han surgido criticas y circula información equivocada sobre los casos o los motivos que traen a estas personas en busca de refugio. Solo pedimos que nadie sabe si estos migrantes tienen o no casos fuertes de asilo. Por ley, eso lo deben determinar los jueces”, apuntó Gálvez.

“Mire, le puedo decir que solo ellos, los migrantes, conocen el infierno que les ha tocado vivir para llegar hasta la frontera, indicó. “Muchos no pueden comprender este sufrimiento. Pero si puedo decirles que estos inmigrantes no están quebrantando la ley. Ellos ejercen el derecho que Estados Unidos otorga a todo el mundo a pedir asilo”.

"Cuando llegue el mnomento le contarán a un juez sus historias. Sólo hay que darles tiempo. Hay traumas que no se confían a nadie. Será una gran tarea la que lleven a cabo las autoridades de inmigración", dijo.

El proceso

“Una vez llegan a la frontera, deben presentarse en el puesto fronterizo y solicitar asilo a un agente de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP)”, explica Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas, Texas.

“Si el agente determina en la entrevista que la persona tiene miedo creíble, entonces la persona tiene todo el derecho a que su petición sea procesada, agregó.

La abogada de inmigración, Rebeca Sánchez-Roig, quien ejerce en Miami, Florida y ejerció más de 15 años como fiscal de inmigración en el Departamento de Justicia, recordó que “existen muchos estatutos y regulaciones, incluyendo los derechos procesales garantizados bajo la 5ta Enmienda de la Constitución, que otorgan a los no ciudadanos estadounidenses que huyen de la violencia en el extranjero el derecho a solicitar asilo en Estados Unidos”.

“Los tratados internacionales prohíben al gobierno de Trump devolver a los individuos a países donde tienen un miedo bien establecido de persecución o tortura”.

Lo difícil, subraya, “es presentar todas las evidencias posibles que avalen los argumentos que se presentan en una solicitud de asilo y se mencionan en la entrevista de asilo”.

Sistema de fichas

Para atender a las decenas de inmigrantes que llegaron hasta Tijuana para pedir asilo en Estados Unidos, “establecieron un sistema de fichas”, explicó Gálvez. “Cada día entregan un número limitado de puestos, números, y le indican a la gente el día y la hora en que serán atendidos. No necesariamente es el mismo día que le entregan la ficha”.

“Primero pasan a un tráiler instalado en el paso fronterizo donde les hacen la primera entrevista. Y si el agente ve causa, le da el paso a una cita de miedo creíble, entonces lo llevan hasta las instalaciones de la garita”, agregó.

“Si en esta etapa hay una historia para asilo, el agente puede dejarlo libre bajo palabra, con un grillete o se queda detenido.
Generalmente los hombres mayores de edad casi nunca quedan libres”, agregó.

En cuando a los menores que viajan solos, Gálvez dijo que son entregados al cuidado del Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS) y enviados a un albergue.

En cuanto al atasco en los tribunales de inmigración, que a finales de marco tenían acumulados más de 700,000 casos, los abogados señalaron que estas demoras complican las esperas de los casos de asilo.

Cambios a tener en cuenta

“Bajo la presidencia de Trump se han impuesto reglas mas estrictas”, previene Barrón. “Y hemos visto que los jueces ahora tienen más dudas sobre todo si muchas personas exponen los mismos argumentos, aunque sea verdad”.

Otro aspecto a tener en cuenta “es el despliegue de banderas de otros países en la frontera, “algo que puede interpretarse como una invasión de personas que quieren imponer sus ideas o su situación pensando que el gobierno, a fuerza, los tiene que recibir”, advirtió Barrón.

Al respecto, Gálvez expresó las mismas preocupaciones. “Vamos a ver, por primera vez, cómo un presidente abiertamente antiinmigrante trata a este tipo de grupo de personas en la frontera”.

“Estaremos pendiente si cumple la ley. No sabemos cómo actuarán los agentes del CBP, si cargarán la mano a estas personas, si los jueces serán tan severos con ellos que les nieguen toda posibilidad de asilo teniendo causas creíbles”, añadió.

Sobre el tema de las banderas que ondearon algunos migrantes en el muro el fin de semana, Gálvez dijo que “lamentablemente este hecho puede endurecer el discurso del gobierno contra los inmigrantes de la caravana y darle nuevos argumentos al presidente Trump para pedirle al Congreso más dinero para construir un muro que detenga por completo la inmigración al país”.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés