null: nullpx
Secuestro

Un hombre es acusado de traer ilegalmente a su novia de México y amarrarla para que no volviera

Documentos judiciales describen el infierno que pasó una mujer mexicana cuya pareja hizo arreglos para que ella cruzara ilegalmente a Estados Unidos, pero estando aquí la retuvo en contra de su voluntad y la tuvo amarrada para evitar que se escapara de su domicilio.
13 Ago 2021 – 05:13 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Una mexicana que cruzó ilegalmente la frontera en enero denunció ante las autoridades que su novio, quien hizo arreglos para traerla a este país, la tuvo secuestrada durante cinco meses en su casa, donde la dejaba atada de pies y manos mientras él se iba a trabajar, describen documentos judiciales.

El sospechoso, Eddie Sánchez, de 43 años, fue arrestado y permanecerá bajo custodia federal al menos hasta su audiencia de detención programada para este viernes en una corte federal de Albuquerque, en el estado de Nuevo México, informó el Departamento de Justicia (DOJ).

La mujer, cuya identidad permanece en anonimato, declaró a oficiales de la unidad de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), una dependencia del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), y un alguacil del condado Eddy, quien es parte de un equipo policial, que Sánchez la mantuvo en cautiverio, vigilaba sus llamadas, le dio poca comida y la amenazó de muerte para que no volviera a México, señala la acusación.

Sánchez enfrenta cargos de secuestro, transportar a un indocumentado y albergar a una persona que no tiene autorización para estar en el país, delitos por los que podría pasar varios años en una prisión.

Ella se comunicó con el acusado vía telefónica y por Facebook a partir de diciembre de 2019. Poco después comenzaron una relación sentimental a distancia, hasta que Sánchez le informó que había hecho los arreglos necesarios para que ella cruzara ilegalmente a EEUU. Fue él quien se comunicó con un traficante de personas, describen documentos judiciales.

El pasado 4 de enero, ella y 12 indocumentados pasaron por Presidio, Texas. Sánchez se reunió con el grupo poco después de que entraron al país y los guio por el desierto hasta un lugar donde había tres vehículos.

Los llevaron a Odessa y, de allí, la mujer fue transportada a una casa en Andrews, en el mismo estado. Finalmente, Sánchez la llevó a su residencia en Loving, Nuevo México.

En esta descripción las autoridades dan a entender que Sánchez era parte o al menos conocía de cerca a miembros de una organización criminal que se ha dedicado a cruzar indocumentados.

“Le dieron poca comida y agua”

La presunta víctima declaró que su relación sentimental con este hombre continuó hasta mediados de febrero, cuando ella le dijo que no quería seguir con él y regresaría a México.

Pero Sánchez se tornó violento: impidió que se fuera, le quitó su pasaporte y su identificación del Instituto Nacional Electoral (INE), y la retuvo en contra de su voluntad, según los fiscales.

“La víctima dijo que Sánchez la ató de pies y manos y la mantuvo confinada en un dormitorio mientras él estaba en el trabajo. La víctima afirmó que le dieron poca comida y agua mientras estuvo confinada”, indica la acusación federal obtenida por Univision Noticias.

Otra medida que tomó el acusado fue dejarla hablar por teléfono con sus seres queridos, pero con el tiempo medido y escuchando qué platicaba con ellos para evitar les contara su situación, declaró ella.

Por si fuera poco, Sánchez la llevó a un lugar desolado en Nuevo México en abril pasado, “donde la amenazó de muerte si intentaba escapar y dejarlo”, cita la acusación.

“La víctima dijo que Sánchez la transportó de regreso a Loving, Nuevo México, donde continuó confinándola y abusando de ella física, mental y sexualmente”, agregan las autoridades.

Su infierno terminó el 2 de julio, cuando pudo escapar de la casa de su captor y pidió ayuda. A finales de ese mes, ella denunció el hecho a la Policía de Hobbs, en New México.

Drew Warner, abogado de Sánchez, dijo a Univision Noticias que este jueves habló con su cliente, pero que no estaba preparado para hacer una declaración sobre el caso con la prensa.

Al momento no se ha informado cuál es la situación legal de la denunciante o si permanece en este país. Ella, ciertamente, podría calificar para una de las visas que el gobierno entrega a las víctimas de crimen.

Este caso fue investigado por HSI, el FBI, alguaciles del condado Eddy y la Policía de Hobbs.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés