null: nullpx

Las grandes empresas no son las que debemos rescatar

"Si queremos volver a la normalidad en los próximos 90 días, esto es lo que debemos hacer: Las pruebas son la prioridad número uno, por eso necesitamos localizaciones de pruebas móviles en todos los condados del país ya para este fin de semana. No hay excusas".
Opinión
Senador republicano por Florida
2020-03-19T14:09:43-04:00

En tiempos de crisis, el miedo es la mayor amenaza. Pero los Estados Unidos siempre ha tenido la capacidad de superar el miedo, de superarlo en tiempos de crisis. El coronavirus es solo la última prueba de nuestra determinación y una que podemos y debemos superar juntos.

Miro una crisis desde la perspectiva de alguien que creció pobre y trabajó duro para construir un negocio próspero, no desde la perspectiva del gobierno o la política de Washington.

Los políticos en Washington están debatiendo una variedad de propuestas para usar el dinero de los contribuyentes para rescatar a las grandes compañías y estimular nuestra economía. Permítanme ser claro: no debemos rescatar a las grandes corporaciones que han disfrutado años de crecimiento y prosperidad. No lo apoyaré.

Las personas que más necesitan ayuda son las pequeñas empresas, los trabajadores por hora, las personas que dependen de las propinas y clientes esporádicos como los conductores de Uber y Lyft.

Así es como los ayudaría. Primero, debemos aumentar significativamente la asistencia federal a los programas estatales de Seguro de Desempleo y cambiar las regulaciones correspondientes para permitir a los estados la posibilidad de crear los fondos disponibles para que los trabajadores puedan acceder a ellos de inmediato si están desempleados, temporalmente sin trabajo o tienen menos horas. Creo que esta es la forma más rápida, efectiva y fiscalmente responsable de llevarle dinero a las personas que más lo necesitan.

En segundo lugar, deberíamos imponer una moratoria de 60 días a las hipotecas, alquileres, tarifas y servicios públicos tanto para las personas que ganan menos de $75,000 al año como para las pequeñas empresas con menos de 250 empleados. Esos pagos serían pospuestos y pagados durante los siguientes 12 meses.

El gobierno federal debería ser una red de seguridad para quienes más lo necesitan. Pero incluso en tiempos de crisis, no podemos olvidarnos de la responsabilidad fiscal. Tenemos una deuda de $22,000 millones y déficit anual de miles de millones de dólares, lo que tendrá un impacto negativo a largo plazo para nuestros hijos y nietos.

Las propuestas que se están debatiendo en el Congreso en este momento incluyen obsequios a grandes corporaciones, mandatos que cerrarán pequeñas empresas y políticas que me temo que no ayudarán a las personas que más lo necesitan.

Pero también recordemos que el mejor estímulo económico es manejar la crisis en sí. Cuando lo hagamos, nuestra economía prosperará nuevamente.

Podemos hacerlo siguiendo el ejemplo de Corea del Sur, que tomó medidas decisivas para ampliar las pruebas y hacer cumplir el distanciamiento social. La tasa de mortalidad de Corea del Sur a causa del coronavirus es inferior al 1%, en comparación con Italia, donde la tasa de mortalidad es casi 10 veces mayor.

La lección aquí es esta: no podemos neutralizar completamente el coronavirus, pero podemos detener la propagación y podemos limitar el daño si tomamos medidas audaces y las tomamos AHORA.

Si queremos volver a la normalidad en los próximos 90 días, esto es lo que debemos hacer: Las pruebas son la prioridad número uno, por eso necesitamos localizaciones de pruebas móviles en todos los condados del país ya para este fin de semana. No hay excusas.

Necesitamos cerrar nuestras fronteras a todos los viajes del extranjero. Debería haberse hecho hace semanas, pero tenemos que hacerlo AHORA.

Los gobernadores, que están mejor equipados para comprender las necesidades de sus estados, deben tomar medidas decisivas para hacer cumplir los mandatos de distanciamiento social. Estas acciones deben hacerse a nivel estatal y local, pero deben hacerse AHORA. Los gobernadores no deben considerar que es responsabilidad del gobierno federal mantener a los ciudadanos de sus estados seguros.

Y necesitamos proteger las cadenas de suministro de equipo de protección vital para nuestros trabajadores de la salud y personal de primera respuesta, y he pedido a los Procuradores Generales de todo el país que tomen medidas enérgicas contra los aumentos de precios para estos productos.

Pero también tenemos que reconocer que el gobierno federal no puede hacerlo todo. Todos tenemos la responsabilidad de cuidarnos unos a otros, cuidar a nuestras familias. Necesitamos depender de nuestras iglesias y comunidades. Necesitamos que las empresas den un paso al frente y hagan su parte para ayudar a sus empleados durante estos tiempos difíciles.

Por ejemplo, Facebook anunció un programa de $100 millones para ayudar a las pequeñas empresas. Amazon está contratando a 100,000 nuevos empleados y dando aumentos a su personal actual. Los CEO de las aerolíneas han reducido sus salarios a cero para evitar despidos. Algunos de estos son pasos meramente simbólicos, pero al dar un buen ejemplo son importante.

Lo vi en la Florida cada vez que había un huracán. Las personas se unen en tiempos de crisis. Lo necesitamos ahora más que nunca.

Todos los niveles de gobierno necesitan hacer más para manejar esta crisis y estoy trabajando duro para asegurarme de que ese sea así. Pero también tenemos que unirnos para cuidarnos unos a otros. Sé que podemos, y por eso, sé que los Estados Unidos superará esta crisis.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.


RELACIONADOS:CoronavirusSaludFloridaGobiernoAmazon
Publicidad