null: nullpx
Venezuela

Exabogado de Saab admitió haber ordenado contactos con un policía que frustró el arresto de su cliente

El penalista Abelardo de la Espriella cayó en contradicciones y dejó por fuera temas centrales para despejar dudas sobre sus actuaciones en favor de Alex Saab durante una audiencia de un proceso disciplinario en el que se le acusa de prácticas ilegales en el ejercicio de la profesión. De la Espriella atacó la autoridad moral del denunciante.
30 Ago 2021 – 07:22 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Abelardo de la Espriella, el exabogado principal del empresario Alex Saab que está acusado en Estados Unidos de lavado de dinero, admitió ante un tribunal disciplinario colombiano haber ordenado grabar a un policía que frustró la captura de su cliente, pero eludió explicar por qué esperó más de 20 días para denunciarlo.

Durante ese tiempo el policía Eddie Pinto Rúa, quien investigaba a Saab, le avisó a la oficina de De la Espriella que el empresario y sus colaboradores serían arrestados y le entregó información detallada sobre los avances de la investigación que adelantaban la Policía Nacional de Colombia y la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos DEA, según lo admitió una abogada del bufete de De la Espriella.

En una audiencia virtual conocida por Univision, De la Espriella explicó que le dio la orden de grabar a Pinto a la abogada de su firma María Paula Escorcia y que fue su oficina la primera en denunciar al policía, pero no aclaró que lo hizo después de que se frustró una operación de arresto del empresario por la fuga de información.


“Yo autoricé eso [la grabación], así de claro, por una razón elemental’’, afirmó el abogado durante una audiencia virtual. “¿Qué hubiese pasado de no haber denunciado esos hechos?. No estaría yo sentado aquí ante un tema disciplinario sino respondiendo por un tema penal, porque entonces ahí si nosotros hubiéramos sido partícipes de una conducta delictual’’, agregó.

La inexplicable demora en presentar la denuncia es uno de los cuestionamientos centrales de una demanda disciplinaria contra De la Espriella y otros abogados de su despacho ante el Consejo Seccional de la Judicatura. La demanda se basa en artículos publicados a mediados de 2020 por Univision Investiga y por el columnista colombiano Daniel Coronell.

La admisión de De la Espriella en la audiencia el miércoles pasado pone formalmente sobre sus hombros la responsabilidad de un episodio que derivó en un escándalo en Colombia en 2018: el fracaso de la operación de arresto de Saab luego de que Pinto advirtió a la firma de De la Espriella de que el empresario y varios colaboradores suyos serían capturados. Pinto fue condenado por soborno.

La fuga de información es parte de una denuncia penal en contra de De la Espriella y otros abogados de su bufete por fraude procesal. El expediente está en la fiscalía de ese país. De la Espriella no afronta cargos criminales por este caso.

En julio de 2020 el expresidente Juan Manuel Santos señaló a De la Espriella como el responsable de la filtración.

“Su firma [De la Espriella Lawyers], en alguna forma, le avisó a la familia de Alex Saab que los iban a capturar y ahí fue cuando se volaron para Venezuela’’, dijo Santos quien ocupaba la presidencia cuando ocurrieron los hech

os. “El abogado, que era abogado de Alex Saab, se llama un señor De La Espriella y eso frustró que hubiéramos podido capturar a este individuo”.

De la Espriella negó el miércoles que le haya dado el campanazo a su cliente. El abogado no respondió un cuestionario enviado el viernes por Univision.

Platas y abogados

La grabación a Pinto fue tomada clandestinamente por Escorcia el dos de septiembre de 2018 en la sala de juntas de una firma legal de Bogotá que no identificó en su declaración.

Escorcia reportó en su denuncia que Pinto le confesó que a raíz de las interceptaciones se había enterado de negocios de la familia de Saab con sus abogados aunque no explicó si el policía dio nombres.

“Me dijo [Pinto] que él tenía muchas conversaciones de los contratos entre hermanos y abogados de Saab para legalizar contratos y platas del exterior sobre todo de Canadá, Estados Unidos, Inglaterra y otros países’’, afirmó la abogada en su denuncia.


Escorcia mantuvo otras conversaciones amistosas con el patrullero que trabajaba para la sala de interceptaciones Rojo del SIU-Dijín, dependencia de Policía Nacional de Colombia. El detective estaba a cargo de la interceptación de llamadas de Saab y algunos de sus colaboradores por encargo del agente de la la DEA, Edward Martínez, según un documento de ese organismo en poder de Univision.


De la Espriella explicó el miércoles que tomó la decisión de ordenar a Escorcia que grabara las conversaciones con Pinto y que le “siguiera la corriente’’ no para sonsacarle información sino para “dejar evidenciada su extorsión’’. El patrullero no fue condenado por ese delito. Según la denuncia de Escorcia el policía lo que buscaba es que Saab lo contratara a cambio de una asesoría en seguridad. La abogada no mencionó la expresión “extorsión’’ en su denuncia.

De la Espriella declaró que mal podría haber avisado a Saab que abandonara a Colombia en esos momentos dado que el empresario llevaba nueve meses sin ingresar al país. El abogado no se refirió a la razón por la cual huyeron varios de los acusados de Barranquilla aparte de su cliente, pero pidió al juez que se ordenara a las autoridades de inmigración en Colombia la expedición de una constancia sobre los movimientos migratorios de Saab para demostrar que no se encontraba en el país.

Saab, señalado como un corrupto operador logístico y financiero que se hizo multimillonario bajo la sombra del gobierno de Nicolás Maduro, fue arrestado en Cabo Verde en julio del año pasado. Afronta cargos de lavado de dinero en una corte federal de Miami en un caso que lo describe como el cerebro de pagos de sobornos a oficiales de la Guardia Nacional de Venezuela y otros funcionarios para la aprobación de importaciones ficticias a ese país.

De la Espriella, quien manejaba los asuntos legales de Saab en Colombia, ha dicho que dejó de ser su abogado luego de que se conoció la imputación contra Saab en la corte federal de Miami el 25 de julio de 2019.

“Mande a la familia a vacaciones’’

La abogada Escorcia denunció a Pinto el 26 de septiembre de 2018 en una declaración en la que admitió que recibió del detective una gran cantidad de información confidencial de su pesquisa. Según ella entre el material entregado se encontraba además una de las interceptaciones telefónicas.

“[Pinto] me da unas listas de empresas, entonces yo compré una memoria USB y ahí él me grabó una llamada entre Alex Saab y Mario García (asesor legal de Saab) donde al parecer hablan de un proceso’’, declaró Escorcia.

En la misma reunión el policía le dio el aviso del arresto inminente de Saab.

“Entonces ese Eddy me dice que no hable nada por teléfono ya que él todo lo escucha y que mejor mande a la familia Saab de vacaciones para que no los capturen’’, declaró Escorcia.

No hay ninguna constancia en el proceso contra Pinto que refleje que la grabación ordenada por De la Espriella y los documentos entregados por el policía a Escorcia hayan sido aportados a las autoridades.

De acuerdo con el documento de su declaración, Escorcia solo se comprometió a entregar información sobre la página de Facebook de Pinto. Este asunto sobre el paradero de la información entregada por el policía tampoco fue abordado por De la Espriella ni suscitó preguntas del magistrado Alfonso Estrella Otero que presidió la audiencia del miércoles.

El operativo de la policía y la fiscalía de Colombia, planeado para la madrugada del 24 de septiembre, se abortó a último momento luego de que las autoridades se percataron de la imposibilidad de ejecutar las órdenes de captura por lavado de activos y otros delitos contra Saab, sus hermanos Luis Alberto y Amir Luis, su entonces esposa Cynthia Certain y el revisor fiscal de sus compañías Julio Cesar Ruiz Maestre. Ninguno se encontraba en la ciudad.

En las horas previas al operativo Pinto sostuvo conversaciones por WhastApp con Mario García, asesor legal de Saab no relacionado con la firma de De la Espriella, quien también había recibido aviso del arresto.

En uno de sus mensajes, Pinto escribió: “Ya los abogados están avisados para que si algo los llamen a ellos de una y no a ti [García], para despistar, los llamarán a ellos que son los penalistas’’. El contenido de este mensaje no fue investigado por el juez que condenó a Pinto.

El misterio continúa

La firma de abogados de De la Espriella se apresuró a presentar la denuncia luego de que estalló el escándalo de la fuga de información. Escorcia rindió su declaración en una estación de policía en Barranquilla un día después del fiasco del operativo. En la audiencia del miércoles el delegado de la Procuraduría General de la Nación, Mario Enrique Gómez, pidió explicaciones a Escorcia sobre la demora en denunciar a Pinto. La abogada respondió que no era el momento procesal para hacerlo.

De la Espriella aseguró en su declaración del miércoles que el proceso penal contra Pinto se inició a raíz de la denuncia de su oficina, pero el fallo condenatorio del policía indica que la pesquisa empezó con un correo electrónico anónimo. De acuerdo con la sentencia de condena contra Pinto del 10 de junio de 2019 el correo electrónico “ponía en evidencia la posible fuga de información de una investigación, más exactamente la relacionada con los hermanos Saab’’.

Según la misma sentencia Pinto fue condenado por soborno al aceptar un teléfono celular que le obsequió Escorcia y 300 dólares entregados por Mario García, asesor legal de Saab, para que se comprara otro celular. También fue condenado por violación ilícita de comunicaciones.

El juez ni el fiscal del caso de Pinto se ocuparon de investigar a los autores del delito de soborno por el cual fue condenado. En relación con este caso, De la Espriella y Escorcia fueron denunciados en agosto de 2020 por concierto para delinquir y fraude procesal por Arcadio Martínez Pumarejo, el mismo abogado que presentó la queja contra ellos ante el tribunal disciplinario. Este tribunal investiga las faltas de los abogados en el ejercicio de su profesión.


En su queja disciplinaria Martínez afirma que De la Espriella y Escorcia, “infringieron el código disciplinario y debido a la negativa transcedencia (sic) social y gravedad de carácter doloso y premeditación con la que se desarrolló su conducta deben ser excluidos del ejercicio de la abogacía’’.

No fue posible establecer el estado del proceso penal a cargo de la fiscal Mildreys Mercedes Gutiérrez. La vocera de la fiscalía de Colombia Paola Tovar dijo que la entidad se tomaría varios días para responder a una petición por escrito de Univision Investiga.

Denunciante cuestionado

Durante la audiencia virtual que atendió desde Estados Unidos, de la Espriella arremetió contra Martínez recordando que fue condenado a varios años de prisión por sobornar a un testigo por lo que perdió su licencia de abogado. El caso fue denunciado en su momento por De la Espriella, razón por la cual el abogado calificó de “vendetta’’ la actual demanda de Martínez ante el tribunal disciplinario.

“Imagínese su señoría la catadura del personaje que pretende hoy endilgarnos responsabilidades por hacer nuestro trabajo como abogado’’, exclamó De la Espriella después de haber relatado al juez que Martínez cumplió una condena y perdió su licencia de abogado.

Martínez fue condenado en 2016 por un tribunal de Bogotá por haber pagado un soborno a un testigo para que cambiara una declaración que implicaba a una cliente suya, Silvia Gette Ponce, en el asesinato de un ganadero.

Consultado por Univision, Martínez explicó que los ataques e insultos de De la Espriella no tenían ninguna relación con el contenido de su queja y que el proceso de soborno por el que fue condenado fue el resultado de “un plan diseñado por De la Espriella para quedarse con la Universidad Autónoma del Caribe en la ciudad de Barranquilla’’. Según Martínez sobre esos hechos existe un proceso penal activo en el despacho 16 de la Unidad Nacional de Falsos Testigos de la Fiscalía General por denuncia instaurada por él en contra de De la Espriella y algunos de sus socios.

Campaña de “odio’’

En su intervención De la Espriella dijo que las publicaciones de Univision y Coronell en las que se basaba la querella disciplinaria, eran producto del “odio’’ que le profesaban los periodistas como consecuencia de demandas que promovió en contra de ambos en Estados Unidos. Reyes y la cadena Univision fueron demandados en 2017 por difamar a Alex Saab y a su socio Alvaro Pulido. De la Espriella demandó también por difamación a Coronell por un perfil crítico del abogado publicado en la revista Semana.

“Tengo una pelea casada con el señor Daniel Coronell, con el señor Gerardo Reyes y con la señora Cecilia Orozco [periodista colombiana] y con todos esos militantes que fungen de periodistas independientes’’, dijo De la Espriella.

El abogado no explicó al magistrado que la demanda contra Reyes y Univision fue desestimada por un juez y que él mismo abandonó el caso contra Coronell. Su desistimiento se produjo luego de que los abogados de Coronell le pidieron información sobre los contratos de asesoría legal en los últimos seis años incluyendo sus acuerdos con Saab. De la Espriella explicó a medios colombianos que prefería aceptar la pérdida de la batalla personal contra Coronell que revelar información que pondría en riesgo su compromiso de confidencialidad con sus clientes.

En mayo de 2019, el juez de Barranquilla Nestor Segundo Primera Ramírez, revocó las órdenes de captura contra Saab, sus dos hermanos, y su ex esposa, argumentando que dichas órdenes “ya cumplieron su fin’’ al presentarse sus abogados a responder por ellos. La fiscalía formuló nuevos cargos posteriormente contra Saab.

La fallida operación para arrestar a Saab en septiembre de 2018 produjo una ola de indignación entre los funcionarios estadounidenses y los oficiales de la policía colombiana que le seguían los pasos al asesor de Maduro.

“Fue devastador para todos nosotros […] muy duro porque fue una investigación absolutamente seria con la unidad de lavado de activos y un fiscal de crimen organizado’’, dijo a Univision Jorge Vargas, entonces jefe de la Dijin y hoy director de la Policía Nacional. “Trabajamos muy de cerca con el gobierno de los Estados Unidos. Habíamos tenido colaboración con la DEA, con el FBI en ambos sentidos; fue un golpe supremamente grave’’, agregó.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés