null: nullpx

Dos condenas por manejar borracho serán suficientes para negar la residencia o ciudadanía

El Servicio de Inmigración pone en vigor nuevas reglas acerca del 'buen carácter moral' cuya violación negará cualquier tipo de beneficio migratorio. Incluso será suficiente para que el gobierno inicie un proceso de deportación de Estados Unidos.
10 Dic 2019 – 04:38 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Dos o más condenas por manejar borracho, o haber recibido una condena aunque después haya sido modificada o suavizada, son a partir de ahora motivos suficientes para que el servicio de inmigración le niegue un trámite, e incluso sea puesto en proceso de deportación de Estados Unidos.

Así lo anunció este martes la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) en su página digital. La agencia precisó que la implementación de la nueva guía de políticas responde a decisiones recientes tomadas por el fiscal general, William Barr.

El pasado 25 de octubre la Oficina de Revisión de Casos de Inmigración (EOIR) anunció que dos o más condenas por conducir bajo la influencia (de alcohol o drogas) “establece una presunción de que un extranjero carece de buen carácter moral bajo la Ley de Inmigración y Nacionalidad”.

La decisión esclarece uno de los principales requisitos que exige la USCIS para casos, por ejemplo, en los que un inmigrante indocumentado enfrenta deportación y solicita la cancelación del proceso por tener más de 10 años en el país, está casado con una residente o ciudadana y tiene hijos menores de 21 años.

Las nuevas normas

El nuevo reglamento señala que, al momento de solicitar un beneficio de inmigración para el cual se requiera tener buen carácter moral, “un solicitante que tenga dos o más condenas por DUI podría superar esta presunción al presentar evidencia que tiene buen carácter moral, aún en el periodo durante el cual cometió los delitos de DUI”.

La USCIS dice que el término "conducir bajo la influencia de drogas o alcohol" incluye todos los delitos estatales y federales por conducir bajo los efectos del alcohol o drogas, lo que incluye conducir en estado de ebriedad, operar maquinaria bajo la influencia del alcohol o drogas y otras infracciones que hacen ilegal que una persona opere un vehículo de motor mientras esté impedido de hacerlo.

Hasta ahora la ley permitía que, en el caso de inmigrantes indocumentados que llevan más de 10 años en el país y estén casados con un ciudadano(a) y tengan hijos(as), solicite al juez, por medio del Formulario 42B, que cancele la orden de expulsión y, en su lugar, le otorgue la residencia permanente (green card) siempre y cuando cumpla con los tres requisitos señalados, además de tener buen carácter moral.

“Si bien esta decisión es muy específica, que afecta únicamente a los casos relacionados con el Formulario 42B, la decisión establece la presunción de no tener una buena conducta de carácter moral en un período de 10 años, pudiendo afectar entonces los casos de residencia y también de ciudadanía (naturalización)”, advierte Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California.

Segunda modificación

Además de cambiar el reglamento para castigar la comisión de dos o más DUI, la USCIS dijo que el nuevo reglamento incluye la decisión tomada por el fiscal Barr el 25 de octubre en el caso Thomas y Thompson, en cuando que el “término de encarcelamiento o sentencia" por lo general se refiere a la sentencia penal original de un extranjero, sin tener en cuenta los cambios posteriores a ella.

“Las órdenes posteriores a la sentencia que cambian la sentencia original de un extranjero, solo serán relevantes para fines de inmigración si se basan en un defecto procesal o sustantivo en el proceso penal subyacente”, indicó.

“En respuesta a las dos decisiones recientes del fiscal general, USCIS actualizó las guías de políticas sobre cómo demostrar buen carácter moral para propósitos de inmigración”, dijo Mark Koumans, director de la USCIS.

“Como lo indicó el fiscal general, esta guía mejora la seguridad pública al garantizar que los adjudicadores de USCIS consideren las convicciones de manejar bajo influencia con el estándar de escrutinio apropiado", agregó.

La USCIS dijo además que bajo la ley de inmigración existen consecuencias de inmigración por condenas y sentencias penales, lo que en algunos casos hace que los solicitantes resulten inadmisibles, sujetos a deportación o inelegibles a un beneficio de inmigración”.

“Ciertos beneficios de inmigración requieren que el solicitante demuestre que un extranjero tenga buen carácter moral para ser elegible al beneficio. Por ejemplo, los solicitantes de la ciudadanía deben demostrar buen carácter moral”, advirtió.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés