Crisis en Venezuela

Detienen en Venezuela a 27 militares alzados contra el gobierno de Nicolás Maduro

Las detenciones fueron hechas tras un alzamiento que se registró en una instalación de la Guardia Nacional, al norte de la capital. El presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, advirtió que las detenciones "pueden seguir aumentando". Los soldados habían difundido por redes sociales videos en los que llamaban a desconocer al presidente, tras los cuales se ocasionaron disturbios.
21 Ene 2019 – 10:05 AM EST

La Fuerza Armada de Venezuela informó este lunes sobre la detención de un grupo de soldados de la militar Guardia Nacional (GN), luego de que publicaran videos en redes sociales en los que llamaban a desconocer al gobierno de Nicolás Maduro. Esto ocurre dos días antes de que se realicen en el país manifestaciones opositoras que exigirán la instalación de un gobierno de transición y nuevas elecciones.

Unos 27 militares fueron detenidos tras el alzamiento que se registró en una instalación de la Guardia Nacional, al norte de la capital. El presidente de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, indicó que donde ocurrió el alzamiento fueron apresados 25 militares y otros dos fueron arrestados en otro lugar que no precisó. Cabello agregó que las detenciones "pueden seguir aumentando".

En uno de los videos de los soldados, un hombre vestido con uniforme militar y que se identifica como el sargento de tercera Luis Bandres Figueroa, asegura que desconocen "completamente" al mandatario venezolano y pide a la gente salir a las calles a manifestarse.

"Aquí estamos con los guerreros, guardias nacionales, que no van a decaer. Le pido también a aquellos guerreros de la calle que salgan a protestar, a exigir sus derechos", dijo el oficial de bajo rango.

En una serie de videos posteriores, se ve a personas vestidas de militar caminando, algunos con fusiles, en el patio del comando de la Guardia Nacional que intentaron tomar en Cotiza, una barriada popular al oeste de Caracas y que se encuentra a casi dos millas del palacio presidencial de Miraflores. No se escucharon disparos ni altercados.

Bandres Figueroa fue identificado como el jefe del grupo rebelde por el también vicepresidente del partido oficialista tras asegurar que en una operación "absolutamente limpia" las fuerzas de seguridad lograron controlar en tiempo "récord" la acción sin pérdidas de vidas.

Cabello dijo que con la acción de los rebeldes se buscaba crear "zozobra" e "intranquilidad" entre los venezolanos, pero insistió en que no lograron sus objetivos.

Horas antes el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, había informado en un comunicado del arresto de "un reducido grupo de asaltantes adscritos (...) a la Guardia Naciona Bolivariana". Dijo que se había recuperado un "lote de armas de guerra" que había sido robado de otro destacamento en el que habían secuestrado "bajo amenaza de muerte" a cuatro militares.

Según el comunicado de Padrino López, los sublevados encontraron "firme resistencia por parte de los oficiales y tropas profesionales" en Cotiza.

"¡Estamos cansados!"

Tras conocerse la noticia del alzamiento en las redes sociales, algunos vecinos de la zona llegaron a las afueras del puesto militar para protestar. Pero fueron reprimidos con bombas lacrimógenas.

Aún así se mantuvieron los disturbios, con carros quemados, cierres de vías y enfrentamientos entre civiles y funcionarios policiales. Desde que se conoció del frustrado alzamiento, los lugareños tocaron cacerolazos en señal de protesta contra el gobierno.

"¡Queremos que Maduro se vaya, estamos cansados!", dijo un hombre a la agencia AFP. "A cinco niños donde yo vivo, se los llevaron al hospital porque se estaban asfixiando (con los gases lacrimógenos). Tenemos un año sin agua, queremos una mejor Venezuela, que nuestros hijos (que emigraron) regresen", dijo otra mujer a la agencia.

"Nada nos alcanza. Tenemos que luchar por Venezuela, somos grandes, un pueblo grande. Estamos en la pobreza, somos el pueblo", asegura otra al medio venezolano TV Venezuela mientras golpeaba con una cuchara su cacerola. Ella asegura que protestará "todo el día si es posible, hoy mañana".

En Cotiza se podía ver a decenas de residentes golpeando ollas y sartenes, quemando basura y gritando "¡libertad!" mientras levantaban banderas venezolanas. Algunos hombres delgados con los rostros cubiertos comenzaron a arrojar piedras a cientos de oficiales estacionados frente al puesto militar, quienes les respondieron con gases lacrimógenos y balas de goma para tratar de dispersarlos.

Los enfrentamientos entre los habitantes de Cotiza y las fuerzas de seguridad se extendieron por varias horas.

📸 Protestas en una barriada de Venezuela tras la detención de soldados sublevados en Caracas

Loading
Cargando galería

La de este lunes suma una manifestación más a las decenas que se han visto en Venezuela desde que Nicolás Maduro se juramentó por segunda vez el pasado 10 de enero. Tanto los ciudadanos del país como gobiernos de todo el mundo, incluyendo el de Estados Unidos, cuestionan la legitimidad de su mandato, pues aseguran que fue electo sin brindar garantías democráticas de ningún tipo.

Ante el desconocimiento al gobierno de Maduro, la oposición —apoyada por organismos internacionales y al citar la Constitución de Venezuela— ha asegurado que por el vacío de poder que existe en el país, las funciones del presidente de la república deben ser asumidas por el presidente de la Asamblea Nacional mientras se elige un nuevo mandatario. Bajo esa premisa, Juan Guaidó, quien está a frente del Parlamento, ha asumido la voz de canto de la oposición para exigirle a Maduro que permita la instalación de un gobierno de transición y la realización de nuevos comicios presidenciales.

Una respuesta y otra noticia contra la Asamblea

El presidente de la Asamblea Nacional (AN) de mayoría opositora, Juan Guaidó, y quien ha desconocido en actos de calles al recién juramentado por segunda vez gobierno de Maduro, sostuvo en Twitter que "lo que sucede en el comando de la GN en Cotiza es una muestra del sentimiento generalizado que impera dentro de la FAN". Agregó: "No queremos que la FAN se divida ni se enfrente, queremos que se ponga como un solo hombre al lado del pueblo, la constitución (sic.) y en contra de la usurpación".

Poco después de este mensaje, se conoció que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró nula a la junta directiva del Parlamento, que incluye a Guaidó. "No tiene junta directiva válida, incurriendo (...) en usurpación de autoridad, por lo que todos sus actos son nulos", asegura el fallo que fue leído a la prensa por el magistrado Juan José Mendoza, presidente de la sala Constitucional del máximo ente, de corte oficialista.

Insistió en que la AN permanece en el "desacato" en que fue declarado en 2016 y consideró nula la declaración de "usurpación" que emitieron en contra de Maduro el pasado 15 de enero.

De manera expresa los magistrados rechazaron el acuerdo del Congreso que declaró que Maduro está "usurpando" el cargo al ser electo en unos comicios del 20 de enero que violentaron la constitución y las leyes, y que fueron desconocidos por la mayoría de los países de la región y la Unión Europea.

Se trata de un golpe más del gobierno contra la Asamblea Nacional, de mayoría opositora y electa por votación popular en Venezuela. Ya había sido llevada a menos cuando en agosto de 2017 Maduro decidió por decreto instalar una Asamblea Constituyente para desmantelar los Poderes Públicos vigentes —el Legislativo específicamente— y así atribuirse arbitrariamente las facultades del Parlamento.

Mendoza aseguró que ahora la resolución de la sala Constitucional será enviada a la oficialista Asamblea Constituyente para que tome decisiones: "Es inadmisible para esta Sala Constitucional la usurpación de otros poderes, modificando las formas de Estado y de gobierno, corresponde al Ministerio Público determinar la responsabilidad penal, civil y administrativa", de los parlamentarios, agregó el fallo.

Tras el fallo del TSJ, Guaidó llamó "a la Fuerza Armada a restablecer el orden. Familia militar, allí están los que quieren perseguir", dijo a la prensa.

Desde el techo de la Federación de Centros Universitarios de la UCV, Guaidó dijo a la multitud, sin aportar detalles ni pruebas, que había informaciones que aseguraban que lo van a detener. El presidente de la Asamblea Nacional fue apresado brevemente el 13 de enero por miembros de la policía política cuando se trasladaba en una camioneta por una autopista a las afueras de la capital.

"Estamos hartos de este desastre", señaló el dirigente al reconocer que el descontento por la crisis fue el detonante que animó a los opositores a salir de nuevo a las calles en Caracas y otras ciudades a protestar contra el gobierno.

El congresista aseguró que el gobierno "le tiene miedo" a las convocatorias que está haciendo la oposición a la "base chavista descontenta" para se sume a la protesta antigubernamental que se convocó para el 23 de enero. "Sabemos que esto no es la lucha de un día, sino de mucha resistencia", agregó.

Pero el alzamiento de este lunes por la madrugada no es la primera muestra de descontento que enfrenta el gobierno de Nicolás Maduro. Su gobierno inició con fuertes protestas y con el agravamiento de la crisis económica se han sumado manifestaciones de rechazo de policías y otras sublevaciones también de guardias nacionales en cuarteles. Todos han sido frenados por Maduro, pero en algunos casos con procedimientos dudosos, como fue el operativo de captura del piloto rebelde Óscar Pérez, que murió —con otros seis policías— con disparos en la cabeza en un operativo que se suponía era para que ellos se entregaran.

Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras del mundo, vive la peor crisis económica de su historia. Sus ciudadanos no logran sobrevivir a la exponencial inflación que acaba con sus sueldos y los pone al extremo de decidir entre comer o subirse en un autobús para llegar al trabajo. Para palear el golpe económico, el gobierno incrementa el salario mínimo a cada momento, pero la crisis es tal que los aumentos no alcanzan para sobrellevar el costo de la vida.

A eso se suma, un aumento de la criminalidad, y la falta de medicinas tan básicas como un Ibuprofeno, así como de alimentos. La consecuencia: cada vez son más los venezolanos que se van de su país.

En fotos: Miles de venezolanos cruzan a diario la frontera hacia Colombia para comprar comida, trabajar o huir

Loading
Cargando galería
Publicidad