La política migratoria de Trump no frena la crisis de niños no acompañados detenidos en la frontera

Las cifras de detenciones en mayo dadas a conocer por la Patrulla Fronteriza superaron las 50,000 personas este mes, una muestra de que la migración indocumentada sigue fluyendo sin importar lo duras que puedan ser las medidas del gobierno.
6 Jun 2018 – 5:51 PM EDT

Las detenciones de inmigrantes indocumentados en la frontera sur no cesan. Para mayo el número continuó en ascenso y superó los 50,000 arrestos, según cifras de la Patrulla Fronteriza (CBP), lo que demuestra que la crisis continúa a pesar del endurecimiento de las duras medidas del gobierno de Donald Trump con la puesta en práctica de su política de "tolerancia cero".

Se trata del tercer mes en que la cifra aumenta de forma consecutiva, señala el Departamento de Seguridad Nacional en otro comunicado al utilizarlas como un termómetro de su esfuerzo para aumentar la seguridad en la frontera y no como una forma de medir el flujo de indocumentados que continúa llegando a la frontera. El incremento de este mes es de 160% si se compara con el de mayo de 2017, cuando se registró el nivel más bajo apenas meses después de la llegada de Trump a la Casa Blanca.

En una comparación mes a mes, el aumento también es visible. En abril de 2018, CBP realizó 4,302 detenciones de niños que cruzaron sin sus familias; en mayo, la cifra alcanzó los 6,406. Mientras, las familias cayeron levemente: de 9,653 en abril a 9,485 en mayo.

La escalada es exponencial cuando se contrapone con mayo del año anterior. En el caso de las familias que trataron de cruzar la frontera el número se cuadruplicó (aumentó 435%); el de los niños se triplicó (329%).


Días atrás, Sessions oficializó la política de "tolerancia cero" en un memorando del 6 de abril. Con él no solo advirtió que detendrían y acusarían criminalmente a quienes fuesen detenidos por ingresar ilegalmente al país –por río o tierra. También complicó la entrada y el escrutinio de los inmigrantes que se presentan en las garitas fronterizas sin una visa.

Una explicación

En marzo de 2013, un año antes del crecimiento del flujo de inmigrantes centroamericanos indocumentados hacia la frontera con Estados Unidos, Elizabeth Kennedy, profesora e investigadora de la Universidad Estatal de San Diego y de la Universidad de California en Santa Bárbara, anticipó la crisis y el gobierno federal estadounidense no tomó medidas para aumentar su capacidad de respuesta a la emergencia humanitaria.

Cinco años más tarde, Kennedy dice que la violencia sigue siendo “la principal causa de migración a Estados Unidos”, al igual que hace cinco años.

Kennedy también advierte que la crisis de la frontera se origina “en los países de donde viven los niños y las familias. La gente, los adultos y las familias huyen por las mismas razones que los niños y las niñas: la inseguridad y la violencia, que incluye abuso doméstico, la pobreza extrema y la reunificación familiar”.

En la víspera del nuevo informe sobre los arrestos de CBP en la frontera, Trump volvió a utilizar su cuenta de Twitter para justificar la orden de separar niños de sus padres en la frontera porque una ley “aprobada por los demócratas” así lo dispone.

“Separar familias en la frontera es culpa de la mala legislación aprobada por los demócratas”, se excusó el mandatario.

Fotos: así detiene la Patrulla Fronteriza a los migrantes que cruzan el Río Grande

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés