Aprende a manejar el ‘backtalk’

Los chicos respondones pueden ser vistos como niños desobedientes. Aprende a manejar el ‘backtalk’ y evita problemas.
Univision.com
9 Oct | 10:57 AM EDT


Texto: Cintia Saporito


Poner límites a los niños desobedientes no es tarea fácil. Mucho menos si han adoptado la costumbre de contestar o contradecir nuestras indicaciones. ¿Te sientes superada por la situación? Estas claves podrían ayudarte a manejar el ‘backtalk’ de tus hijos. 

¿A qué se debe? 

Muchas razones podrían llevarlos a contestar, dependiendo el estadío de su desarrollo, mencionó la Dra. Angela Londoño-McConnell, miembro de la Asociación Americana de Psicología (APA). A los 2-3 años, por ejemplo, podría tratarse de una forma de probar sus límites, para afirmar su autonomía. Ya hacia los 9, en cambio, podría tener dificultades con un par y no saber cómo hablar de ello.

El ‘backtalk’ puede ser, también, resultado de lo que ocurre en casa. ¿Hay mucho estrés? ¿Están atravesando algunos cambios? Tus hijos podrían sentirse abrumados o inseguros. De igual modo, al presenciar malos tratos en la familia, podrían asumir que es lo correcto. 

¡Manos a la obra! 

Aunque no será tarea fácil, puedes lograr que tus niños dejen de ser respondones. Considera estas propuestas que señaló la Dra. Regina Mendoza, también psicóloga de APA: 

Intenta prevenirlo. Evita frustraciones, avisándoles con anticipación que, en breve, deberán dejar de jugar para hacer su tarea, por ejemplo. Y sé consciente de los momentos en que quizá puedan estar más agotados o irritables.

Sé clara. Explícales qué tipo de comportamientos son (o no) aceptables, y repásalos periódicamente. 

¿Están imitando a alguien? Averigua a quién, y enséñales por qué esa conducta no es correcta.

Usa el humor. En vez de engancharte en su ‘backtalk’, desvía su atención, surigirió la Dra. Jennifer G. Abbey, psicóloga clínica especialista en crianza. Al enroscarte en largas explicaciones, no harás más que reforzar el comportamiento. 

Destaca la buena comunicación. Identifica estas situaciones y elógialas. Tus hijos se beneficiarán de comentarios como: "Estoy contenta de que me hayas contado cómo te sientes", agregó la experta. 

Sé consistente. Tras explicar las normas de la casa, sostén las consecuencias que hayas establecido por no respetarlas. Anunciar posibles castigos y no concretarlos resulta inefectivo, aseguró Londoño-McConnell.  

Establece consecuencias lógicas, ante las contestaciones. ¿No quiere comer? No habrá postre. ¿Hace un berrinche por un juguete? Sal de la tienda, ejemplifica la Dra. Katie C. Hart, psicóloga e investigadora del Centro para Niños y Familias, de la Universidad Internacional de Florida. Checa otras recomendaciones que nos brindó la especialista.

Evita las consecuencias punitivas. Lavarles la boca con jabón no es una alternativa. Este tipo de castigos no harán más que hacerlos sentir degradados, enojados y/o resentidos. En ese estado, es más probable que acaben enfocados en la crueldad de sus padres, más que en modificar su propia conducta.   

Mantén la calma. Cuanto más reacciones ante el ‘backtalk’, más lo reforzarás. ¿Estás enojada? Respira hondo y cuenta hasta tres, antes de decir algo de lo que puedas arrepentirte.