Acusan de lavado de dinero y sobornos al dueño del canal venezolano Globovision, Raúl Gorrín

La fiscalía de Miami presentó cargos en los que señala al empresario de pagar 160 millones de dólares a tesoreros venezolanos que permitieron un esquema internacional de cambio de divisas. La acusación involucra a exfuncionarios investigados por Univision.
20 Nov 2018 – 8:01 PM EST

La fiscalía del sur de Florida dio a conocer este lunes una acusación por corrupción y lavado de dinero contra Raúl Gorrín, el propietario de la televisora de noticias venezolana Globovisión, con estrechos vínculos con el presidente Nicolás Maduro y su predecesor, el fallecido Hugo Chávez.

Entre 2008 y 2013, Gorrín usó una compañía en Panamá para pagar 159 millones de dólares en sobornos a varios funcionarios gubernamentales no identificados abiertamente —incluidos dos de alto nivel de la Oficina Nacional del Tesoro en Venezuela— para proteger un esquema de cambio de moneda extranjera "indebido" que generó cientos de millones de dólares, señala la acusación.

En Venezuela el gobierno tiene el control sobre el cambio de la moneda y decide otorgar dólares a bajo costo a ciertos rubros y empresarios. Este sistema ha originado grandes casos de corrupción como la 'Operation Money Flight', considerada la red de lavado de dinero más grande detectada en la Florida y en la que, por cierto, se vinculó también a Raúl Gorrín.


El propósito de la conspiración era "enriquecer a Raúl Gorrín Belisario y sus cómplices haciendo y ocultando pagos corruptos a funcionarios en Venezuela para obtener y retener contratos con la Oficina del Tesoro Nacional en ese país", alega el documento. Las discusiones para organizar los sobornos se llevaron a cabo en el sur de Florida y algunos de los pagos se realizaron desde cuentas en Suiza a bancos en Florida y el distrito sur de Nueva York.

Gorrín supuestamente usó el dinero para comprar tres aviones, un yate, varios caballos campeones y relojes costosos en Florida y Texas, también destinados a sobornos y pagados con transferencias desde cuentas bancarias suizas. La conspiración involucró la cuenta personal de Gorrín en el HSBC, así como un banco en República Dominicana.

Otros pagos incluyeron la compra de un sistema de seguridad residencial por un millón de dólares en Caracas, mejoras en el hogar y servicios veterinarios, incluido el transporte de caballos en Wellington, Florida, una comunidad de millonarios en el condado de Palm Beach conocida por sus granjas de caballos. La acusación incluye una lista de 24 propiedades incautadas en el sur de Florida y Nueva York.

El documento explica que en 2010, Gorrín Belisario se asoció con un banquero que lo ayudó con el esquema de lavado de dinero.

También destaca la acusación que desde 2011 y hasta 2017, aproximadamente, Gorrín Belisario procuró pagos de sobornos para beneficiar a dos altos funcionarios de la Oficina Nacional del Tesoro: uno que dejó el cargo en 2010 (Funcionario 1), y luego para quien lo sustituyó entre 2011 y 2013 (identificada como Funcionario 2).


El máximo cargo de la Tesorería venezolana para la primera fecha lo ocupó Alejandro Andrade. Entre 2011 y 2013 lo sustituyó en la silla Claudia Patricia Díaz Guillén, hoy a punto de ser extraditada desde España hasta Venezuela, luego de que ese país emprendiera una investigación contra ella y su esposo, Adrián Velásquez, tras las revelaciones de los Panamá Papers.

Aunque la acusación de la fiscalía estadounidense no especifica ningún nombre, dice que la funcionaria 2 tiene un esposo al que llaman 'Co-Conspirador 1'. Al 'Funcionario 1', Gorrín le pagaría 94 millones de dólares y a la segunda funcionaria y su esposo un total de 65 millones de dólares.

El informe especifica que en solo seis meses (noviembre de 2012 a mayo de 2013) Gorrín depositaría aproximadamente 8.6 millones de dólares "en cuentas beneficiarias de la Funcionaria 2 y su esposo".

En 2013, Raúl Gorrín compró el canal 24 horas de noticias Globovision, hasta entonces crítico del gobierno, con programas de opinión liderados por figuras contrarias al chavismo que le provocaron al canal multas y persecuciones legales. Pero enseguida, Gorrín y su socio y cuñado Gustavo Perdomo, cambiaron la línea editorial y apagaron las voces disidentes, en beneficio del gobierno de Nicolás Maduro.

Univision Noticias ha intentado infructuosamente obtener una respuesta de Raúl Gorrín Belisario hace meses y años. El 21 de abril de 2016 le preguntamos por correo electrónico cuál era su relación con la extesorera y enfermera del expresidente Hugo Chávez, Claudia Díaz, y su esposo Adrián Velásquez y sobre "algunas transacciones financieras entre ustedes". Pero no obtuvimos respuesta.

Algunos de sus allegados aseguran que permanece en Venezuela, donde además controla su empresa aseguradora La Vitalicia. Esta compañía también vivió la época de gloria del ascenso estrepitoso de la fortuna: " Seguros La Vitalicia, con 14 años de ininterrumpida labor en Venezuela, logró aumentar sus ingresos en un 150,27%, aumentando sus ventas de 1.277.241,80 a 3.196.561,90 bolívares en el del 2013 al 2014, escribió el propio Gorrín en 2016.

Gorrín y su socio Perdomo compraron La Vitalicia en diciembre de 2008 cuando la compañía arrojaba pérdidas. La fecha coincide con el inicio de los presuntos sobornos que cita la acusación, que le pemitirían acceder a dólares preferenciales.

En febrero de 2011 le inyectaron capital y emprendieron una agresiva estrategia de captación de clientes. La empresa de seguros comenzo un ascenso vertiginoso que se puede ver en las estadísticas de aseguradoras venezolanas. Pasó de estar en el último puesto de las empresas del ramo a ser la numero ocho en 2015. El momento de esplendor también coincide con las fechas de las "operaciones indebidas" a las que se refiere el documento de la Fiscalía del Sur de Florida.

Gorrín Belisario era un abogado penalista "que en principio llevaba casos menores", según cuenta una fuente que lo conoció en los tribunales venezolanos y prefiere no ser identificada. "De allí su íntima amistad con Maikel Moreno, quien ahora es el máximo magistrado de la Corte Suprema de Justicia. No creo que salga de Venezuela, ahí está seguro", comenta.

En Estados Unidos, sus 24 propiedades han sido confiscadas.

Propiedades y mantenimiento de caballos


El documento de acusación detalla que hubo facturas enviadas por correo electrónico, que evidencian esos pagos de Gorrín a los exfuncionarios venezolanos.
Por ejemplo, dice que Raúl Gorrín envió una comunicación por vía digital el 25 de octubre de 2012 con el asunto: "485,000" a uno de sus empleados y socios, con istrucciones para una compañía de yates que decía" "Por favor, haz la transferencia y cárgalo a Co-Conspirador 1". Es decir, el esposo de la 'Funcionaria 2'.

Días después, el 13 de noviembre de 2012, luego de recibir un correo electrónico con los detalles de la compra de un yate "para el Co-Conspirador1 por 4.35 millones de dólares", Gorrín hizo el depósito electrónico de esa cantidad desde una cuenta en Suiza a la compañía de yates, ubicada en el sur de Florida.

La acusación expone varios ejemplos de estos depósitos y algunos se refieren al pago de servicios veterinarios o para atender caballos. Uno de ellos ocurrió el 11 de diciembre de 2012, cuando el 'Funcionario 1' le envió una factura por correo a Gorrín por aproximadamente 15,000 dólares por servicios veterinarios, con instrucciones. Al día siguiente, Gorrín enviaba esa cantidad desde su cuenta suiza al veterinario ubicado en el sur de Florida.

Andrade ha estado durante mucho tiempo en el foco de señalamientos sobre su riqueza, luego de mudarse a Wellington, Florida, luego de dejar la Tesorería venezolana en 2010. Dejó atrás una amistad con el expresidente Hugo Chávez, quien fue su compañero militar golpista en la intentona de derrocar el gobierno democrático en Venezuela en 1992.

En el libro "Chavistas en el imperio" (Factual, 2014), el periodista Casto Ocando relata el ascenso de Andrade en el chavismo, gracias a una "deuda" moral eterna con Chávez, luego de que en juego improvisado con tapas de botella el exmandatario le vaciara un ojo.

Ocupó cargos en la administración pública, asociados al manejo de fondos presidenciales de ayuda a los más pobres como el Fondo Único Social, hasta alcanzar el cargo más preciado: La Tesorería, que manejaba el excedente petrolero y las divisas.

Andrade es bien conocido en la comunidad de caballos en Wellington, y su hijo, Emanuel Andrade, "es uno de los jóvenes talentos más candentes en el deporte del salto", según la firma de relaciones públicas, Starting Gate Communications. Andrade también es socio en una granja de Carolina del Sur que cría caballos de exhibición y patrocina competiciones ecuestres.

Ver también:

En fotos: Estos exfuncionarios venezolanos están a punto de ser extraditados por la investigación 'Los Papeles de Panamá'

Loading
Cargando galería
Publicidad