null: nullpx

El gobierno de Trump planea acelerar las entrevistas de 'miedo creíble' a migrantes en la frontera

Abogados consultados por Univision Noticias dijeron que el cambio se suma a una larga lista de modificaciones que el gobierno de Trump ha hecho a la política de asilo desde que llegó a la Casa Blanca en enero del 2017.
13 Jul 2019 – 9:04 AM EDT

El gobierno de Donald Trump tiene planes de acelerar las evaluaciones iniciales de los solicitantes de asilo en la frontera. La nueva estrategia se suma a una serie de medidas que en los últimos dos años han impactado las probabilidades de que los migrantes ejerzan el derecho a pedir refugio y una respuesta positiva por parte de las autoridades federales y/o las cortes de inmigración.

Hasta ahora los agentes de asilo, que pertenecen a la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), llevan a cabo las entrevistas de miedo creíble 48 horas después de que el inmigrante es detenido en la frontera por la Patrulla Fronteriza (CBP). Pero los nuevos planes es cumplir con este requerimiento en 24 horas.

El sitio de noticias BuzzFedd reporta que, bajo una nueva directiva implementada por el director interino de la USCIS, Ken Cuccinelli, el nuevo plazo fue anunciado el lunes.


“Menos tolerancia”

Abogados consultados por Univision Noticias dijeron que el cambio se suma a una larga lista de modificaciones que el gobierno de Trump ha hecho a la política de asilo desde que llegó a la Casa Blanca en enero del 2017.

“Si una persona no está preparada, si no tiene asesoría legal, reducir los tiempos para procesar un pedido de asilo es una probabilidad mayor para que cometa errores y pierda su oportunidad de solicitar asilo en Estados Unidos”, dijo Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas, Texas.

“Además, la aceleración pone una presión muy fuerte a los agentes de asilo e influye en sus decisiones, porque tienen menos tolerancia y paciencia”, advirtió.

Barrón dijo además que tanto los procesos apurados como aquellos que tardan demasiado tiempo, “no necesariamente ayudan a los inmigrantes. Ambos extremos llevan a la comisión de errores perjudiciales que frenan el objetivo de un programa, en este caso que las personas que están huyendo de sus países consigan asilo en Estados Unidos”.


“No tiene gente”

Para el abogado de inmigración Alex Gálvez, quien ejerce en Los Angeles, California, la reducción del tiempo de espera para la celebración de las audiencias de asilo “no será posible, porque el gobierno no tiene gente, la USCIS no ha contratado suficientes abogados para que se desempeñen como agentes de asilo y vayan a la frontera a atqnder la crisis humanitaria que estamos viviendo”.

“Los agentes de asilo debe ser gente preparada para hacer un trabajo altamente calificado”, dice Gálvez. “Hay muchos aspectos legales que se deben tener en cuenta para determinar si una persona tiene o no miedo creíble de regresar a su país en el caso de ser deportado”, agregó.

“El número de agentes de asilo de la USCIS es muy interior al número de casos de asilo en las cortes de inmigración”, dijo José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida. “Por una parte es bueno que los procesos vayan más rápido, pero si es demasiado rápido bajo las actuales condiciones, se cometerán errores porque no se evaluará adecuadamente cada una de las peticiones de asilo”, indicó.

En mayo Univision Noticias reportó que el atasco en las cortes de inmigración se elevó a 892,517 casos al 30 de abril, según datos del Centro de Información y Acceso de Registros Transaccionales (TRAC) de la Universidad de Syracuse, en Nueva York.


Los agentes de asilo

La USCIS explica en su página digital que los agentes de asilo representan a la agencia “cuando personas buscan asilo en Estados Unidos” y son los funcionarios que los entrevistan “cuando reclaman haber sido perseguidos o que tienen miedo a ser perseguidos”.

Además, investigan las condiciones en el país del solicitante de asilo “para evaluar los reclamos, revisan las bases de datos de las agencias del orden público para identificar potenciales prohibiciones de asilo, tales como comportamiento criminal o preocupaciones de seguridad nacional; y escriben evaluaciones sobre las decisiones de elegibilidad”.

“Los agentes de asilo también llevan a cabo las entrevistas de verificación para personas en procedimientos acelerados de remoción que solicitan asilo o expresan temor de regresar a sus países de nacionalidad”, añade.

En palabras de un agente de asilo, los funcionarios que entrevistas a los solicitantes de asilo “tienen que conducir entrevistas imparciales para obtener su testimonio”, pero deben hacerlo “de una manera que no proyecte confrontación”.

Durante la entrevista el agente toma en cuenta “los problemas de comunicación intercultural” y deben “aprender como “leer” a las personas durante estas entrevistas”, un reto que a juicio de Guerrero “no se puede hacer de forma acelerada porque aumentan las probabilidades de cometer errores”.

Gálvez, a su vez, dice que los agentes de asilo “son abogados. No creo que la USCIS haya contratado a tantos abogados para que ejerzan esta función y resuelvan la crisis en la frontera”.

Tolerancia cero

La aceleración del tiempo para llevar a cabo la entrevista de miedo creíble no sería la primera traba o cambio a la política de asilo por parte del gobierno de Trump.

Esta es una lista de las principales modificaciones implementadas en los últimos dos años y medio.


En fotos: el hacinamiento e insalubridad que sufren los inmigrantes indocumentados en un centro de CBP en El Paso

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés