Trump contempla el uso de instalaciones militares para detener a indocumentados

El presidente firmó este viernes un memorando en el que ahonda en el fin de la política del 'catch and release'. Pide a su gobierno detallar una lista de instalaciones gubernamentales que puedan ser habilitadas para que ICE aumente su capacidad de detención de inmigrantes y evitar así que sean liberados.
7 Abr 2018 – 9:36 PM EDT

El presidente Donald Trump busca instalaciones militares que le permitan aumentar su capacidad para detener a inmigrantes. Trump ordenó este viernes a los departamentos de Seguridad Nacional, Defensa, Justicia y Salud que, en los próximos 45 días, le entreguen una lista con todos los espacios gubernamentales que puedan servir para lograr su objetivo de mantener en prisión a los indocumentados que crucen la frontera.

Desde que asumió el cargo en enero de 2017, Trump ha insistido en eliminar la política conocida como 'catch and release', la práctica consistente en dejar libres a inmigrantes indocumentados que sean detenidos mientras se resuelven sus casos en suelo estadounidense.


El memorando que firmó Trump este viernes busca evitar a toda costa que los menores y adultos detenidos en la frontera tengan la opción de ser liberados dentro del debido proceso migratorio.

Por eso pide a los cuatro departamentos enlistar "todos los espacios existentes, incluidas instalaciones militares, que puedan ser usadas, modificadas o replanteadas para detener a extranjeros que violen las leyes de inmigración en la frontera o cerca de ella", se lee en el documento. Con esta medida ampliaría la capacidad del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) para disponer de más espacios de detención.

En el mismo memorando, también pide a su gobierno que detalle posibles contrataciones que podrían concretarse para aumentar esa capacidad. Buena parte de las plazas que ICE usa para encarcelar a inmigrantes son gestionadas por empresas privadas.

La Casa Blanca presentó en las últimas semanas un panorama grave en la frontera sur para justificar los planes de Trump. Entre otras cosas, el gobierno considera que los menores que llegan solos al país “están inundando” la región fronteriza debido a las “lagunas de captura y liberación”. Que el memorando se dirija también al Departamento de Salud y Servicios Humanos, a cargo de los niños que cruzan sin adultos, da pistas de las prioridades del gobierno por controlar este tema.


No es la primera vez

Bajo una ley aprobada por el Congreso y promulgada por el entonces presidente George W. Bush en el 2008, los menores migrantes que no son mexicanos, viajan solos y son detenidos por la Patrulla Fronteriza, son objeto de un trato especial.

Los menores deben ser transferidos a un albergue en un plazo de 72 horas después de su arresto y, de ser posible, deben ser puestos bajo la custodia de un familiar mientras comparecen ante un juez de migración.

En 2014, la grave crisis generada por el incremento en las detenciones de menores inmigrantes que viajan solos forzó al gobierno a abrir tres albergues temporales, precisamente en instalaciones militares.

Fueron habilitados en las bases militares del Fuerte Sill, en Oklahoma; la Base Lackland, en San Antonio, Texas; y en la Base Naval en Ventura, en California.

Durante esta crisis de niños de la frontera, la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA, por su sigla en inglés) advirtió que el encierro y la falta de acceso a representación legal de los migrantes indocumentados era “preocupante”. Lo consideraban alarmante pues, bajo esas condiciones, los casos de asilo son llevados con rapidez y poco cuidado por cortes que operan con bajos recursos, sin personal ni presupuesto.

“Lógicamente vamos a ver errores. Las personas no tienen un abogado que los represente, no tienen los recursos y no conocen el sistema. La mezcla de todo esto, los resultados que se han visto, son la emisión de órdenes de deportación”, dijo AILA.

En fotos: La vida entre dos muros, la franja que solo habita la Patrulla Fronteriza en California

Loading
Cargando galería
Publicidad