null: nullpx

Biden firmará órdenes sobre inmigración que incluyen reunificación de familias separadas en la frontera

El presidente Joe Biden firmará en las próximas horas varias acciones ejecutivas que apuntan a revisar la política migratoria de ‘tolerancia cero’ heredada de su antecesor, Donald Trump.
2 Feb 2021 – 08:56 AM EST
Comparte
Cargando Video...

El presidente Joe Biden firmará en las próximas horas varias acciones ejecutivas que apuntan a desarmar la política migratoria de ‘tolerancia cero’ heredada de su antecesor, Donald Trump.

Las acciones, que se espera que sean firmadas por Biden esta tarde cerca de las 5 pm ET, ordenarán una revisión de políticas implementadas en los últimos cuatro años para disuadir la inmigración indocumentada a lo largo de la frontera, medidas que afectaron severamente la política de asilo aprobada por el Congreso.

La política de Trump también afectó la inmigración legal.

Otra de las medidas que anunciará Biden incluye la creación de un grupo de trabajo de seguridad nacional para reunir a las familias separadas forzosamente en la frontera cuando venían en busca de asilo.


Oficialmente el programa se llevó a cabo entre principios de mayo y el 20 de septiembre de 2018 afectando a un total de 2,654 familias. Pero de acuerdo con informes del propio gobierno de Trump, las separaciones comenzaron en abril de 2017 y el número total de familias afectadas asciende a varios miles.

Un reporte del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) fechado en enero de 2019 reveló que el gobierno no tenía un protocolo ordenado para separar y tampoco para reunificar a las familias.

Qué dice la Casa Blanca

La Casa Blanca dijo el lunes en horas de la tarde que los decretos que firmará el presidente buscan "reformar nuestro sistema de inmigración manteniendo unidas a las familias, abordando las causas fundamentales de la migración irregular y simplificando el sistema de inmigración legal".

La nota de prensa añade que el gobierno Biden-Harris, además, anunciará la creación de "un grupo de trabajo de reunificación familiar", que velará por la ubicación y reunificación de todas las familias afectadas por las separaciones forzadas llevadas a cabo por el gobierno de Trump en la frontera con México.

Las órdenes ejecutivas que firmará el mandatario también apuntan a encontrar soluciones regionales al tema de la inmigración irregular, trabajando en conjunto con los gobiernos de Centroamérica y México.

El viernes de la semana pasada la exembajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, a quien Biden nombró para dirigir la política migratoria en la frontera, anticipó que las órdenes apuntan a establecer una línea de trabajo compartida entre Estados Unidos y los países desde donde se genera la inmigración hacia el norte, atacando las causas que motivan la huida cada año de miles de personas en busca de asilo y/o mejores oportunidades de vida.

La reforma migratoria

Otro de los decretos anunciados por la Casa Blanca se relaciona con la reforma migratoria, una de las promesas de campaña de Biden.

La Administración dijo que el 20 de enero, día de la toma de posesión, el mandatario “dio los primeros pasos en un amplio esfuerzo gubernamental” y envió al Congreso los lineamientos de lo que se convertirá en una propuesta de ley que incluirá “un camino hacia la ciudadanía para los casi 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven y contribuyen a nuestro país”.

El plan, a cargo del senador Bob Menéndez, está siendo redactado y sería presentado la tercera semana de febrero, según dijo la semana pasada el propio legislador de Nueva Jersey en una conferencia telefónica con periodistas.

El proyecto se basa en la iniciativa S.744 que el Senado aprobó el 27 de junio de 2013 y luego fue desestimado por la Cámara de Representantes, en ese tiempo controlada por los republicanos.

El plan incluye una residencia temporal por cinco años para indocumentados que carecen de antecedentes criminales y pagan impuestos. Al término de ese plazo podrán pedir la residencia permanente (Green Card) y tres años más tarde calificarán para la ciudadanía.

Dreamers, inmigrantes amparados por un Estatus de Protección Temporal (TPS) y trabajadores esenciales calificarán inmediatamente para la Green Card, indica el plan de Biden.

'No vengan'

Mientras el gobierno avanza en la reforma del sistema migratorio, la Casa Blanca reitera que la situación en la frontera se mantiene y advirtió a los inmigrantes que vienen en busca de asilo, o están pensando iniciar el viaje desde sus países de origen, que no lo hagan porque la situación “no ha cambiado”.

El viernes, Jacobson insistió en que “ahora no es el momento de llegar” e indicó que “los procedimientos para entrar a Estados Unidos no van a cambiar de un día para otro y el viaje es especialmente peligroso en medio de una pandemia”.

La embajadora añadió que el gobierno de Biden “está comprometido con un procedimiento de frontera justo, ordenado y humano, pero eso va a tomar tiempo para que ocurra”.


La Casa Blanca dice que la estrategia del presidente “se centra en la premisa básica de que nuestro país es más seguro, más fuerte y próspero con un sistema de inmigración justo, seguro y ordenado que da la bienvenida a los inmigrantes y mantiene unidas a las familias”.

En cuanto al grupo de trabajo que se encargará de las familias separadas forzosamente durante el gobierno de Trump, la Casa Blanca dijo que esta instancia “hará recomendaciones al presidente y las agencias federales sobre los pasos que pueden tomar para reunificarlas”.

"Además, el grupo de trabajo informará periódicamente al presidente y recomendará medidas para evitar que vuelvan a ocurrir tales tragedias", apuntó.

Inmigración legal

En cuanto a la inmigración legal, las ordenes ejecutivas que emitirá Biden incluyen la implementación de un plan basado en tres partes para garantizar, señala, “una migración segura, legal y ordenada en la región”.

“En primer lugar, la Administración abordará las causas subyacentes de la migración a través de una estrategia para enfrentar la inestabilidad, la violencia y la inseguridad económica que actualmente expulsa a los migrantes de sus hogares”, explica.

“En segundo lugar, el gobierno colaborará con socios regionales, incluidos gobiernos extranjeros, organizaciones internacionales y organizaciones sin fines de lucro para reforzar la capacidad de otros países para brindar protección y oportunidades a los solicitantes de asilo y migrantes más cercanos a sus hogares”.

Finalmente, el plan señala que “el gobierno garantizará que los refugiados y solicitantes de asilo centroamericanos tengan acceso a vías legales hacia los Estados Unidos”.


El secretario del DHS revisará el programa de Protocolos de Protección al Migrante (MPP) y hará recomendaciones al presidente.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés