El gobierno cambiará la regla que exime a ciertos inmigrantes del pago de un trámite

La USCIS dice que los ingresos por concepto de tarifas “representan más del 95% del presupuesto” y que las exenciones otorgadas en los últimos 8 años “aumentan la tarifa que deben pagar otras personas que buscan beneficios”.
29 Sep 2018 – 11:01 AM EDT

Los inmigrantes de bajos recursos o que estén por debajo del nivel de pobreza federal (US Federal Poverty) deberán utilizar un nuevo formulario al momento de pedir la exención del pago de un trámite migratorio.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) anunció en su página de Internet una nueva propuesta cuyo objetivo será la revisión del Formulario I-912 (Solicitud de Exención de Tarifas), que rige desde marzo del 2011.

La agencia dijo que la nueva guía busca “eliminar” la recepción de beneficios basados en la comprobación de recursos (ingresos) como criterio de elegibilidad. El beneficio libera a ciertos extranjeros del pago o cuota de un trámite migratorio o permite que paguen menos.

“Un beneficio basado en la comprobación de recursos es un beneficio público en el que la elegibilidad del beneficio, el monto del beneficio, o ambos, se basa en el nivel de ingresos de una persona”, explicó la USCIS.

El formulario I-912 se utiliza para pedir al gobierno ser eximido de la tarifa de un trámite “solo si usted puede demostrar que no puede pagar una tarifa”, dice el actual reglamento. “La USCIS considera cuidadosamente los méritos de cada petición de exención de tarifas antes de tomar una decisión”, agrega.

El problema

Según la agencia, “la elegibilidad para estos beneficios puede variar de un estado a otro, según las guías de nivel de ingresos del estado”, problema que, advierte, quiere reparar con el nuevo formulario.

Como resultado de la diferencia en la medición del nivel de pobreza entre un Estado y otro, “la USCIS ha otorgado exenciones de tarifas a personas que de otra forma no cualificarían según la guías de pobreza y los criterios de dificultades financieras”, indica y señala que ésta es la razón base para proponer la revisión del formulario.

“El riesgo con el cambio del Formulario I-912 es que, durante el análisis que haga la agencia al momento de decidir si otorga o no el beneficio, determine que la persona, por haber solicitado el waiver (exención) debido a que no tiene dinero o sus ingresos son bajos, pueda convertirlo en una amenaza de carga pública bajo el nuevo reglamento que el gobierno anunció la semana pasada y que estamos esperando sea publicado en el Registro Federal”, advierte José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami.

“El problema es que si un agente de la USCIS determina, en uso de su amplia discrecionalidad, que la persona constituye una amenaza de carga pública, no solo le nieguen el trámite sino que le rechacen cualquier tipo de beneficio migratorio en el futuro, aunque pague la tarifa completa”, agregó. “Será un riesgo pedir que lo exoneren de un pago”.

La agencia asegura que la modificación propuesta al formulario I-912 “no está relacionada” con el anuncio de los cambios relacionados con “inadmisibilidad por motivos de carga pública”, una propuesta que, de ser implementada, aumentará los requisitos para la obtención de visas de no inmigrante y residencias legales permanentes (green card o tarjeta verde).


Las recomendaciones

Las personas que emplean el formulario I-912 para solicitar una exención de tarifa durante un trámite “deben demostrar claramente que no puede pagar las tarifas”. El proceso actual permite que la solicitud se haga, incluso por medio de una carta.

Pero el cambio recomendado por la agencia advierte: “No aceptaremos una carta del solicitante que indique que no puede pagar las tarifas de presentación o las tarifas de servicios biométricos sin que acompañe un formulario I-912 completo, además de documentación de apoyo, incluida una copia de los impuestos federales”.

“Con el cambio propuesto, un extranjero puede solicitar una exención de tarifas si el ingreso familiar anual documentado es igual o está por debajo del 150% de las Guías Federales de Pobreza (FPG, por sus siglas en inglés), o si la persona puede demostrar dificultades financieras”, añade la USCIS.

El FPG se utiliza para determinar la elegibilidad de un individuo para ciertos programas y beneficios, entre ellos algunos migratorios o ahorros en el Mercado de Seguros Médicos y cobertura de Medicaid.

La siguiente tabla explica los ingresos mínimos para determinar si una familia está por debajo o encima del nivel federal de pobreza, de acuerdo con las actualizaciones de 2018.


  • $12,140 para individuos
  • $16,460 para una familia de 2
  • $20,780 para una familia de 3
  • $25,100 para una familia de 4
  • $29,420 para una familia de 5
  • $33,740 para una familia de 6
  • $38,060 para una familia de 7
  • $42,380 para una familia de 8


A quienes no afecta

La agencia federal aseguró que la revisión propuesta del formulario I-912 “no cambia la lista de solicitudes y peticiones que son elegibles para una exención de tarifas”.

La lista, en vigor desde marzo de 2011, incluye:


  • Formulario I-131. Solicitud de Documento de Viaje por razones humanitarias.
  • Formulario I-192. Solicitud de Permiso Adelantado entrar como no inmigrante para personas exentas de las razones de carga pública de inadmisibilidad.
  • Formulario I-193. Solicitud de exención de pasaporte y/o visa para al solicitante que está exento de las razones de carga pública de inadmisibilidad.
  • Formulario I-290B. Trámite de apelación de un caso si el trámite afectado se encontraba exenta, no se cobró la tarifa o si era elegible para una exención de tarifa.
  • Formulario I-485. Solicitud de residencia permanente o ajuste de estatus para intérprete afgano e iraquí que ha recibido una visa especial de inmigrante, o personas que califican para ajuste y han mantenido residencia continua en Estados Unidos desde antes del 1 de enero de 1972, o personas exentas de cargos de inadmisibilidad de carga pública.
  • Asilados.
  • Jóvenes inmigrantes amparados bajo el Programa SIJ.
  • Inmigrantes protegidos bajo la Ley de Ayuste Cubano.
  • Inmigrantes haitianos amparados bajo la Ley HRIFA.
  • Inmigrantes amparados bajo la Ley NACARA.
  • Formulario I-601. Solicitud de renuncia de los motivos de inadmisibilidad para un solicitante exento de cargos de inadmisibilidad de carga pública.


Argumentos de la USCIS

La USCIS señala que los ingresos por concepto de tarifas “representan más del 95% del presupuesto” que la agencia utiliza para administrar el sistema legal de inmigración.

Añade que “el valor total en dólares de las exenciones de tarifas otorgadas ha aumentado sustancialmente en los últimos ocho años”, situación que “aumenta la tarifa que deben pagar otras personas que buscan beneficios”.

“El monto anual en dólares de las exenciones de tarifas otorgadas por USCIS creció de $344.3 millones en el año fiscal 2016 a $367.9 millones en el año fiscal 2017”, indicó.

A mediados de agosto, Univision Noticias reportó que la agencia estaba revisando los precios que cobra por sus servicios. La revisión de las tarifas se registra en medio de una dura política migratoria que el gobierno de Donald Trump viene implementando desde el 20 de enero de 2017, cuando el mandatario se instaló en la Casa Blanca.

La agencia dijo que la nueva guía publicada en el Registro Federal tiene un plazo de 60 días durante los cuales el público puede dejar sus comentarios. Al término de ese tiempo, el gobierno deberá tomarlos en cuenta al momento de elaborar el reglamento final.

Cabe destacar que a partir del 11 de septiembre, los agentes de la USCIS tienen “discrecionalidad total” para denegar casos, un poder extraordinario otorgado por el Departamento de Justicia.

La nueva herramienta, parte de la política de ‘tolerancia cero’ del gobierno de Trump, concede a los agentes el uso de su discrecionalidad para negar beneficios si el peticionario comete un error u omite algún documento.

Hasta antes del 11 de septiembre, la USCIS permitía solucionar cualquier falta de información y para ello pedía una Solicitud de Evidencia (RFE, por sus siglas en inglés) o una Notificación de Intención de Denegación (NOID, por sus siglas en inglés) “cuando la evidencia inicial requerida no fue enviada o la evidencia en el récord (expediente) no lograba mostrar la elegibilidad”.

Ahora, si niega un caso, no avisará y, en cambio el inmigrante, incluido aquellos que tienen permanencia legal, podrá recibir una Notificación de Comparecencia (NTA) para enfrentar un juicio de deportación.

“Desgraciadamente, estamos viendo que bajo la nueva presidencia están tratando de hacer todo lo posible para eliminar a las personas de bajos recursos de los beneficios migratorios”, dijo Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas, Texas. “Incluso el gobierno puede tratar de eliminar beneficios de manera más amplia”.

“Hay que tener en cuenta que no es ilegal pedir una exención del pago en un trámite, pero para el gobierno el no pagar una cuota siendo que se trata de un beneficio autorizado, parece que tiene una postura negativa”, concluyó.


EN FOTOS: Una deportación de ICE, paso a paso

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés