null: nullpx
Censura y Represión

2019, un año de represión en América Latina: al menos 210 personas murieron en protestas

El pasado año los gobiernos del continente optaron por responder al creciente malestar social con una represión policial que en un alto número de casos llegó a ser letal. En su Informe Anual sobre la región, Aministía Internacional también resaltó otros elementos preocupantes que afectan a la seguridad y los derechos humanos en el continente, como el asesinato de líderes sociales y activistas, los feminicidios y la violencia de género o la impunidad, entre otros.
29 Feb 2020 – 11:47 AM EST

Crisis humanitaria en Venezuela, brutalidad en Haití, enfrentamientos en Bolivia, en Colombia, incendios y presuntas torturas en Chile; multitudinarias protestas en numerosos países con una dura represión como respuesta fueron una marca distintiva del año 2019 en América Latina.

En lugar de diálogo, el pasado año los gobiernos del continente optaron por responder al creciente malestar social con una represión policial que en un alto número de casos ha llegado a ser letal, lo cual se debe en parte a la existencia de gobernantes “intolerantes y cada vez más autoritarios que recurren a prácticas cada vez más violentas”, según explicó en el informe Erika Guevara Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas.

El mayor número de muertes se registró en Haití, en donde el esquema de represión y violencia generalizada, ahora también con enfrentamientos entre policías y militares, continúa este 2020. Desde la ola de protestas desatada en el país en febrero de 2019 han muerto en esa nación caribeña unas 83 personas, de las cuales, al menos 19 a manos de las fuerzas de seguridad.

Le sigue en número de muertes Venezuela, en donde la represión fue “especialmente severa” y las fuerzas del oficialismo cometieron serias violaciones a los derechos humanos como ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias y en general el uso excesivo de la fuerza, lo cual provocó la muerte de al menos 47 personas.

Al cierre de 2019, tras el repentino cambio de gobierno en Bolivia, que millones en el país califican como ‘golpe de Estado’, se sucedieron fuertes enfrentamientos entre partidarios y detractores del expresidente Evo Morales. Las fuerzas de seguridad del país andino reprimieron sobre todo a colectivos indígenas que clamaban por el regreso de Morales en operativos que a menudo implicaron un “uso excesivo de la fuerza”, provocando la muerte de al menos 35 personas.

En fotos: 2019, el año del polémico retorno de los militares a las calles de América Latina

Loading
Cargando galería


Otras 31 víctimas mortales se registraron en las gigantescas protestas de Chile, que tras meses de disturbios obligaron al presidente Piñera a negociar y aceptar reformas, a pesar de lo cual los chilenos continúan mostrando su hartazgo ante las desigualdades y las agresivas políticas neoliberales que rigen en el país. Más de 350 personas en ese país sufrieron heridas en los ojos a causa de la represión policial.

También murieron ocho personas en Ecuador, cuando miles se manifestaron en contra de unas medidas de austeridad impuestas por el presidente Lenín Moreno, que conllevaban una subida de los precios del combustible. En Honduras, se registraron otros seis muertos y en Colombia falleció de un disparo de bala de un oficial de los antidisturbios el joven Dilan Cruz, un estudiante de 18 años que participaba en las protestas.

En su informe anual, Amnnistía resalta también otros elementos preocupantes que afectan a la seguridad y los derechos humanos en el continente:

A estos elementos se suma la desigualdad, la corrupción y la violencia, que durante décadas han marcado la vida cotidiana de América Latina.

Pero no todo son malas noticias. En su informe de 2019 el organismo internacional también destacó algunos elementos positivos en cuanto a logros sociales y políticas comunes.

Un ejemplo a destacar es la firma del Acuerdo de Escazú, pionero de su tipo sobre derechos medioambientales en la región y que ya han firmado 22 países. Solo se necesitan tres nuevas firmas para que entre en vigor.

Otro logro señalado por Amnistía Internacional fue la absolución en El Salvador de Evelyn Hernández, quien fue acusada de homicidio agravado tras sufrir un aborto, aunque el caso queda pendiente tras una apelación de la fiscalía.

Las marchas feministas y la movilización de mujeres, jóvenes, mayores y niñas, han ayudado a empoderar a las mujeres y visibilizar problemáticas de género, así como la necesidad de leyes que las respalden.

Desde Santiago de Chile, en donde se originó, hasta la propia capital de los Estados Unidos, el himno feminista 'Un violador en tu camino' se convirtió en la banda de sonora de la lucha feminista.


Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.