null: nullpx

ICE inicia proceso para despojarle la ciudadanía a exentrenador mexicano acusado de abuso sexual

En octubre un Gran Jurado acusó a José Vilchis de 14 cargos de agresión sexual y cuatro cargos de abuso sexual criminal agravado por incidentes ocurridos entre el 1 de diciembre de 2013 y el 1 de marzo de 2014, en I&M Gymnastics en Channahon, en el estado de Illinois.
10 Dic 2019 – 12:09 PM EST

Un exentrenador olímpico de origen mexicano enfrenta un proceso de desnaturalización por crímenes cometidos en contra de atletas infantiles.

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) dijo en un comunicado publicado en su página digital que había presentado el lunes “una queja para iniciar un proceso de desnaturalización civil contra un entrenador de gimnasia de 68 años”, identificado como José Vilchis.

Vilchis nació en México y al parecer cometió repetidos abusos sexuales a tres atletas menores de edad, se lee en la nota de prensa.

La agencia dijo que el caso está a cargo de la unidad de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) y la Oficina de Litigios de Inmigración de la División Civil del Departamento de Justicia.

“La Oficina del Asesor Legal Principal de ICE también brindó valiosas consultas y apoyo”, apuntó.


La denuncia

Según la denuncia civil, Vilchis agredió sexualmente a niñas en varios centros de entrenamiento de gimnasia en el área metropolitana de Chicago durante décadas.

"Vilchis obtuvo fraudulentamente la ciudadanía estadounidense mintiendo sobre los horribles y continuos crímenes que estaba cometiendo contra niños inocentes", dijo Matthew T. Albence, director interino de ICE.

Agregó que los delitos y el fraude “justifica” el inicio del proceso de desnaturalización. “Estados Unidos no permitirá ser un refugio seguro para los depredadores sexuales", indicó el director.

"El Departamento de Justicia hará todo lo que esté a su alcance para responsabilizar a quienes abusen sexualmente de menores", dijo el fiscal general adjunto Jody Hunt, de la División Civil del Departamento de Justicia. "El abuso de esta persona de su posición de autoridad y confianza para aprovecharse de sus estudiantes es reprensible, pero por su fraude en nuestro proceso de inmigración, nunca se le habría otorgado una tarjeta verde y nunca se le habría permitido naturalizarse como ciudadano estadounidense”, apuntó.


Los crímenes

A finales de octubre del año pasado Vilchis recibió cargos adicionales después de que el gran jurado del Condado de Will, Illinois, lo acusara de abuso sexual a menores.

El individuo fue acusado de 14 cargos de agresión sexual criminal y cuatro cargos de abuso sexual criminal agravado por incidentes ocurridos entre el 1 de diciembre de 2013 y el 1 de marzo de 2014, en I&M Gymnastics en Channahon, según la acusación formulada por el Gran Jurado, reportó el sitio news.wttw.com

Los supuestos actos criminales incluyeron sexo oral y digital y oral, e involucraron a una adolescente que se entrenó con Vilchis en el gimnasio suburbano del extremo suroeste, señalaron los fiscales.

Los cargos fueron presentados dos semanas después de que el exentrenador fue arrestado y acusado de ocho cargos relacionados con los presuntos incidentes. Seis de ellos fueron por agresión sexual criminal y dos cargos por abuso sexual criminal.

La policía dijo en esa ocasión que cada uno de los 18 cargos que Vilchis enfrenta representa un presunto acto separado.

Vilchis había sido acusado anteriormente por tres mujeres de cometer abusos sexuales, una de ellas en 1997, indicaron las autoridades.


Casos graves

El proceso de desnaturalización se inicia “cuando se cometen crímenes graves” o el gobierno “tiene evidencia de que el ciudadano naturalizado ha cometido fraude durante el trámite de la residencia y la ciudadanía”, explica Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California.

Es muy difícil que suceda, pero cuando se lleva a cabo es muy difícil que el acusado lo gane”, indicó. “Hay un proceso de corte que se lleva a cabo donde los fiscales presentan las pruebas que justifican el pedido de desnaturalización”, agregó.

“Hay que tener en cuenta que cuando ocurre, el gobierno le está arrebatando la ciudadanía, un beneficio considerado como lo más sagrado en la lista de alivio migratorio. Sólo se da en situaciones extremas”, apuntó.

Gálvez dijo además que “en 2018 el gobierno instaló una oficina en Los Ángeles que revisa miles de casos de ciudadanía. Abogados están buscando errores, fraude, información falsa, mentiras que extranjeros hayan dicho durante los procesos de green card. Recuerde que antes todo se hacía con libros, no había un sistema computarizado. Si aparece una falta, inician una causa que puede terminar en una corte para quitarle la ciudadanía a una persona”.

“Pero los casos más firmes son donde el gobierno prueba que hay un delito grave, un crimen, estafa, terrorismo o casos de violación de menores”, indicó.


Casos en la mira

En diciembre del año pasado Univision Noticias reportó que el servicio de inmigración estaba contratando decenas de abogados y agentes para una oficina que revisa expedientes de individuos que supuestamente han obtenido la ciudadanía estadounidense de manera fraudulenta.

Una vez localizados, los extranjeros naturalizados reciben una Notificación de Comparecencia (NTA) ante un juez de inmigración, donde enfrentarán un proceso para quitarles (rescindir) la ciudadanía.

La atención se centra en casos de extranjeros que fueron deportados y sobre ellos cae la sospecha que utilizaron identidades falsas para, primero, obtener la green card (tarjeta verde) y, luego, la ciudanía a través de la naturalización, dijo L. Francis Cissna, entonces director de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS).

Cissna agregó que, en los casos sospechosos, las evidencias serán enviadas al Departamento de Justicia, cuyos abogados determinarán si proceden a eliminar las ciudadanías por medio de un juicio civil. En algunos casos estas personas podrían recibir cargos criminales por fraude".

Las investigaciones de fraude están a cargo de la Historical Fingerprint Enrolment (HFE). La dependencia “evalúa cualquier tipo de beneficio bajo la supervisión y adjudicación de USCIS”, dijo la agencia a Univision Noticias.

HFE surgió tras la implementación de una base de datos cuyo objetivo era detectar casos fraudulentos. La herramienta fue activada entre 2011 y 2012, durante el gobierno de Barack Obama.

En fotos: La historia que comienza para los nuevos ciudadanos estadounidenses en una ceremonia de naturalización

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés