ICE transfiere 1,600 inmigrantes indocumentados a cinco prisiones federales

El traslado a gran escala será temporal, según informó el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas. Son cinco las prisiones a las que serán llevados quienes estén esperando sus audiencias. El mayor número de estos detenidos irá a una prisión en California.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) informó este jueves que trasladará a 1,600 indocumentados en custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) a cinco prisiones federales de forma temporal, según confirmó la agencia a Univision Noticias.

El primer reporte sobre este tema se conoció a través de Reuters, que explicó que se trata de personas que esperan una audiencia en las cortes de inmigración, incluyendo a solicitantes de asilo.

“Debido a la actual emergencia de cruces fronterizos ilegales e implementación de la política de ‘tolerancia cero’ del Departamento de Justicia de Estados Unidos, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas está trabajando para cubrir la demanda de espacio adicional de detención, tanto a corto como a largo plazo”, indicó a Univision Noticias Danielle Bennett, vocera de ICE.

“Para cumplir con esta necesidad, ICE está colaborando con los US Marshals (USMS), el Buró Federal de Prisiones (BOP), operadores privados de centros de detención y agencias de gobiernos locales”, añadió.

Este miércoles se conocieron las estadísticas de detenciones en la frontera. Mayo es el tercer mes consecutivo del año en el que el número continuó en ascenso: superó los 50,000 arrestos, según cifras de la Patrulla Fronteriza (CBP). Esto demuestra que la crisis de inmigrantes llegando por la frontera sur de Estados Unidos continúa a pesar del recrudecimiento de las medidas del gobierno de Donald Trump.

En total, son cinco las prisiones que recibirán a los detenidos. La Victorville, en California, será la que reciba el mayor número, unos 1,000. También se cuentan la FDC SeaTac, en Washington, que albergará a 209; La Tuna, en Texas, a 230; la Sheridan, en Oregon, a 130; y FCI Phoenix, en Arizona, a otros 102. Todas son operadas por el BOP.

"El uso de las instalaciones de BOP pretende ser una medida temporal hasta que ICE pueda obtener contratos adicionales a largo plazo para nuevos centros de detención o hasta que esta ola de cruces fronterizos ilegales disminuya", agregó al explicar que con la medida pretenden garantizar "suficiente espacio de detención para retener a los extranjeros antes de su remoción o adjudicación por un juez de inmigración".

Es la primera vez que el gobierno de Donald Trump hace un traslado a gran escala de detenidos por temas migratorios a prisiones federales. Con esto refuerza su política orientada a criminalizar la estadía indocumentada, una falta de carácter civil y no criminal.


Recién en abril, el presidente firmó un memorando en el que informó que utilizarían instalaciones militares para ampliar su capacidad de detener a inmigrantes. El presidente le pidió entonces a los departamentos de Seguridad Nacional, Defensa, Justicia y Salud que le entregaran en los siguientes 45 días una lista con todos los espacios gubernamentales disponibles. Hasta el momento, el gobierno no ha dado más detalles sobre este tema.

Desde que asumió el cargo en enero de 2017, Trump ha insistido en eliminar la política conocida como 'catch and release', una práctica que permitía dejar en libertad a inmigrantes indocumentados detenidos mientras se resolvían sus casos en suelo estadounidense.

Este memorando de abril busca evitar a toda costa que los menores y adultos detenidos en la frontera tengan la opción de ser liberados dentro del debido proceso migratorio.

Además de utilizar cárceles federales, están buscando espacios tales como pequeños aeropuertos que no se utilizan en el estado de Texas, por ejemplo, para construir albergues y trasladar a personas que están deteniendo en la frontera, dijo el abogado Álex Galvez a Univision Noticias.

Gálvez señaló además que existe el temor de que el gobierno también utilice las cortes federales para procesar casos de violación a las leyes de inmigración que normalmente son atendidos en tribunales migratorios.

RELACIONADOS:IndocumentadosDeportacionesEEUU