null: nullpx

Director del DHS tilda de “perturbadores” los mensajes de agentes del CBP en Facebook y ordena investigación

El jefe de la seguridad nacional de Estados Unidos reacciona a la ola de críticas tras la publicación de mensajes antiinmigrantes por parte de agentes de la Patrulla Fronteriza y en medio de una grave crisis en los centros de detención de menores migrantes en la frontera con México.
3 Jul 2019 – 11:06 AM EDT

El director interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) tildó de “actividad perturbadora e inexcusable” la actuación de un grupo secreto de agentes de la Patrulla Fronteriza (CBP), quienes en la red social Facebook mantenían una cuenta secreta para humillar, burlarse y lanzar mensajes racistas a los migrantes que llegan a la frontera.

“Los informes de esta semana destacaron una actividad perturbadora e inexcusable en los medios sociales que presuntamente incluye personal activo de la Patrulla Fronteriza. Estas declaraciones son completamente inaceptables, especialmente si son hechas por quienes juraron defender la misión de @DHSgov, nuestros valores y estándares de conducta”, escribió el director Kevin McAleenan en uno de los mensajes publicados este miércoles en la mañana.



En un segundo mensaje, escribió:

“He dirigido una investigación inmediata y, como dejó claro el @USBPChief, cualquier empleado que haya comprometido la confianza del público en nuestra misión de cumplimiento de la ley será responsable. No representan a los hombres y mujeres de la Patrulla Fronteriza o @DHSgov”.



La reacción de McAleenan se produce semanas después graves denuncias sobre las condiciones de hacinamiento, malos ratos a menores migrantes que buscan asilo y detenciones que sobrepasan las 72 horas máximas establecidas en el Acuerdo Judicial Flores de 1997.

Univision Noticias publicó en exclusiva, el pasado 1 de junio, varias cartas escritas de puño y letra por menores que pasaron por los centros de detención del CBP en la frontera de Texas quienes denunciaron, entre otros abusos, gritos, falta de atención médica, condiciones insalubres y que solo podían bañarse y lavarse los dientes cada 5 o seis días.

El 26 de julio Univision publicó otro grupo de cartas exclusivas donde se repiten varias de las quejas y en un tercer grupo, publicado el martes, los menores denunciaron, entre otros abusos, que un recién nacido era criado en el suelo y a los enfermos con fiebre los obligaban a ponerse paños fríos para que les bajara la temperatura.


La respuesta del CBP

El fin de semana, previo a la publicación de la última serie de cartas de menores migrantes que pasaron por los centros de detención en la frontera y muchos de ellos permanecen bajo el cuidado del Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS), la CBP dijo que “no creía” en las acusaciones hasta ese momento publicadas por algunos medios, pero que “las investigaría”.

La agencia argumentó además que ha hecho “mucho internamente” para gestionar” la actual crisis, que desde hace meses sobrepasa la capacidad de respuesta del gobierno federal, y que está haciendo todo lo posible por tener bajo su custodia a los menores el menor tiempo posible, pero no aclaró por qué, en muchos casos, pasan más de 72 horas dentro de sus instalaciones antes de ser evacuados, o bien bajo el control de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) o del Departamento de Salud y Recursos Humanos.

En cuanto a las quejas respecto a la alimentación y abastecimiento de insumos de aseo personal, la CBP aseguró que los niños reciben tres comidas diarias, a lo sumo, ropa, desodorante, sandalias, jabón de año “y los proporcionamos según sea solicitado”. Y agrega que “si los detenidos solicitan bocadillos, nosotros les proporcionamos bocadillos, si ellos solicitan jugo les proveemos jugo”.

La semana pasada, a una pregunta hecha por un periodista durante una conferencia telefónica sobre por qué los medios no son invitados a visitar las instalaciones, la agencia dijo que se encontraba “en un modo de crisis” y que “todas las manos estaban en el terreno participando en el proceso, que es bastante caótico”.

Informe lapidario

El anuncio de la investigación ordenada por McAleenan ocurre un día después de la publicación de un informe del Inspector General del DHS en el que documenta lo que define como “hacinamiento peligroso” y las “detenciones prolongadas” de migrantes en los centros de detención del CBP, conclusiones que desvirtúan las respuestas que hasta ahora venía dando la agencia.

El estudio revela que cientos de niños son retenidos hasta por más de dos semanas en vez de 72 horas, en una habitación del CBP había 82 inmigrantes varones confinados donde sólo podían estar 41, mujeres que duermen con sus niños en el suelo dentro de espacios cercados, poca y mala comida para menores de edad y precarias instalaciones sanitarias son algunas de las irregularidades que se observan en el reporte.

La crisis, además, le costó la semana pasada el puesto al jefe interino del CBP, John Sanders, quien se vio forzado a dimitir a causa de la elevada cantidad de denuncias de condiciones infrahumanas en un centro de detención de menores del CBP en Texas, las que ahora son confirmadas por el reporte del Inspector General del DHS.

El CBP dijo a Univision que la crisis en los centros de detención obedece en gran medida a la llegada sin precedentes de miles de migrantes que llegan en busca de asilo. En lo que va del año fiscal 2018 (hasta el 1 de junio), dijo que había arrestado a más de 664,000 personas. De ellos, más de 377,000 corresponden a Unidades Familiares, más de 61,000 fueron menores no acompañados (UAC) y más de 226,000 corresponden a adultos solteros.

La agencia también dijo que ha sido “transparente” durante la crisis, “no solo con los medios de comunicación, sino también con el Congreso y con el público en general “ . Hemos sido muy abiertos con los números de capacidad y los desafíos que enfrentamos. Nos hemos dirigido y, de hecho, hemos solicitado fondos adicionales”.

Los fondos adicionales mencionados corresponden a una partida de emergencia de $4,500 millones que fueron aprobados por el Congreso y firmados por el presidente Donald Trump.

En fotos: el hacinamiento e insalubridad que sufren los inmigrantes indocumentados en un centro de CBP en El Paso

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés