Cómo ser una mamá más divertida

¿Sientes que a tu rutina le está faltando una dosis de diversión? Es momento de redescubrir el lado alegre de la maternidad.
Univision.com
28 Jul | 7:32 PM EDT
Texto: Cintia Saporito

Ser mamá no es tarea fácil. Es un trabajo de tiempo completo, sin fines de semana, vacaciones ni feriados. No sería de extrañar que acabáramos más ceñudas de lo que quisiéramos y, sobre todo, de lo que nuestros hijos esperan. Pero, ¿quién dijo que la maternidad no puede ser divertida? Aquí, algunas ideas para que la sonrisa reine en tu casa.

‘Play is all’. Jugar significa recrear, reír, saltar, celebrar, sentirse feliz. Olvídate de hacer algo productivo con tus hijos o de forzar la diversión; permite, simplemente, que emerja, propuso la antropóloga cultural Susan Smith Kuczmarski. ¿La clave? Sé espontánea. Verás que, al permitirte disfrutar con ellos, establecerán un profundo sentimiento de unión.

Pinta con ellos. Los niños son naturalmente creativos e ingeniosos. El proyecto "lienzo blanco" podría ser una buena oportunidad de sacar tu lado divertido. Sólo necesitarás una lona grande en la que, en conjunto, pero cada uno en su sector, puedan colorear, aconsejó la experta. Al terminar, colócale la fecha y cuélgalo en una pared de casa. 

Canten y bailen juntos. Sin importar lo que piensen los demás, algunos de los momentos más divertidos los hemos tenido con mi hija entonando a todo pulmón nuestras canciones favoritas o inventando breves coreografías. Aunque al comienzo puede que debas dejar caer algunas inhibiciones, te aseguro que no faltarán las risas. 

Crea una tradición. Fundamentales para los hispanos, estas celebraciones brindan confort y son la base de grandes anécdotas. Además de compartir con tus niños las costumbres ya existentes, idea una nueva. Lancen, por ejemplo, las primeras olimpiadas anuales de la familia, sugirió la doctora Gail Saltz, especialista en salud mental.  

Sé como una niña. Los pequeños tienen una gran facilidad para dejar volar su imaginación y convertir los elementos en otra cosa. Permítete soñar despierta sumándote a sus juegos con disfraces, y transformando los objetos de tu casa en refugios, varitas mágicas, amuletos, capas de superhéroes o vestidos de princesas.  

Crea un mundo de fantasía. Los cuentos son parte ineludible de la infancia. ¿Quieres ser una mamá divertida? A la hora de leerles, en lugar de sólo pronunciar las palabras, inventa voces y recrea personajes, sonidos y escenarios. Confía en mí, ¡les encantará! 

Hazlos partícipes. Seamos sinceras, aunque pueda seducirnos la idea de olvidarnos de todo y jugar como niños, muchas veces no tenemos tiempo para hacerlo. ¡No todo está perdido! Para ser divertida, puede que sólo necesites dejarlos formar parte de tu rutina. ¿Tienes que preparar la cena? Conviértelos en tus pequeños ayudantes de cocina y simula ser un chef francés. Con un poco de creatividad, hasta lo cotidiano puede resultar un gran entretenimiento.