null: nullpx

Estatus permanente para dreamers, TPS y trabajadores esenciales: ¿la única opción realista?

Un grupo integrado por más de 500 organizaciones y defensores de los derechos de los inmigrantes piden al Congreso que los incluya en el debate sobre cualquier legislación migratoria.
25 Ene 2021 – 11:51 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Con una pandemia en su peor momento y con la consecuente crisis económica que ha generado, una reforma migratoria integral parece no ser la prioridad para un nuevo gobierno que debe lidiar con asuntos más urgentes.

Pese a que grupos defensores de los derechos de los inmigrantes insisten en que debe seguir insistiéndose en una reforma integral, reconocen que un asunto prioritario es la posibilidad de un estatus permanente para los dreamers, los portadores del TPS y los trabajadores esenciales, lo que es interpretado por observadores como una solución legislativa a corto plazo.

En efecto, un grupo integrado por más de 500 organizaciones enviaron una carta a los líderes demócratas de ambas cámaras del Congreso para pedirles que, en los debates sobre el paquete de recuperación económica por el coronavirus, incluyan la reforma migratoria, pero “particularmente a los dreamers, titulares del Estatus de Protección Temporal (TPS) y trabajadores esenciales”.

En la misiva, dirigida a la representante Nancy Pelosi (demócrata por California) y al Senador Charles Schumer (demócrata por Nueva York), el grupo defiende la declaración de principios entregada por el gobierno de Joe Biden el miércoles de la semana pasada, donde incluye una reforma migratoria con un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados, y señala que las medidas que adopte el legislativo constituirán una “herramienta fundamental” para garantizar que la recuperación “sea tan audaz, dinámica, inclusiva y equitativa” y cumplir con los requisitos y desafíos que enfrenta el país en estos momentos.

Entre el grupo de trabajadores esenciales el grupo incluye a campesinos y empleados que laboran en la industria alimenticia, y aquellos inmigrantes indocumentados, algunos con deportación diferida, que trabajan en el área de la salud en la primera línea del combate a la pandemia del covid-19.

La reforma de Biden

Poco antes de tomar posesión, el gobierno de Biden dio a conocer los lineamientos de su política migratoria que incluye una reforma con un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados que viven en el país.

El plan favorece a aquellos indocumentados que estaban en el país al 1 de enero de 2021, carecen de antecedentes criminales, pagan impuestos y paguen una multa.

El documento indica que quienes califiquen optarán por una residencia provisional por cinco años al término de los cuales podrán pedir la Green Card (tarjeta verde o residencia legal permanente) y tres años después calificarían para pedir la ciudadanía estadounidense.

Señala además que dreamers, titulares de TPS y trabajadores esenciales podrán solicitar inmediatamente la Green Card (tarjeta verde) y luego tramitar la ciudadanía por naturalización.

Llamado a la acción

“Para que el paquete de recuperación económica y alivio del coronavirus esté a la altura de los múltiples desafíos que enfrenta el país, y para que sea lo suficientemente dinámico y equitativo, debe incluir protección permanente y un camino hacia la ciudadanía para los trabajadores esenciales indocumentados”, dijo Tom Jawetz, vicepresidente de Política de Inmigración del Center for American Progress (CAP).

Agregó que la protección también debe extenderse a sus familias, así como a dreamers y titulares de TPS, “quienes han contribuido durante mucho tiempo a este país y que siguen apareciendo cuando más los necesitamos”.

Jawetz dijo además que “el Congreso debe utilizar todas las herramientas a su disposición, incluido el proceso de conciliación presupuestaria para sentar las bases de una recuperación que sea resistente y justa”.

A su vez, Felicia Wong, presidenta y directora ejecutiva del Roosevelt Institute, dijo que “cuando llegó el covid-19 más de 5 millones de trabajadores esenciales indocumentados mantuvieron nuestra economía en gran riesgo para ellos y sus familias. Suficiente es suficiente. Debemos construir una economía inclusiva que funcione para todos; debemos asegurarnos de que los trabajadores esenciales tengan protección legal. No es solo lo correcto; es lo más inteligente que se puede hacer. Es bueno para la economía”.

“No podemos tener recuperación económica y de salud que necesitamos para la nación si no incluimos a todos los que cuidan de nuestro país”, dijo Clarissa Martínez de Castro, vicepresidenta adjunta de Política y Defensa de UnidosUS.

“Tenemos la oportunidad de hacer precisamente eso, e incluye tanto a ciudadanos como a inmigrantes. Los trabajadores inmigrantes nos han estado defendiendo y ahora es nuestro momento de defenderlos”, indicó.

Dónde está la reforma

El viernes de la semana pasada el senador Bob Menéndez (demócrata por Nueva Jersey), quien lidera las conversaciones en el Congreso para impulsar el plan de reforma de Biden, dijo que el proyecto de ley está siendo redactado y que probablemente será entregado en la Cámara Alta en unas “tres semanas”.

Menéndez, sin embargo, dijo que el futuro de la iniciativa es “difícil”, que por ahora no tiene respaldo republicano y que probablemente será “negociado” para ajustarlo a los requerimientos y exigencias de la oposición.

El senador por Nueva Jersey mencionó además que dentro de las negociaciones que se lleven a cabo en el Senado se priorice en la legalización de dreamers, titulares de TPS y trabajadores esenciales. De ser así, no había una vía a la ciudadanía para la mayoría de los 11 millones de indocumentados.

Dos legisladores republicanos que en 2013 junto con Menéndez apoyaron una reforma migratoria amplia, los senadores Lindsey Graham (Carolina del Sur) y Marco Rubio (Florida), dijeron la semana pasada que no apoyaban el plan de Biden.

Una fuente moderada del Partido Republicano dijo a Univision Noticias que no respaldarán una iniciativa amplia de reforma, pero que estaban dispuestos a revisar un plan parte por parte, como por ejemplo la legalización de los dreamers.

Entre los firmantes de la carta se incluyen sindicatos, grupos religiosos, abogados pro-bono, universidades, comunidades de inmigrantes, Iglesias y comités cívicos que trabajan por la defensa y el respeto a los derechos de los inmigrantes.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés