null: nullpx

Fustigan el desprecio de Trump a menores migrantes por el trato en los centros de detención del CBP

El desprecio hecho por el presidente Donald Trump, el miércoles, por las criticas al trato que reciben los menores migrantes en los centros de detención de la Patrulla Fronteriza recibió el rechazo de varios abogados, quienes dijeron que los comentarios van en contra de lo que estipula el Acuerdo Judicial Flores de 1997.
4 Jul 2019 – 3:01 PM EDT

El desprecio hecho por el presidente Donald Trump, el miércoles, por las criticas al trato que reciben los menores migrantes en los centros de detención de la Patrulla Fronteriza recibió el rechazo de varios abogados, quienes dijeron que los comentarios van en contra de lo que estipula el Acuerdo Judicial Flores de 1997.

“Si los inmigrantes ilegales no están satisfechos con las condiciones en los centros de detención construidos o reacondicionados rápidamente, solo díganles que no vengan. Todos ¡los problemas resueltos!”, escribió el mandatario en su cuenta de la red social Twitter.



Las críticas a la postura de Trump asoman tras varios meses de denuncias hechas por políticos, abogados, religiosos, organizaciones que defienden los derechos de los abogados y de puño y letra por los propios menores que han transitado por los centros de detención del CBP, cartas que han sido publicadas por Univision Noticias desde el pasado 1 de junio.

En ellas, los menores describen, entre otros abusos, malos tratos, privaciones de alimentos, no los dejan bañarse en cinco o seis días, no les permiten lavarse los dientes, recién nacidos durmiendo en el suelo, falta de una adecuada atención médica y tampoco les informan sobre sus derechos.

Las duras criticas a la política de tolerancia cero de Trump en la frontera fueron avaladas esta semana en un informe del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), que advierte un “hacinamiento peligroso” de migrantes y “detenciones prolongadas”, situaciones que violan el Acuerdo Judicial Flores.


Sitios inadecuados

“El Acuerdo Flores establece ciertos estándares para la detención de los niños que llegan sin padres a Estados Unidos”, dijo a Univision Noticias Rebeca Sánchez-Roig, una abogada de inmigración que ejerce en Miami, Florida, y durante 15 años fungió como fiscal de inmigración en el Departamento de Justicia.

El tiempo máximo de detención en los centros del CBP no debe pasar de 72 horas (3 días), reconoce el gobierno. En cuando al tiempo de detención posterior, una vez que los detenidos son entregados a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) o al Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS), “debe hacerse “dentro de un promedio de 20 días”, precisa un reporte del Centro de Estudios de Inmigración (CIS).

“El Acuerdo requiere que los niños no estén detenidos durante largo tiempo y garantiza el bienestar de los niños durante la detención”, agrega Sánchez.

La abogada indica además que, “un centro de detención no es un sitio adecuado para un niño. Cuando a un niño le falta lo básico para vivir, como por ejemplo falta de higiene, de baños, de pasta dentífrica, cepillos de dientes, comida, asistencia médica, cama, educación, recreo, opino que se se está violando el Acuerdo Flores”.


No es nuevo

Sánchez-Roig dijo además que “esta no es la primera vez que se viola el Acuerdo Flores. Hay registros de abusos durante las últimas administraciones. Esto sucede porque nunca están preparados para el número de niños que pueden entrar, aunque deberían aprender por la experiencia y porque no les importa maltratar a aquellas personas que ellos consideran inferior y que no quieren en el país”.

“Con el tweet de Trump, vemos que el presidente piensa que, simplemente diciéndoles que no vengan, se resuelve el problema. A los presos que han cometido serios delitos, se les trata mejor que a los niños migrantes. Los centros del CBP son improvisados, no porque no pueden prepararlos y suplirlos mejor, sino porque intentan el maltrato”, precisó.

Cabe recordar que en 2015 el gobierno de Barack recibió varias órdenes judiciales y plazos para que respete el Acuerdo Judicial Flores y pusiera en libertad en los plazos previstos a menores y familias migrantes detenidas en centros de detención de la CBP y de ICE.

Al igual que el gobierno de Trump, Obama no cumplió con los mandatos judiciales y mantuvo vigente la política de arrestos para contener una oleada de migrantes que, si bien fue advertida en 2013, no se ha detenido y ha puesto en evidencia la poca capacidad de respuesta del gobierno de Trump.


“No es legal”

Para el abogado de inmigración Alex Gálvez, quien ejerce en Los Angeles, California, el tuit del presidente “expresa una opinión que no refleja lo que debe entenderse del Acuerdo Judicial Flores de 1997”.

“El hecho de que una persona esté privada de libertad en un sitio mejor quizás del lugar de donde viene, no quiere decir que sea legal. Estos niños están en una cárcel, privados de libertad por largo tiempo. Eso es una violación al Acuerdo Judicial Flores“, añadió.

Gálvez dijo además que “en Estados Unidos tenemos estándares mas altos que de deben seguir las autoridades y Trump está olvidando eso. El piensa que lo que dice es legal y eso no es cierto. Aquí estamos halando de lo que es legal, de derechos humanos y de nuestros estándares como estadounidenses”.

En similares términos respondió Félix Villalobos, abogado gerente de la organización RAICES en Texas. “El presidente no está siguiendo las leyes. Las condiciones y el cuidado de los menores no siguen, ni el espíritu ni la palabra de la ley. Los niños que vienen buscando asilo están sufriendo”, indicó.

Para el gobierno de Trump el Acuerdo Judicial Flores de 1997 es una de las “lagunas” o “vacíos legales”que entorpecen el desarrollo de su agresiva política de tolerancia cero. Otra traba lo constituye la ley TVPRA de 2008, que impide la deportación inmediata de niños y exige que sea un juez de inmigración quien decida sus futuros en Estados Unidos.

“Las lagunas legales obstaculizan significativamente la capacidad del DHS para detener apropiadamente y eliminar rápidamente las unidades familiares que no tienen base legal para permanecer en el país", dijo en septiembre del año pasadola entonces jefa de la seguridad nacional de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, en un comunicado. "Esta regla aborda uno de los principales factores de atracción para la inmigración ilegal”, agregó.

En fotos: el hacinamiento e insalubridad que sufren los inmigrantes indocumentados en un centro de CBP en El Paso

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés