null: nullpx
Armas

Corte Suprema y control de armas: el primer caso que se analizará con la magistrada Amy Barrett

El caso permitirá al máximo tribunal lidiar con los derechos sobre armas por primera vez desde que la magistrada Amy Coney Barrett se incorporó en octubre para crear una mayoría conservadora 6-3.
1 May 2021 – 10:38 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

La Corte Suprema ha admitido la apelación a un caso en Nueva York sobre el derecho a portar armas de fuego en público para defensa propia, el cual podría modificar sustancialmente la legislación estadounidense sobre el porte de armas.

El caso permitirá al máximo tribunal lidiar con los derechos sobre armas por primera vez desde que la magistrada Amy Coney Barrett se incorporó en octubre para crear una mayoría conservadora 6-3.

Los magistrados dijeron esta semana que evaluarán la sentencia emitida por un tribunal de alzada que ratificó la restrictiva ley sobre porte de armas vigente en Nueva York. La Corte Suprema tomó la decisión de admitir la apelación mientras el Congreso debate proyectos de ley sobre controld e armas y semanas después de tiroteos masivos en Indiana, Georgia, Colorado y California.

El presidente Joe Biden también ha anunciado varios decretos para combatir lo que denominó una “epidemia y una verguenza internacional".

El caso cobra aún mayor relevancia durante la pandemia del coronavirus, dijo Eric Tirschwell, director legal de Everytown for Gun Safety, una organización creada por el exalcalde neoyorquino Mike Bloomberg para promover el control de armas. “La violencia por armas de fuego solamente ha empeorado durante la pandemia, y un fallo que abrió la puerta al debilitamiento de nuestras leyes sobre armas podría dificultar aún más a las ciudades y los estados lidiar con esta crisis de salud pública", dijo Tirschwell.

La Corte Suprema había rechazado revisar el tema en junio, antes de que falleciera la magistrada Ruth Bader Ginsburg.

Nueva York integra el grupo de ocho estados que limitan quién tiene derecho a portar armas en público. Los otros son California, Delaware, Hawai, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey y Rhode Island.

En el resto del país, los propietarios de armas tienen escasas dificultades para obtener un porte legal de armas de fuego en la vía pública.

Paul Clement, abogado de la parte que cuestiona la ley sobre porte de armas en Nueva York, dijo que el máximo tribunal debería usar el caso para regular la materia de una vez por todas. "La nación está dividida, con la Segunda Enmienda viva y coleando en el centro del país, y esos mismos derechos desatendidos cerca de las costas", escribió Clement en representación de la Asociación de Propietarios de Pistolas y Rifles del Estado de Nueva York y dos residentes de ese estado.

Al exhortar al máximo tribunal a que rechace la apelación, el estado dijo que su ley promociona la seguridad pública y la reducción del crimen sin prohibir a las personas portar armas ni permitir que todos los residentes lo hagan.

El gobernador Andrew Cuomo dijo que esa ley ha convertido a Nueva York en el “más seguro entre los estados grandes" y que ”el caso apoyado por la NRA es una gran amenaza a la seguridad. Imagina a alguien portando un arma en Times Square, en el metro o durante un picnic en la parte trasera de auto a las afueras de un partido de los Bills”.

Los tribunales federales han mantenido las restricciones. El mes pasado, un panel de 11 jueces adscrito a la corte federal de apelaciones en San Francisco rechazó una apelación a las regulaciones vigentes en Hawai en una sentencia firmada por el juez conservador Jay Bybee.

“Nuestra revisión de más de 700 años de jurisprudencia inglesa y estadounidense revela una constante: el gobierno tiene el poder de regular las armas en espacios públicos", escribió Bybee en una sentencia 7-4 emanada por la corte federal de apelaciones del noveno circuito.

El tema del porte de arma para defensa propia ha sido considerado durante años recientes como el próximo paso para los propietarios de armas en la Corte Suprema, tras decisiones en 2008 y 2010 que establecieron el derecho nacional de mantener un arma en casa para defensa propia.

En junio, los magistrados Clarence Thomas y Brett Kavanaugh se quejaron de que en lugar de abordar el asunto constitucional, "la corte simplemente mira a otro lado".

Pero Barrett tiene una visión más amplia de los derechos a portar armas que Ginsburg. En 2019 escribió una sentencia disidente cuando era jueza en la corte federal de apelaciones en Chicago, en la cual argumentó que una condena por un delito no violento, en ese caso, fraude postal, no debería descalificar automáticamente a alguien de poseer un arma.

Barrett dijo que sus colegas en la sentencia mayoritaria trataban a la Segunda Enmienda como un "derecho de segunda clase, sujeto a un grupo de reglas completamente diferentes a otros derechos constitucionales".

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés