Seis peligros del plan migratorio con el que Trump ofrece legalizar a 1.8 millones de dreamers

De aprobarse un plan como el sugerido por la Casa Blanca, el DHS tendría poderes extraordinarios para deportar a inmigrantes y miles de indocumentados se verían privados de ser presentados ante un juez para decidir su futuro en EEUU.
26 Ene 2018 – 12:38 PM EST

Las líneas básicas de la propuesta migratoria del presidente Donald Trump para legalizar a 1.8 millones de dreamers dadas a conocer el jueves por la Casa Blanca incluyen al menos seis peligros que pueden colocar a cerca 9 millones de inmigrantes indocumentados al borde de la deportación en EEUU.

“De los 11 millones de indocumentados que hay en estos momentos en el país, sólo 1.8 millones de dreamers que califiquen para los requisitos que les van a pedir se librarán de la deportación”, incide sobre el plan de la Casa Blanca Ezequiel Hernández, un abogado de inmigración que ejerce en Phoenix, Arizona, y colabora frecuentemente con Univision Noticias. “El resto, 9.2 millones, incluyendo gente que lleva mucho tiempo en el país y los miles de TPS, quedarían a un paso de ser deportados”.

Estas son las seis amenazas en el plan de Trump que el lunes será enviado al Congreso:

1. Más poder para el DHS

En el documento con los puntos principales de la propuesta, la Casa Blanca dice que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) “debe tener las herramientas para impedir la inmigración ilegal” y también “la capacidad de expulsar a las personas que ingresan ilegalmente a Estados Unidos”.

Esto implica aumentar el poder otorgado por el Congreso al DHS y pone en riesgo el debido proceso migratorio. “El presidente quiere quitar a los jueces la autoridad para decidir el futuro de un inmigrante en Estados Unidos, eliminar las trabas o el exceso burocrático que estamos viendo para acelerar las deportaciones”, explica José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida.

“Al aumentar el poder del DHS para permitirle por ejemplo a los agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) que decidan cuándo deportar a un individuo, indudablemente afectará el debido proceso de las personas que están luchando por permanecer en el país”, agrega.

Para Trump, esto le permitiría al gobierno federal descongestionar los atrasos en las cortes de inmigración y reducir dramáticamente la inmigración indocumentada.

“Y a esto hay que agregar que los extranjeros que entran legalmente con visa al país y se quedan más tiempo, tampoco serán presentados ante un juez, sino que serán deportados de manera expedita”, advierte Guerrero.

2. Fin del 'Catch and release'

El plan de Trump recomienda que, para “disuadir” la entrada ilegal, se ponga “fin a la captura y liberación impuestas por la ley [el denominado 'catch and release'], cerrando las lagunas legales que han erosionado nuestra capacidad de asegurar el sistema de inmigración y proteger la seguridad pública”.

“El gobierno quiere con esto reducir el número de personas que han estado por mucho tiempo en este país y no tienen crímenes”, advierte Hernández.

En muchos casos, se trata de inmigrantes que recibieron una orden de deportación después de agotar el debido proceso migratorio. Pero al no representar una amenaza para la seguridad nacional, las autoridades migratorias, en uso de su discrecionalidad, cerraron esos procesos y permitieron que los afectados permanezcan en el país con autorización para trabajar legalmente.

Otros miles han logrado su libertad tras el pago de una fianza en espera de que los tribunales de inmigración resuelvan sus casos.

“Poco a poco la maquinaria de deportaciones de Trump va desechando a estas personas”, precisa Hernández. “Y aquellos que no tienen casos pendientes, pero están indocumentados, en algún punto van a tener contacto con las autoridades migratorias, los van a arrestar, no los van a liberar y tratarán de deportarlos de manera expedita”.

3. Criminalizar a los indocumentados

En el documento, la Casa Blanca pide que se “asegure la detención y remoción de extranjeros criminales, pandilleros, delincuentes violentos y delincuentes agravados”.

Los abogados consultados por Univision Noticias advierten que el término "extranjero criminal" no especifica a qué tipo de crimen se refiere el gobierno, interpretando que el argumento probablemente sea el cumplimiento de lo decretado por Trump el 25 de enero de 2017, cuando firmó las órdenes ejecutivas sobre el muro y las ciudades santuario y estipuló que la inmigración indocumentada constituye una amenaza a la seguridad pública y nacional de Estados Unidos.

“Criminaliza la estadía indocumentada”, señala Hernández, un acto que hasta ahora constituye una falta de carácter civil no criminal.

“Otra vez”, agrega el abogado. “Quieren reducir a toda costa el número de personas que han estado por mucho tiempo aquí y no tienen crímenes”.

4. Expulsión expedita

Trump habla no solo de “herramientas” para que el DHS no solo impida la entrada o permanencia de inmigrantes indocumentados, sino también de “recursos” para deportarlos cuanto antes.

Para ello, exige:


  • Dinero para contratar agentes
  • Aumentar el número de jueces de inmigración
  • Aumentar el número de fiscales de ICE
  • Aumentar el número de personal involucrado en el proceso de deportación
  • Deportar aceleradamente a quienes crucen ilegalmente la frontera

Guerrero reiteró que los inmigrantes que entraron con visa y se quedaron por más tiempo, “no serán enviados ante un juez y serán deportados de manera expedita”.

5. Los niños de la frontera

La Casa Blanca quiere también que en la reforma para legalizar a los dreamers se incluya modificar la ley para poder deportar expeditamente a todas aquellas personas “que cruzan la frontera ilegalmente, independientemente del país de origen”.

Esto incluiría a los niños que son arrestados por las autoridades migratorias cuando llegan en busca de asilo al país. Cabe destacar que la ley William Wilberforce de Reautorización para la Protección de Víctimas del Tráfico de Personas (TVPRA, en sus siglas en inglés), aprobada por el Congreso en 2008, no permite que menores migrantes que viajen solos sean deportados de inmediato como ocurre con los mexicanos cuando son detenidos por la Patrulla Fronteriza. Deben ser entregados al Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS) para ser procesados y que un juez de inmigración decida sus futuros en Estados Unidos. Trump quiere poner fin a este acuerdo suscrito por EEUU para la prevención del tráfico humano y el abuso infantil.

6. Fin de la reunificación familiar

Por último, elimina el concepto 'reunificación familiar' y lo sustituye por 'inmigración en cadena', un término que inquieta a la comunidad inmigrante porque da paso a un proceso selectivo en el futuro.

El nuevo concepto de 'familia' sugerido por Trump limita las peticiones de residencia sólo a cónyuges e hijos menores de 21 años solteros, dejando fuera a padres e hijos mayores. Y también establece nuevos parámetros a considerar en el proceso de evaluación para determinar quién recibe o no una visa o la residencia legal permanente (green card).

El plan incluye filtros basados en la habilidad de las personas, teniendo en cuenta si se trata de individuos cualificados y si constituyen o no una amenaza a la seguridad pública o nacional.

“Si se concreta esto y el gobierno desecha a más de 9 millones de personas, sin contar a los dreamers, los republicanos en el Congreso dirán entonces que ya no hay necesidad de una reforma migratoria porque ya no habrá indocumentados”, previene Hernández.

"Aquí para quedarnos": las mejores imágenes de la lucha de los inmigrantes en 2017

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:DACADeportacionesRedadasDonald Trump

Más contenido de tu interés